Archivo del sitio

Violencia sexual y poder…

violacion y poder

La actividad sexual se convierte muchas veces en un participante activo de los conflictos armados alrededor del mundo, así como también son parte de un esquema de sometimiento para demostrar que se tiene el poder en sus manos, que la vida del otro pende de la decisión que ese grupo o individuo detentador de poder ejerce, se podría indicar que:

Es la violación sexual, la agresión sexual más grave y escalofriante, ya que significa la máxima expresión de demostración del poder y dominación de los victimarios hacia sus víctimas, atentando directamente contra su condición humana. Tal situación se acrecienta cuando la agresión sexual es cometida por agente del Estado, “se trata de un acto especialmente grave y reprobable, tomando en cuenta la vulnerabilidad de la víctima  y el abuso del poder que despliega el agente”. Corte IDH. Caso del Penal Castro y Castro vs Perú. Sentencia del 26 de noviembre de 2006. Serie C. No. 160. Párr. 303.  

Con lo anterior, resulta esclarecedor el comportamiento de grupos de individuos para demarcar su territorio de dominio, en esa zona éste muestra los límites a los que puede llegar a quienes desea someter y por medio de la violación le está indicando que no lo valora como individuo, que lo está cosificando y además que le puede destruir en el momento que se le venga en gana. Se podría ejemplificar esto cuando un esposo, aplica violencia sexual contra su pareja, para intimidarla en que sencillamente no lo puede abandonar. O yendo al ámbito de las relaciones de poder entre “manadas”, cuando en una cárcel, un nuevo individuo condenado, es violado por un grupo de reos, que tienen organizada la cárcel a su placer. Estos por lo general no detentan una preferencia homosexual (al menos no abierta), sino que mantienen la práctica del sexo como “activos”, contra el violado que pasa a ser un “pasivo”, asumiendo un rol “femenino”, con la intención de degradarlo al punto que sepa que está siendo desterrado de su virilidad, ante un sistema patriarcal más poderoso ejercido por otro, porque dentro de los parámetros masculinos del poder, quien no es poderoso es un “afeminado”, “maricón”, o simplemente, una mujer más dentro del sistema (recordando nuevamente que el poder se explica desde una visión del hombre como detentador máximo del poder).

En las guerras ocurre parecido. Sea que se trate de un conflicto abierto, una guerra ideológica o una “guerra santa”, la parte sexual muchas veces aparece para satisfacer ese ego de poder de los guerreros, o para humillar a un adversario. En Libia, en el 2012, el Embajador estadounidense Cristopher Stevens, murió a manos de una turba de islamistas que incendiaron la sede diplomática y la tomaron, algunas fuentes indican que Stevens fue violado antes de morir, es decir, le arrebatarían su dignidad humana antes de asesinarlo. En ese mismo país un año antes, en la guerra contra Muamar Gadafi, presidente del país, que huía de los efectos de la guerra civil, al ser capturado múltiples videos que circularon las redes sociales muestran que además de haber sido brutalmente agredido y asesinado por la turba, el líder libio fue “sodomizado” con un palo, dando la clara connotación que fue humillado, cosificado y declarado como una nada.

Y en el pasado, se puede ver como las violaciones eran parte de los castigos contra poblaciones de ejércitos perdedores en una guerra. Por ejemplo, el ejército rojo soviético, violaba mujeres alemanas a su paso, al grito:

“¡Soldados del Ejército Rojo, arrancad por la violencia el orgullo racial de las mujeres alemanas!… ¡Violad, destruid, matad!”. Ilya Ehrenburg, Jefe de propaganda del Ejército Rojo.

También el sexo en los conflictos; especialmente con características religiosas, quieren intimidar minorías para que no se les ocurra involucrarse a favor de sus adversarios o para intimidarlos y que se marchen del lugar. En Siria, que desde hace más de dos años se desarrolla una cuasi sectaria, las minorías religiosas han sido atacadas por los grupos fundamentalistas religiosos. Un grupo de terroristas de la agrupación Jabhat al-Nusra violaron y asesinaron a una joven cristiana en Qusair, sumando esta vejación a las actitudes beligerantes de los islamistas contra los cristianos, para que abandonen el país o se sometan al Islam (desde su visión). 

Y entre islamistas el tema de la sexualidad es mucho más delicado, ya que sobre ellos se aplican mecanismos de represión sexual muy pronunciados que los llevan a cometer un sometimiento a esos instintos haciendo que la mujer se cubra en su totalidad, en muchos casos a ésta se le ordena que no hable con extraños, ni mucho menos tocar a un hombre en la vía pública, y peor si no es su marido. Ha llegado a haber casos en los que una mujer musulmana que es violada por otro sujeto, esta es condenada a muerte por haber “provocado” que la violaran. De igual forma, las conductas homosexuales en sociedades musulmanas regidas por las normas de la Sharia (Ley Islámica), puede ocasionar que los “infractores” lleguen a ser condenados hasta a morir por “quebrantar el sentido lógico” de la naturaleza humana en las relaciones interpersonales.

Michel Foucault lo explica con su “teoría de la represión” de mejor manera por qué es cuando en los conflictos se les abre de par en par la posibilidad de comportarse sexualmente salvajes, a estos “guerreros santos” no se miden hasta el punto de llevar sus actos a algo casi necrofílico:

“…La “teoría de la represión” que justificara la difusión autoritaria y coercitiva al dispositivo de sexualidad (sexualidad sujeta a la ley y juego diferencial de las prohibiciones según las clases sociales), a partir de allí la diferenciación sexual se afirmará no por la calidad “sexual” del cuerpo, sino por la intensidad de su represión (p.156). “

Por lo anterior, y a pesar que desde una perspectiva religiosa general, a estos grupos se les prohíbe actuar con ese sadismo, sienten como salvo conducto la guerra para descargar toda esa energía sexual reprimida, contra su víctima sin que pese un juicio de valor por su comportamiento, ya que únicamente está utilizando el tema sexual como un arma de batalla para dominar y destruir al oponente y no como una forma de “satisfacerse” personalmente. Y aunque el islamismo es un ejemplo, no es el único caso, y en otros conflictos de carácter religioso se podrá ver este tipo de sometimiento sexual, como mecanismo de destruir internamente al oponente.

Resulta interesante lo relacionados que están las actividades humanas basadas en la sexualidad, especialmente el sometimiento y el poder. Utilizar la violencia sexual para destruir o controlar al oponente ha resultado durante muchos años una herramienta efectiva, lograr hacer que el perjudicado se cosifique y pierda noción hasta de su presencia en el lugar donde está siendo ultrajado, otorga una sensación de dominio del violador. En los conflictos armados, el uso de las violaciones hiere la susceptibilidad del grupo al cual pertenece la víctima, en especial si no hay posibilidades de protección por parte del Estado o si es el propio gobierno que está efectuando el delito, al someterlos sexualmente les destruyen el orgullo y les infunden un temor que les exigirá huir, esconderse o someterse voluntariamente para que el efecto no sea tan doloroso que si se resisten. Si los efectos psicológicos de un individuo violado son terribles, el efecto durante una guerra de las violaciones masivas o constantes serán nefastas para el inconsciente colectivo.

El mensaje tardío de Hardy

Levantamientos en el CairoEn respuesta al artículo de Roger Hardy “Cinco mitos de la Primavera Árabe” escrito en la BBC , se puede decir que en realidad los mitos que “ataca” el señor Hardy son posiciones que la mayor cantidad de los analistas han dicho como parte de los resultados de la tan afamada “Primavera Árabe”, salvo algunas excepciones:

1- La Primavera Árabe es una sola: La mayor parte de los analistas coinciden que si bien el efecto en cadena pareciera estar unificado, cada país vive situaciones diferentes que no permiten pensar que sean un solo levantamiento, de hecho en lo único que se parecen es en que tomaron el valor de levantarse contra el régimen que hasta la fecha los había gobernado.

2- Es el momento de la generación Facebook: Se sabe también que si bien las redes sociales funcionaron para saber qué estaba pasando en cada país, no fue esta la principal herramienta de los levantamientos, solamente un canal de difusión, aunque sí se puede considerar una imagen que motivó a otros grupos en otros países a hacer lo mismo.

3- Los islamistas están preparados para asumir el control del Medio Oriente árabe: Nadie cree que es tan sencillo de pensar que los islamistas asumirán el vacío de poder en los países donde hubo levantamientos, más sin embargo lo que sí se ha dicho es que los islamistas pueden ser los más beneficiados de dichos levantamientos porque en muchos territorios sus poderes fueron vetados, fueron excluidos de los sistemas electorales y solamente se han tenido que conformar con el poder del púlpito. Tienen preparación para asumir roles de liderazgo? Los países que han escogido gobiernos islamistas pueden ser la prueba de fuego para esto, me refiero a los ejemplos de Egipto y de Túnez, aunque en el caso egipcio a los islamistas les queda un escollo más por dominar para poder declararse beneficiados; y es la lucha por deslegitimar al ejército que en su mayoría no tiene posiciones favorables a los religiosos por el pasado laico que les heredó el gobierno de Mubarak.

4- Palestina ya no importa: El ataque a la embajada israelí del Cairo no es en apoyo a la causa Palestina, sino más bien en repudio a la firma de los tratados de paz entre el Cairo y Jerusalem, tratado que los islamistas de los “Hermanos musulmanes” prometieron analizar si mantenían o no, algo que no será fácil de borrar por el poder del ejército mencionado anteriormente que no querrá tener que invertir recursos en luchar contra Israel o tener tensiones para lograr mantener el equilibrio interno. La causa palestina la verdad ha demostrado ser el estandarte de la lucha de todos los árabes aunque estos mismos muchas veces les haya relegado como ciudadanos de segunda o tercera categoría, privándoles de realizar ciertos trabajos en países como Siria, Líbano, Jordania, viviendo en zonas de alto riesgo de salud. La historia ha logrado mostrar que para los propios árabes, la causa palestina es importante mientras se mantenga vigente la existencia de un archirrival como Israel, por esto patrocinaron a la OLP en su momento beligerante, por esto apoyan muchas veces las acciones militares de Hamas, de la Yihad Islámica o los esfuerzos de Abbas de lograr acciones favorables a su causa sin negociar con Israel. Ya lo decían algunos por ahí, Israel es la única causa por la que se unen muchos árabes.

5- Occidente puede moldear el destino de los árabes: Esto tampoco es cierto, Occidente ha tenido claro que los levantamientos en los países árabes no les son funcionales porque han movido del poder liderazgos que finalmente les servía a sus causas de mantener los pesos y contra pesos en la región, pero esto ha dejado de ser así NO desde el comienzo de la Primavera Árabe sino desde la salida de Sadam del poder iraquí.

Una pena decirlo, pero el analista Roger Hardy debo decir que no descubrió el agua tibia, ni ha demostrado mucho más allá de lo que otros con antelación han hablado al respecto.

DIFERENCIAS ELEMENTALES

–         Mientras en USA se levantó un muro para evitar que inmigrantes mexicanos buscaran un mejor porvenir en el país vecino, Israel levantó una valla para evitar que los terroristas destruyeran el porvenir israelí.

–         Mientras en Israel se invierten millones de dólares en sistemas como el “Iron Dome”, refugios antimisiles y fuertes operativos de fronteras, en Gaza y el Sur del Líbano los liderazgos de Hamas y de Hezbollah respectivamente no invierten un solo centavo en sistemas de seguridad para la población que ellos mismos exponen cada vez que atacan a Israel con sus armas.

–         Mientras que en Libia, Gadafi y su ejército asesina a la contra por querer acabar con un gobierno despótico, Israel en el 2006 y 2009 ha enfrentado guerras por defender su soberanía y preservar la vida de sus ciudadanos sin importar que fueran judíos, musulmanes, ateos, cristianos, etc.

–         Mientras en Tel Aviv los gays tienen su propio festival, en Irán estos son colgados por “depravados”.

–         Mientras en Siria asesinan a millares por oponerse al régimen de Al Asad, en Israel un ex presidente va a la cárcel y un ex primer ministro está en lista de juicios por presuntos delitos económicos, indicando que el sistema judicial y democrático israelí es parejo para todos.

–         Mientras que los Bahai son perseguidos y asesinados en otros países musulmanes, en Israel tienen su centro espiritual en el Norte del País.

–         Mientras que Hamas clama por expulsar a todos los judíos de Israel, en el Estado Hebreo muchos de sus líderes insisten en que se puede negociar Tierras por Paz.

–         Mientras los palestinos “bautizan” algunas de sus calles y parques con el nombre de algún “mártir” que logró asesinar israelíes, en Israel el asesino de Rabin está en la cárcel y recibe la desaprobación de la mayoría de los israelíes del país.

–         Mientras que en cualquier país del mundo meten preso a quien quema la bandera de su Nación, a Israel le exigen que permita las consignas de odio y de llamado a la disolución del Estado en la denominada “Nakba”.

–         Mientras que agentes secretos estadounidenses realizan matanzas selectivas de terroristas en Pakistán, a Israel le exigen que no responda militarmente cuando es atacada con misiles en el Norte o Sur de su país.

–         Mientras que los europeos expulsan a los inmigrantes ilegales que ingresan a su territorio, el sistema israelí exige que los inmigrantes sean absorbidos por la sociedad ya que es un Estado para aquellos que son perseguidos.

–         Mientras que los palestinos no tienen derechos laborales absolutos en países como el Líbano, Jordania y Siria, en Israel tienen empleos, casa y hasta seguro social.

–         Mientras que en algunos países europeos, mujeres musulmanas son asesinadas por “honor” en sus familias, en Israel los noviazgos y matrimonios mixtos están a la orden del día.

En estos ya 63 años, muchas cosas se le pueden criticar a Israel, ciertamente es una Nación con seres humanos hay muchas diferencias de criterio y probabilidades de cometer errores (y a veces horrores) que se cometen en el proceso, pero a veces pareciera que solamente Israel existiera para cargar con las críticas y castigos que le quiere imponer el mundo; y es bueno indicar que el mundo porque tanto los “occidentales democráticos”, como los países despóticos se toman la atribución de señalar a Israel y todas sus acciones.

Insisten en que la defensa de su territorio es contraindicada, probablemente porque no causa suficientes bajas en Israel como para que sea “políticamente correcta”.

Mantienen la hipócrita idea que Israel debe recibir misiles de sus enemigos porque de todos modos son de fabricación casera y no causan “tantos daños”, porque cualquier respuesta militar israelí se convierte automáticamente en “desproporcionada”, esto porque probablemente cuentan las proporciones en número de tumbas.

Hipócritas del mundo, que teniendo tantos yerros internos se sacuden sobre el chivo universal; el judío de las naciones, El Estado de Israel, que a la postre se ha convertido en la cajita de excusas milagrosas de los líderes ineficientes de Occidente y exaltador de las imágenes de los despóticos islamistas y autócratas, se han válido de Israel para mantenerse “poderosos en sus cargos” dándole a los leones carne fresca para que continúen haciendo de las suyas.

Pero a pesar de la crítica, Israel sigue manteniéndose, cada día que pasa y que ve a quienes intentan prostituir su nombre con poses políticas, y se da cada vez más cuenta que su existencia depende de sí mismo y del valor de su gente más que de los “favorcitos” que algunos liderazgos pretenden luego cobrarles con un garrote en sus manos.

Bryan Acuña Obando.

Internacionalista.

Ortega un presidente No Alineado

El diario La Nación de Costa Rica el 22 de febrero del año en curso publicó una parte del discurso que el presidente nicaragüense Daniel Ortega expresó como parte de su solidaridad al líder Libio en la revolución interna que vive:

“Le trasmití la solidaridad del pueblo nicaragüense, a todo el pueblo libio, a él, la solidaridad de los sandinistas nicaragüenses, a él, al pueblo libio, y que teníamos la confianza de que se pueda resolver ese problema (…) que es una situación dura, difícil y Dios quiera que allí esa situación se pueda resolver, se pueda superar…”

El gobierno de los revolucionarios sandinistas a diferencia de muchos otros países del mundo, se han colocado una flor en el ojal apoyando las acciones que el autocráta y eterno líder libio ha realizado en contra de su propio pueblo, manteniendo una postura propia de las épocas de la Guerra Fría, donde la relación Ortega – Gadafi se vio estrechada según palabras de <span>Carlos Guadamuz, ex amigo personal de Daniel Ortega en una entrevista que le realizaron en mayo del 2001 en el diario La Prensa de Nicaragua, y donde este indica que parte de las estrechas relaciones entre el régimen libio de finales de los años 70’s y los sandinistas, cuando eran parte de los países  No Alineados y además que eran una parte importante del poderío ruso como hegemon de la época (http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2001/mayo/27/nacionales/nacionales-20010527-09.html)

Tanto libios como nicaragüenses se entrenaban en campos militares de la Organización para la Liberación de Palestina que a finales de los 70’s funcionaban dentro de territorio jordano, y hubo un aprovechamiento de la alianza de los soviéticos con los árabes, para que también se hilaran las relaciones con otros países aliados al régimen soviético, y que además veían en la revolución centroamericana una excelente ocasión para hacerse posicionar en alguno de los países del “patio trasero estadounidense” y desde acá intentar distraer cualquier acción contra los movimientos de sus enemigos en otras zonas del orbe.

Desde entonces el matrimonio Gadafi – Ortega ha gozado de altibajos, cuando los sandinistas perdieron las elecciones, tuvieron que pasar en un perfil más bajo que el mediático acostumbrado.

Cuando la Unión soviética se disolvió, prácticamente la relación estaba más distante, y parecía ser que el Ortega de este gobierno, era uno recargado de nuevos bríos, dejando atrás los viejos fantasmas de la época de la Cortina de Hierro y comenzando a formar un exitoso gobierno democrático, responsable que sacara a Nicaragua del bache económico y social que ha vivido durante años (muchos de los cuales en manos de los sandinistas).

Pero cuando emergen nuevos socialismos en América Latina, algo le hace tener un retroceso mental en sus posiciones políticas y le envalentonan en tomar decisiones que le remonta a sus viejas andanzas con los No Alineados, atacando al “Imperio”, haciendo alianzas económicas estratégicas para no depender de los terribles Yanquis (ALBA) y refrescando las relaciones con sus viejos amigos en Cuba, así como teniendo nuevos amores de verano en Venezuela, Bolivia, Ecuador y últimamente Irán.

Además que dichos envalentonamientos políticos le han permitido copiar modelos de revolución, y tomar el ejemplo Bolivariano de Venezuela, para buscar una modificación en la carta magna y perpetuarse en el poder, como también utilizar a sus vecinos en amenazas militares por territorios para exacerbar el alma nacionalista del nica y mostrarse a ellos como el Redentor casi al lado de la misma “Purísima”.

Es por esto que ell apoyo de Ortega al dictador libio, no nos debe sorprender demasiado, muchos menos cuando tienen un respaldo del presidente venezolano quien ha hablado maravillas del “Coronel Gadafi” y esto ha motivado a que Ortega sienta aquellos viejos sentimientos que le hacía suspirar el ser amigo de un sanguinario como Muammar al Gaddafi (que la historia se encargue de borrar su nombre).

Bryan Acuña.