Archivo del sitio

La lección reprobada por Europa…

La Europa “Occidentalizada” vive bajo la sombra de un pasado atroz cargado de persecuciones, de odio y de políticas contra minorías de forma terrible, que conllevaron segregaciones, discriminaciones y masacres imborrables para la memoria histórica.

La política de los fascistas y de los nazis hirieron la historia europea y costó levantar nuevamente la moral de un continente que ante los actos de barbarie perpetrados por los seguidores de ·”Il Duce” italiano y “Der Führer” alemán, pareciera hoy que no aprenden las lecciones sobre la convivencia, el trato a las minorías y la contención de grupos que promueven sus versiones bizarras de odio.

Primero que nada se ha visto un incremento de confianza de los ciudadanos a los partidos con posiciones de “extrema derecha”, como lo expresa el artículo del diario “El Mundo” de España del 21 de setiembre de 2010 “La extrema derecha se hace hueco en Europa”, y se explica como se incrementa la cuota de poder otorgada a estos partidos que tienen fuertes políticas anti migratorias (disimulando de alguna forma los tintes racistas), pretendiendo culpar de las crisis económicas y sociales a las minorías que provienen de otros territorios o que han “echado raíces” en dichas naciones. Algunos ejemplos de esto Suecia, Hungría, Noruega, Francia, España, los Países Bajos, Italia, Alemania, Francia y la lista continúa.

Y esto con respecto a las altas élites de la política europea, no mencionando a los “soldados rasos” de las agrupaciones neo nazis o racistas que se agarran de los discursos patrioteros, chauvinistas y pseudo nacionalistas para agredir a estas minorías. Basta con escuchar discursos como el de Wilders contra los musulmanes, o de la ultra derecha francesa como el clan “Le Pen” para comprender de dónde se inspiran sujetos como el noruego Anders Behring Breivik para cometer sus delitos; en el caso de Breivik trascendental por la cantidad de muertos, pero son constantes las noticias de ataques contra gitanos, musulmanes, judíos y latinoamericanos en Europa, así como minorías sexuales.

Es acá donde Europa ha cometido otro error. Algunos países en su afán de “mejorar” su imagen, han permitido el ingreso de considerables cantidades de inmigrantes, muchos provenientes de países musulmanes en el donde se aplica como norma moral la “Sharia” islámica. Esto causa que dentro de los países europeos se desarrolle un mundo paralelo donde parte de su población se rija bajo otros preceptos legales aunque sea de manera clandestina y cometa actos contrarios a la propia legislación del territorio donde se encuentran desarrollándose.

Ejemplo de lo anterior asesinatos de “honor” cometidos por hombres musulmanes contra mujeres de sus propias familias por considerarlas muy “occidentalizadas” e “inmorales”. La aceptación de este tipo de acciones ha llevado a que en Inglaterra por ejemplo se haya solicitado que se pueda permitir la aplicación de la “Sharia” como una ley paralela aplicada a los musulmanes del territorio Británico. Esto ha causado revuelo obviamente por lo que conllevaría acceder a este tipo de “permisos”.

El desarrollo de los musulmanes en las tierras europeas les ha permitido encontrarse con un mundo abierto que les deja establecer y practicar su religión con libertad, al mismo tiempo que construir templos, minaretes y acercar nuevos adeptos a la fe de Mahoma por parecerles “exótica”.

Pero la otra cara de la moneda es cuando choca el mundo de los musulmanes con el mundo de la derecha fascista visceral europea, y esto provoca que se quieran promover leyes que impidan la práctica del Islam con libertad, el uso de signos externos religiosos, la construcción de mezquitas o minaretes. A esto hay que sumarle la profanación de lugares de culto islámicos, profanación de cementerios o agresiones contra musulmanes.

Y es en lo anterior que las agrupaciones más extremas del Islam entran al juego político. Los líderes religiosos que promueven el islamismo como un movimiento proselitista y expansivo basado en el argumento de someter la “Casa de la Guerra” (países no musulmanes) a la ley islámica a través de la violencia encuentran el nido donde colocar sus huevos de odio. Es la reacción ante los hechos discriminatorios de los “chauvinistas” europeos, lo que impulsa a un sin número de musulmanes en el “Viejo Continente” a engrosar las filas de los grupos que buscan poner a Europa de rodillas ante su versión extrema del Islam.

Hace unos días fue detenido el islamista jordano Abu Qatada, considerado el “Bin Laden” de Europa, y que se cree tiene fuertes vínculos con la red terrorista “Al Qaeda” y ha intentado cometer actos de terror contra objetivos estadounidenses, así como de buscar nuevos adeptos para su “guerra santa”.

En Alemania, los islamistas han comenzado una campaña para distribuir 25 millones de copias del Corán por todo el país procurando de este modo expandir su religión. Liderados por un salafista palestino ha comenzado a ser investigado por los videos de sus predicas llamando a la violencia contra los no musulmanes, la instauración de la Sharia islámica y expandiendo la idea que quienes siguen la “Biblia” o la “Torá” arderán en el fuego del infierno.

Estas dos posiciones de odio que aumentan la lista de adeptos ya sea de los pensamientos “nacionalistas” anti migratorios o de los musulmanes islamistas lo que ha llevado a Europa a vivir una nueva guerra de dimensiones inimaginables. Están viviendo una nueva Cruzada, en donde las posiciones moderadas se van quedando rezagadas y el espíritu de las ideas extremas condenan al continente a generar alianzas políticas para intentar mantener un equilibrio político y religioso tradicional.

Vemos entonces como países de larga data democrática como Francia debe echar mano de alianzas con partidos de Ultra Derecha por su discurso de conservar la esencia de un país con valores “cristianos” presentes. Y para mantener la estabilidad del país, intentar minimizar el impacto de las exposiciones incendiarias contra los musulmanes para evitar crisis y choques con estas poblaciones fuertemente persuadidas a enfrentar con la cabeza en alto la sagrada lucha por su religión; la única y verdadera.

El panorama en Europa es turbio, no hay agrupaciones que intenten promover un equilibrio, y los extremos están en una puja de matices violentos. Esto es una bomba de tiempo, ya han estallado algunas pequeñas escaramuzas en algunos países, pero esto pareciera estar destinado a desatar un conflicto de proporciones mayores y con resultados terribles, ante un continente cuya preocupación principal es la de ser la “Metrópoli económica” del mundo y no revivir una vez más el pasado de la guerra y de la devastación que vivió en los conflictos mundiales.

Deberán a caso los europeos aprender a vivir con esta fragilidad, viéndose como la aleación del hierro y el barro, siendo fuertes en la economía pero inestables en la política. Lo cierto del caso es que Europa una vez más demuestra que del pasado, no ha aprendido lo suficiente.

Anuncios

El mensaje tardío de Hardy

Levantamientos en el CairoEn respuesta al artículo de Roger Hardy “Cinco mitos de la Primavera Árabe” escrito en la BBC , se puede decir que en realidad los mitos que “ataca” el señor Hardy son posiciones que la mayor cantidad de los analistas han dicho como parte de los resultados de la tan afamada “Primavera Árabe”, salvo algunas excepciones:

1- La Primavera Árabe es una sola: La mayor parte de los analistas coinciden que si bien el efecto en cadena pareciera estar unificado, cada país vive situaciones diferentes que no permiten pensar que sean un solo levantamiento, de hecho en lo único que se parecen es en que tomaron el valor de levantarse contra el régimen que hasta la fecha los había gobernado.

2- Es el momento de la generación Facebook: Se sabe también que si bien las redes sociales funcionaron para saber qué estaba pasando en cada país, no fue esta la principal herramienta de los levantamientos, solamente un canal de difusión, aunque sí se puede considerar una imagen que motivó a otros grupos en otros países a hacer lo mismo.

3- Los islamistas están preparados para asumir el control del Medio Oriente árabe: Nadie cree que es tan sencillo de pensar que los islamistas asumirán el vacío de poder en los países donde hubo levantamientos, más sin embargo lo que sí se ha dicho es que los islamistas pueden ser los más beneficiados de dichos levantamientos porque en muchos territorios sus poderes fueron vetados, fueron excluidos de los sistemas electorales y solamente se han tenido que conformar con el poder del púlpito. Tienen preparación para asumir roles de liderazgo? Los países que han escogido gobiernos islamistas pueden ser la prueba de fuego para esto, me refiero a los ejemplos de Egipto y de Túnez, aunque en el caso egipcio a los islamistas les queda un escollo más por dominar para poder declararse beneficiados; y es la lucha por deslegitimar al ejército que en su mayoría no tiene posiciones favorables a los religiosos por el pasado laico que les heredó el gobierno de Mubarak.

4- Palestina ya no importa: El ataque a la embajada israelí del Cairo no es en apoyo a la causa Palestina, sino más bien en repudio a la firma de los tratados de paz entre el Cairo y Jerusalem, tratado que los islamistas de los “Hermanos musulmanes” prometieron analizar si mantenían o no, algo que no será fácil de borrar por el poder del ejército mencionado anteriormente que no querrá tener que invertir recursos en luchar contra Israel o tener tensiones para lograr mantener el equilibrio interno. La causa palestina la verdad ha demostrado ser el estandarte de la lucha de todos los árabes aunque estos mismos muchas veces les haya relegado como ciudadanos de segunda o tercera categoría, privándoles de realizar ciertos trabajos en países como Siria, Líbano, Jordania, viviendo en zonas de alto riesgo de salud. La historia ha logrado mostrar que para los propios árabes, la causa palestina es importante mientras se mantenga vigente la existencia de un archirrival como Israel, por esto patrocinaron a la OLP en su momento beligerante, por esto apoyan muchas veces las acciones militares de Hamas, de la Yihad Islámica o los esfuerzos de Abbas de lograr acciones favorables a su causa sin negociar con Israel. Ya lo decían algunos por ahí, Israel es la única causa por la que se unen muchos árabes.

5- Occidente puede moldear el destino de los árabes: Esto tampoco es cierto, Occidente ha tenido claro que los levantamientos en los países árabes no les son funcionales porque han movido del poder liderazgos que finalmente les servía a sus causas de mantener los pesos y contra pesos en la región, pero esto ha dejado de ser así NO desde el comienzo de la Primavera Árabe sino desde la salida de Sadam del poder iraquí.

Una pena decirlo, pero el analista Roger Hardy debo decir que no descubrió el agua tibia, ni ha demostrado mucho más allá de lo que otros con antelación han hablado al respecto.

Osama muerto, Barack contento??

Cuando las cadenas internacionales de noticias confirmaban la información sobre la muerte del terrorista, Osama Bin Laden, las celebraciones en el mundo “occidental” no se dejaron esperar.

Las calles de New York, así como de otras ciudades estadounidenses se llenaron de multitudes bailando y cantando por el asesinato selectivo del hasta ese momento “hombre más buscado del mundo”, marcado así por una de las agencias de inteligencia más importantes del mundo; el FBI.

A pocos meses de dar comienzo una nueva campaña política en los USA, el que Barack Hussein Obama lograra un hito que su antecesor George W. Bush se habría deseado para mantener intacta la imagen de presidente preocupado por la seguridad nacional, parece que le dará réditos en su afán de continuar al frente de la Nación más poderosa del Mundo.

Y es que el presidente Obama desde que recibió el Premio Nobel de la Paz, se ha visto maniatado a la imagen de promotor de los valores pacifistas y a nivel de política exterior se ha perdido en el limbo y restado presencia de peso como líder del “Gran Policía del Mundo”.

Ni siquiera sus esfuerzos por relanzar el proceso de paz en Oriente Medio han logrado darle un peso importante a sus acciones como “estandarte de la justicia”.

Con estas acciones que dan por terminada la vida de Osama Bin Laden, asesinado por fuerzas norteamericanas en Pakistán, ha generado Barack Obama situaciones que modificarán nuevamente la política interna estadounidense y a la vez el tema de seguridad ante agrupaciones narcoterroristas en el mundo:

–         Barack Obama sube en popularidad lo que le daría eventualmente continuidad a su mandato al frente de los USA.

–         La lucha contra el terrorismo continúa siendo algo mitológico, ya que el terrorismo es intangible y no reside en un solo hombre, sino que está injerto en la naturaleza ideológica de las agrupaciones que las cometen y de las naciones que los financian.

–         Desaparecieron a un baluarte del terrorismo internacional, pero ahora convertido en mártir su “espíritu de lucha” se expande con otros nombres.

–         Alarmas de terrorismo en los distintos medios de transporte internacionales (aviones, metros, trenes, autobuses, etc.)

–         Los ciudadanos estadounidenses, más otros occidentales continúan siendo advertidos sobre las posibilidades de ser secuestrados y / o asesinados como represalia.

Y otra larga lista de hechos que pueden eventualmente pasar que desestabilizarán nuevamente la seguridad global.

El nuevo número uno de Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri ha prometido venganza, y según información de un ex Al Qaeda, Huthayfa Azzam, aparecida en la cadena de noticias AFP, la nueva cabeza del movimiento islamista tiene tendencias más radicales que su antecesor, lo que hace pensar en una reactivación del terrorismo en diferentes países del mundo occidental de maneras más sanguinarias.

Ciertamente que el Presidente Obama continúa dejando una mala impresión ante el mundo, se apagó su ímpetu de campaña antes de asumir la presidencia y se ha convertido en el fantasma de un hombre que prometía ser un verdadero héroe demócrata, anti belicista y negociador.

El Presidente estadounidense que se ve ahora, triunfalista por sacar del juego a Osama, tendrá que ajustar y estirar ese cheque en blanco que ha recibido, porque la gloria de matar al yihadista Bin Laden no le durará todo el mandato y su inoperancia le será cobrada tarde o temprano.

Especialmente porque Obama, sigue llamando enemigo al terrorismo, cuando es harto conocido que la lucha es contra los islamistas de cualquier corriente que están actuando para destruir los valores de la democracia y libertades individuales, porque Obama teme que esto se revierta en que los islamistas lo transformen en un discurso anti Islam que amplíe un choque religioso del tiempo de las Cruzadas.

Pero es ese temor el que ha enviado al presidente estadounidense a vivir relegado a la sombra de un Nobel que ganó cuando todavía no realizaba nada en concreto favorable a la paz.

Desayunando odio…

Los movimientos islamistas en Europa, en ciertas zonas de Estados Unidos, han aprovechado los eventos que se han desarrollado en los últimos tiempos de rechazo al Islam como religión.

Para los islamistas es más sencillo convertir cualquier ataque hacia sus acciones en un ataque contra el Islam. Se sirven obviamente de las derechas fundamentalistas europeas que con sus incendiarios discursos de odio, han convertido las migraciones de ciudadanos de religión musulmana en su nuevo temor; la Islamofobia es una realidad cuando esta se aplica salvajemente por parte de los racistas de siempre en contra de minorías musulmanas que creen les está despedazando el país con sus nuevas costumbres y religión.

A este elemento hay que sumarle la cantidad de fundamentalistas; oscurantistas y extremistas que desarrolla el pensamiento islámico de un modo torcido y lo enseñan a masas poco educadas que creen ciegamente en lo que los liderazgos islamistas les imparten.

La demografía musulmana en países europeos crece, lo demuestra la cantidad de mezquitas, de minaretes y de gente con vestimentas al estilo magrebí o árabe caminando por las calles principales de las metropolis europeas, y esto nuevamente ocasiona temores entre los pseudo nacionalistas de un continente cuya población se envejece y se ve refrescada por las migraciones de países con costumbres diferentes a las suyas, entre estas musulmanes.

Los actos que realizan los islamistas presentes en Europa; entre los que podemos nombrar llamado al establecimiento de la Sharia como norma en los países en que se establecen, asesinatos de honor contra mujeres, marchas a favor de guerras santas en los países que se encuentran, no involucramiento de sus comunidades con el resto de la sociedad y barreras idiomáticas (ejemplo algunos turcos en Alemania). Ha inyectado el odio de los extremistas pseudo nacionalistas europeos que se enardecen y atacan al Islam como un todo, y esto alimenta la posición islamista a favor de su causa, generando nuevos adeptos entre los musulmanes que vivieron hasta ese momento al margen de cualquier acto de violencia o de “islamización” de los lugares que les dieron acogida, o bien, donde han nacido, bajo una constitución occidental, pero motivados a aceptar solamente los dogmas fundamentalistas del Islam.

Tierra fértil son los musulmanes nacidos en Europa, motivados por las enseñanzas de los islamistas, son el caballo de Troya perfecto en el caso de una cruzada Islámica interna, con la excusa de los ataques contra su religión; que como ya dije en algunos casos se da.

Atraerán a muchos nuevos adeptos a la causa islamista para destruir el control “racista” occidental que les impone no construir minaretes, no utilizar el velo en instituciones públicas, declarar sin lugar la inclusión de la sharia en la normativa legal nacional, etc.

Sura 9:73. ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas, sé duro con ellos! Su refugio será la gehena. ¡Qué mal fin…!

Los que desean mantener un estatus de “armonía” en los países occidentales deben luchar en dos frentes, en el de los islamistas que reclutan nuevos soldados en su guerra para “dios” y el de los fundamentalistas y racistas que atacan a la religión de Mahoma y ayudan a alimentar el odio que los islamistas contagian en los musulmanes que por desconocimiento o defensa, se alían a este sistema que se nutre del odio de un lado y del otro, y que finalmente convierte las acciones en cruzadas modernas.