Archivo del sitio

OCCIDENTE, LA HUDNA NUCLEAR Y EL PLATO DE LENTEJAS

LENTEJAS

El denominado grupo de los 5 + 1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia), más Alemania, firmaron con Irán un acuerdo que expone los siguientes puntos generales:

Exigencias a Irán:

  • Detenga el enriquecimiento de uranio a un nivel medio de pureza
  • Reduzca la concentración de las reservas ya existentes de uranio enriquecido o que las convierta en forma oxida
  • No permita que el reactor Arak esté operativo
  • Se comprometa a permitir más inspecciones por parte del Organismo de la Energía Atómica.

Exigencias de Irán al G5+1:

  • Reconozca el derecho del país a enriquecer uranio
  • Ponga fina a las sanciones internacionales y unilaterales.

El acuerdo pareciera en un inicio positivo, porque compromete al gobierno persa a reducir su fabricación energética de los niveles utilizados para la producción de armamento, sin embargo no hay nada que detenga a Irán en su camino a obtener material para uso militar, el acuerdo solamente disminuirá las sanciones económicas y modificará el perfil belicista del régimen de los Ayatolas.

Sin embargo, el solo desuso de las instalaciones de Arak, no impedirá que se pueda continuar con el tratamiento de aguas pesadas, ya que Irán en ocasiones anteriores ha demostrado que posee plantas nucleares subterráneas, las cuales quedan por fuera de cualquier control de los entes encargados de velar por que Irán no esté haciéndose con los elementos necesarios para obtener armamento nuclear, o material para la fabricación de bombas sucias que pueda ser usadas por agrupaciones como Hezbollah o Hamas que son aliados de la Nación Persa.

Resulta irónico que Occidente se confíe de Irán a pesar de que estos no modifican su discurso, han desplegado nuevos misiles de largo alcance, algunos con capacidad nuclear; como acusara el gobierno de Londres en el año 2011. Además, y a pesar de que cambiaron de gobierno, las consignas “Muerte a América” y el llamado a erradicar a Israel de la faz de la tierra continúan estando vigentes, y una llamada telefónica de Rohani a Obama no cambiarán una política de Estado donde el “Gran Satán” y sus aliados deberán ser destruidos.

 

LA HUDNA NUCLEAR

Esta tregua dada a los iraníes para que muestren un poco de voluntad política, les ha brindado un espacio de acción que no tiene desperdicio para ellos. Lograrán de este modo desahogar su sistema económico, puesto que las sanciones realizadas a su economía han repercutido a lo interno. Sin embargo una vez que el esquema económico se vea refortalecido, al igual que en otros momentos lo hizo Corea del Norte, darán un golpe a la mesa y tendrán de nuevo enrumbado el proyecto nuclear militar, por cuanto el acuerdo del G5+1 a diferencia de cualquiera propuesto a Norcorea, este da posibilidades de desarrollo “energético”, lo que con un buen plan resultará más sencillo encubrir cualquier práctica de las prohibidas, llegando a ser descubiertas cuando ya sea tarde. Además de las grandes posibilidades de movilizar el material ya desarrollado hacia otras zonas del país, hacia las naciones vecinas aliadas de Irán, como Hezbollah en el Líbano como ha hecho el gobierno de Al Assad para cumplir con la desaparición del material químico ordenado por la comunidad internacional, y también pueden movilizar el material junto con los técnicos a la propia Siria.

En otras palabras, esta tregua con Irán es la carta blanca de acción que necesitaban los Ayatolas para poder acelerar el proceso de obtención del material para uso militar y tienen la ventaja de contar con dos fuertes aliados, China y principalmente Rusia, que en materia armamentista nunca ha estado en contra de que Irán cuente con la materia prima para la fabricación de armas con capacidad nuclear.

Y no tendrán mayor problema con nuevas sanciones, porque el accionar burocrático impedirá que nuevas sanciones económicas sean inmediatas sin tener que pasar por todo una maraña de discusiones propias de la herencia democrática de disidencia, y ni qué hablar de una posibilidad militar, la cual como última medida que es, no estará entre las primeras nunca.

EL PLATO DE LENTEJAS:

En el relato bíblico (Génesis 25:34) donde Esaú vende el derecho de herencia por su primogenitura a su hermano Jacob por un plato de lentejas, queda demostrado que muchas veces por una necesidad se llega a cualquier acuerdo, por más malo que sea este. Las naciones occidentales, encabezadas por Catherine Ashton (diplomática europea) y el presidente Barack Obama han empeñado la estabilidad de la región y la paz a cambio de un acuerdo sin mucho valor tácito en la práctica, por cuanto la suspensión del embargo económico, como ya fue expresado solamente desahogará la economía iraní, soltará las amarras al desarrollo nuclear y todo a cambio de que se saque de funcionamiento Arak y se diluya públicamente la posibilidad de desarrollo nuclear para fines militares.

Sin embargo, la jefa de la diplomacia europea ha tenido sus declaraciones desafortunadas que demuestra la debilidad europea al poner una vocera con fuertes carencias para expresarse, ejemplo claro, cuando tuvo la osadía de comparar los asesinatos contra miembros de la comunidad judía de Toulouse (Francia) con lo que ocurre en la “Franja de Gaza”. Por su parte, el presidente norteamericano demuestra el alejamiento de su gobierno con sus aliados en Medio Oriente, principalmente con Israel, a quien antes de ir a las negociaciones con Irán, se negó el presidente Obama conversar con el Primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu.

Lo cierto del caso es que una vez más queda demostrada la debilidad y poca visión del “timing político” de los gobiernos europeos y de Estados Unidos. Por una parte buscan neutralizar a Irán a través del patrocinio a las agrupaciones opositoras del régimen sirio, lo que a su vez congela el suministro de fondos y de armamento para agrupaciones como Hezbollah y Hamas, y por el otro, le sueltan las amarras para que puedan seguir creciendo en poder en una región donde la posibilidad de un Irán nuclear no es solamente un dolor de cabeza para Israel, sino además para los países del Golfo y Turquía, por el desequilibrio en que caería la región, donde el último país que neutralizaba a los persas fue el gobierno de Sadam Hussein en Irak y que también fue arrancado de raíz por una mala decisión de un gobierno occidental.

Y el gran ganador militar de estas decisiones es Rusia, una vez más ha logrado “marcar la cancha” de la manera que mejor les conviene, favoreciendo sus intereses directamente y dejando mal parados a los liderazgos de Europa y Estados Unidos, con quienes pareciera tener intereses comunes para evitar un Irán nuclear, pero lo cierto del caso es que al ver sus movidas en Siria y ahora en el tema iraní en Oriente Medio, más la victoria política y económica rusa sobre la Unión Europea por Ucrania, deben recordar que los rusos están ahí para su propio beneficio y son un actor internacional importante que lucha por tener su lugar de privilegio en el escenario mundial, imponiendo sus “hojas de ruta” y ganando terreno de actividad geopolítica. No por nada tienen fuerte presencia en América Latina, Oriente Medio, África, Europa Oriental y Asia, donde está su gran aliado económico, China.

Entonces mientras los países occidentales confían en la “buena fe” de un Estado que durante más de 3 décadas se ha dedicado a patrocinar acciones de terrorismo internacional contra objetivos occidentales de Estados Unidos, Europa e Israel, Irán ha logrado bajar el nivel de tensión que sobre su gobierno pesaba, a pesar de que el discurso no se modifica, llamen a la muerte de Estados Unidos, a la destrucción de Israel y su patrocinio a las actividades terroristas siguen presentes. En otras palabras, Occidente ha empeñado la paz de la región (y del mundo) por un plato de lentejas; por una sensación de tranquilidad pasajera que posteriormente traerá dolores de cabeza muchos mayores que los actuales y con una capacidad de reacción muy reducida.

Anuncios

Repitiendo como disco rayado…

PALESTINA - ISRAEL

En un video que me enviaron sobre la historiadora colombiana, Diana Uribe explicando el conflicto en la “Franja de Gaza” que fue transmitido por la televisora Caracol de Colombia, en el año 2012, a pesar de que el tiempo ha pasado, el video continúa siendo visto por miles de personas y puede servir como referencia para los opinologos y expertos del conflicto para dar datos que pueden ser confusos o equivocados.

Puedo comenzar diciendo que tiene un abordaje interesante, en el tono de la voz y ademanes que llaman la atención del público, pero al igual que sucede con otros comentaristas del conflicto, posee errores conceptuales que no se corrigen y se insiste en enseñar como si fueran una verdad absoluta. Por ejemplo decir que la ONU creó el Estado de Israel, o decir que el Estado fue dado o creado por el tema del Holocausto (aunque fue un detonante de las últimas migraciones), obviando el tema de las migraciones anteriores a la II Guerra Mundial, más las crisis con los Británicos que hacían insostenible las condiciones de la región.

Habla también del tema del barco Exodus como detonante para crear a Israel, pero la verdad es que el plan de partición fue una sugerencia de la comisión Peel. Después el concepto de Palestino que usa la señora para referirse al pueblo árabe que habitaba esa tierra, cuando el gentilicio palestino aplicaba para todos por igual, tanto así que el Banco de Palestina, el Palestinan Post y otras instituciones en la zona eran de judíos, los propios soldados judíos durante la segunda guerra mundial que ayudaron a los soviéticos se denominaban palestinos, y muchos de los árabes de la región se autodenominaban sirios, no palestinos. No puede decir que “Palestina” no aceptaba la partición, porque no había una autoridad palestina que pudiera tomar dicha determinación o posición, sino que quienes nos estuvieron de acuerdo fueron los países vecinos, entre ellos Jordania que fue creado con parte de la Palestina Otomana.

La señora olvida que además de la Franja de Gaza, Israel tuvo bajo su control la Península del Sinaí que fueron devueltos con los Acuerdos de Camp David y que Gaza se le iba a dar también a Egipto, pero no lo aceptaron, a pesar de haber sido una importante base militar para ellos en algún momento del conflicto, y no la cedió para “Palestina”, porque quedó bajo administración israelí hasta la retirada en 2006. Otro error que tiene decir que Al Aqsa es la segunda mezquita de importancia para el Islam, cuando realmente es el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Cuando se habla de Judea y Samaria solamente se hace referencia a territorios al Este de Israel, no a todo el país más Gaza, además si se hablara del Israel bíblico le haría falta bastante extensión de tierra para que fuera este; que puede ser el sueño de los ultra religiosos, pero no la intención de todos los israelíes. También cuando habla de la Intifada continúa con el mito de la guerra de piedras contra tanques, que ya es más que descontinuado porque a la OLP no se le decomisaban piedras y resorteras, sino armas reales, misiles, bombas. Además que los ataques suicidas no eran palestinos inmolándose con piedras.

Tampoco es cierto del todo que cada vez que se va a firmar la paz aparece un asentamiento, esto olvidando el tema de la retirada de Gaza, donde se desmantelan decenas de asentamientos, así como se desmantelaron durante el período de pacificación con Egipto. Además que obvia la cantidad de asentamientos ilegales que fueron desmantelados y que el asunto asentamientos ha sido un problema real y más fuerte desde esta época para no negociar y que que para las negociaciones entre Arafat y Barak fue el período del conflicto en que más asentamientos se construyeron y no hubo queja real en ese momento sobre el tema de construcciones, y además que la negativa a reconocer a Israel como Estado Judío es lo que ha golpeado también los acuerdos de las partes.

Es cierto que conforme pasó el tiempo, se debilitó la fórmula de “Paz por territorios”, pero no desde la aparición de Hamas sino desde las propias posiciones de la AP y sus brazos armados, entonces se debió pasar a un tema de seguridad interna de Israel. El tema sobre los territorios palestinos y el establecimiento de su Estado no se pusieron a un lado con el tema del 11S y la seguridad internacional anti “terrorista”, sino que se unió con el tema, y ahora a pesar de que se negocia un estatus final para los territorios, se tiene de por medio la respuesta a cualquier ataque desde los territorios en disputa. La Hoja de Ruta insiste en el tema de seguridad porque lo esencial es que se cumpla el requerimiento de que Israel exista como Estado Judío, elemento que Siria ha rechazado y que lo ha llevado a no tener una paz con Israel (que involucre además la negociación por el Golán) y que solamente con una parte de los Palestinos se tengan como voceros válidos de negociación.

Es mentira también que la OLP no podía garantizar que no se atacara a Israel por parte de Hamas (o la Yihad islámica), ya que lo logró durante mucho tiempo y fue parte de lo que llevó a la división de fuerzas en Gaza, y en Israel es cuestión de la corte autorizar o enviar a desmantelar asentamientos cuando se consideran ilegales.

Habla sobre un proceso de paz de 16 años en el Líbano, que supongo no es con Israel, porque Líbano e Israel no tienen acuerdo de paz, sino simplemente hay un estado de guerra, y la guerra contra Hezbollah lo demostró de este modo.

Cuando se explica sobre la primera guerra contra Hamas en Gaza, se omite decir que los ataques coordinados de Israel no destruyeron el enclave por completo, solamente una parte desde donde los lanzamientos de misiles eran constantes y se utilizó áreas civiles para atacar al Estado de Israel, en una muestra que, y el tema de la proporcionalidad es relativo, porque de una bandada de centenares de misiles enviados desde Gaza contra Israel si se respondiera del mismo modo los resultados serían nefastos. Hay una clara manipulación de los hechos con el argumento de la crisis humanitaria, ya que si bien la situación económica palestina es paupérrima, no tiene una completa responsabilidad israelí ya que tanto la ANP como el Hamas han recibido millones de dólares de países benefactores que han sido utilizados para enriquecer los bolsillos de los líderes palestinos y muchas veces en la compra de armas con las que se ha patrocinado la guerra contra Israel.

Una historiadora que habla acerca del “muro de separación” con el abordaje que le realiza, muestra una vez más que debe tener conocimientos generales, pero no es Medio Oriente su área más fuerte de análisis, por el contrario, se ven muchos errores de conceptos, ya que el muro nunca buscó separar a un pueblo del otro, sino impedir los ataques suicidas de palestinos contra israelíes; y lo logró, no es un muro de separación entre iguales, es una barrera de seguridad que no toda es de hormigón y que si no fuera por el terror, no existiría.

El estilo coloquial de hablar de la presentadora (historiadora), intenta que con el estilo ameno de narrar los hechos genere la atención del público y reciban sin mucha respuesta negativa todo lo que está expresando, así sea cargado de medias verdades, de manipulaciones a la realidad o enviando señales solo hacia un lado de los hechos. La colocación de los palestinos como las completas víctimas del conflicto solamente son una insistencia en no ver que no existe blancos y negros, sino grises en el conflicto, que además de tener dos actores principales con una lista de actores secundarios que quieren tomar más protagonismo que el de los que deben directamente resolver sus diferencias, que principalmente pasan por el tema del reconocimiento de uno hacia el otro.

Es evidente que la conservación del estatus actual del conflicto expanden las semillas del odio, pero también es evidente la modificación de partes del conflicto, como el fortalecimiento de las bases del Estado Palestino en Cisjordania más las relaciones de “paz económica” entre Israel y la ANP han modificado la necesidad de la violencia para llegar a un acuerdo consensuado y es en Gaza donde prefieren mantener las relaciones con violencia porque beneficia a las partes radicales que no quieren darle un termino al conflicto.

La mejor forma de llegar a un final consensuado de este conflicto es fortaleciendo a los moderados y restándole poder a los radicales de ambos lados, no poniendo a unos como víctimas y a otros como victimarios, se debe comenzar por lo más general hasta llegar a lo más menudo, el reconocimiento de dos Estados como lo dictaminó la resolución 181, un Estado Judío y otro Árabe, eventualmente, el Estado Judío de Israel y el Estado Árabe de Palestina.

Link del video: http://www.youtube.com/watch?v=SyoC4c0AKbI

La impotencia del omnipotente…

El título de este artículo puede sonar lo políticamente incorrecto o blasfemo que cualquiera podría creer, pero los hechos de las últimas semanas deben preocuparnos, no podemos simplemente ver hacia otro lado y pensar que el mundo marcha viento en popa. En el undécimo aniversario de los atentados contra el “World Trade Center” inició una cacería de brujas por un video que circula desde meses anteriores, me refiero a “La inocencia de los musulmanes” del director egipcio – estadounidense Sam Bacile y que ha traído brotes de violencia en países árabes por lo que ellos denominan un insulto al “profeta Mahoma” y a “Allah”, y al grito de “Allahu Akbar” (Allah es grande) hordas de musulmanes enaltecidos por agrupaciones islamistas la han emprendido contra sedes diplomáticas occidentales en sus países.

Los resultados de estos ataques han sido nefastos, el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens muere en el asalto de estas bandas de agresivos islamistas quienes incendiaron la sede diplomática, muriendo Stevens a causa de la asfixia, y ocasionando la muerte de otros miembros del cuerpo diplomático. La embajada alemana en Jartum (Sudán) fue atacada también, lo mismo que la embajada estadounidense en Túnez que fue incendiada, mientras en otros países; algunos de ellos de la denominada “Primavera Árabe”; se llama a una “guerra santa” contra objetivos estadounidenses e israelíes. Ha sucedido lo que tanto se temía; que la “Primavera” se tratara de un simple “Veranillo” que daría paso al cruento “Invierno de los Islamistas”.

La violencia por asuntos religiosos se han convertido en elementos comunes de los islamistas; de hecho los mayores actos agresivos han estado ligados a actos que los musulmanes radicales han considerado afrentas contra su religión:

  • Caricatura de Mahoma. El diario danés de derecha Jyllands – Posten publicó una caricatura del profeta del Islam con un turbante muy similar a una bomba.
  • Pastor cristiano estadounidense Terry Jones quema ejemplares del Corán con motivo de un aniversario más del 11 de setiembre de 2010.
  • El caso de Salman Rushdie. “Los versos satánicos” 1988 Libro sugería que algunos versos del Corán no provenían de Dios sino de Satanás, por esto, el ayatolá Jomeini proclamó un ‘fatwa’ contra Rushdie, ofreció 3 millones de dólares por su cabeza.
  • Libros de la periodista italiana Oriana Fallaci (“La Rabia y el Orgullo” y “La fuerza de la razón”). Fallaci sostenía que se tenía varios años de nazismo islámico, de guerra contra occidente y de un culto a la muerte lo que trae un suicidio a los europeos convirtiéndose en “Eurabia”.
  • Mahoma en South Park y en los Simpsons, que al final no se pudieron presentar por amenazas en caso de que hicieran públicas estas imágenes en sus respectivas caricaturas.

Pero el Islam no ha sido el único objetivo de burla o mofa por parte de Occidente en cuanto a religión, otras producciones, caricaturas y hasta referencia han hecho lo mismo contra otras religiones, sin ocasionar el revuelo que el islamismo ha generado por las supuestas blasfemias contra su religión. Los programas Saturday Night Live de USA, Los Simpsons, Southpark, entre otros, hacen burlas, referencias en son de mofa hacia personajes del judaísmo, cristianismo, hinduismo, budismo, etc. sin que nada de esto acarree la violencia incontrolable que cualquier referencia al Islam haya ocasionado. Algunos ejemplos de esto:

  • La última tentación del Cristo de Nikos Kazantzakis, donde se hace referencias sexuales a la imagen de Jesús.
  • La Pasión del Cristo de Mel Gibson, acusada por las comunidades judías de traer altas referencias antisemitas en su producción; además de que Gibson es un antisemita confeso.
  • Película Paradise: Faith de Ulrich Seidl contiene una escena en la cual una mujer se masturba con un crucifijo.
  • El libro “El Código Da Vinci” de Dan Brown enciende la mecha acerca de un Jesús muy humano, casado y con una descendencia mesiánica a través de una hija; “el Santo Grial”.

Hay una realidad a la que debemos despertar, las deidades no necesitan que las defendamos, salvo que no confiemos en sus “omnipotencias”, ningún “ser supremo”, necesita de los mortales que peleen por sus causas, que marquen sus territorios o que maten en sus nombres. Y lamento decirlo pero si la mayoría de las religiones basan sus enseñanzas en el amor, la pacificación, la igualdad entre los hombres, y la restauración de todas las cosas, el proselitismo por la espada es el absurdo del egoísmo humano, o tienen los dioses religión realmente? O será más bien que los dioses fabricados sí la tienen y los verdaderos son inalcanzables en su perfección y pensamiento sin esas características humanizadas que se les atribuyen?

Cuando vemos estas acciones de los radicales de cualquier religión se me viene a la cabeza la frase de Friedrich Wilhelm Nietzsche:

“El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.”

Fortaleciendo la idea de que las deidades no tienen religión sino que están alejadas de todas las facciones y comportamientos antropológicos que les brindamos.

Y aún así hemos visto en la historia de la humanidad enormes injusticias que se hacen en nombre de la religión, en los últimos siglos en que el mundo occidental ha generado sus bases de creencia en los principios “judeocristianos”, se ha ido dejando atrás los oscurantismos y épocas de mordazas que aplicaban las monarquías y los liderazgos religiosos  medievales, manteniendo a la gente en la ignorancia so pena de ser condenadas al fuego eterno del infierno.

El mundo occidental se ha convertido en una mayoría “laica”, la promoción de los DDHH se fundamentan en principios de legalidad entre seres humanos dejando de lado los conceptos religiosos y los principales organismos internacionales se acogen a estas bases para promover la democracia y la convivencia entre Estados. Pero no contaban con que detrás venían países donde sus principios religiosos no son occidentales; la base es similar, pero su proceso de madurez está en una crisis entre la mentalidad del medioevo oscurantista que se aprovecha de los altos índices de analfabetismo de las zonas donde su religión ha tenido auge y han educado sus principios espirituales de forma radical, y todo aquello que sea contrario a la enseñanza de sus líderes debe arrepentirse o ser arrancado de raíz, he aquí el “choque de civilizaciones” que predicaba Huntington.

Pero lo más delicado de esas agrupaciones radicales; que son una minoría en el mundo islámico; es que han adquirido poder a través del temor en sus respectivos países y forman parte de las organizaciones creadas por el occidente “judeocristiano”, funcionando como plataformas democráticas de promoción de sus posiciones radicales y formando bandos que polarizan el mundo y lo cargan además de temores e ideas de confrontación si no se hace lo que ellos piden. Esto se puede ejemplificar con la solicitud del jeque Yusuf Dais, jefe de los tribunales de la Sharia (ley islámica) en los territorios bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que instó a la ONU para que formule una ley internacional que castigue la incitación contra símbolos religiosos, pero sabiendo que en muchos países islámicos la sola conversión de musulmanes voluntariamente al cristianismo por ejemplo puede ser causal de pena de muerte, irrespetando la decisión de cada quien de creer en lo que mejor le parezca o no creer en nada o en la libertad de expresión.

Lo que pasa hoy y lo que suceda en los próximos días simplemente son el fruto de la obtención del poder de los radicales frente a los moderados que han sido amedrentados con la violencia o han sufrido bajas por no tener posiciones extremas. Claro ejemplo, los sufíes, quienes son una rama del Islam moderado y conciliador. Ellos han experimentado el ataque de grupos salafistas o wahabistas y quieren someter a todos a sus corrientes promotoras del proselitismo por las buenas o por la espada, destinando en sus palabras que todos debemos o afiliarnos a “Dar Al Islam” o sujetarnos a nuestra condición de dhimmis (no musulmanes sujetos a la normativa islámica).

El video fue un chivo expiatorio, los ataques estaban planeados, solamente buscaban una excusa, y la han encontrado, lastimosamente siempre tienen un grupo de gente que son el caldo de cultivo de sus ideas extremas y que son quienes le realizarán el trabajo sucio a los promotores del odio y de la violencia religiosa, porque ellos mientras tanto realizarán su labor desde el púlpito donde realizan el lavado cerebral para quienes empuñarán las armas en el nombre de dios.

El suicidio binacional…

La comisión Peel vio necesaria plantear una división basada en la premisa “Dos Estados para dos pueblos”

Aunque no todas las posiciones israelíes estén de acuerdo con las soluciones que planteen la necesidad de ceder territorios, suspensión de expansiones coloniales o al menos una hoja de ruta cumplida que evidencie la falta de voluntad política de los palestinos a negociar. Lo cierto del caso es que la nueva realidad está empujando a un destino todavía mucho más turbio para que la existencia de Israel como Estado Judío se conserve en este “status quo”.

La realidad es que en estos momentos la nueva estrategia para intentar destruir la naturaleza judía de Israel no es a través del reconocimiento como Estado No Miembro de ONU por parte de la Autoridad Palestina; algo que no deja de ser más que una victoria política sin mayor gloria para las intenciones palestinas. La verdadera técnica que está implementando la inteligencia palestina es la promoción del establecimiento de un “Estado Binacional”. En otras palabras que se termine anexando Israel los territorios de Cisjordania y Gaza, con toda su población (además de los refugiados según la resolución 194 de ONU).

En una encuesta realizada por la “Jerusalem Media and Communications Centre (JMCC)” al menos un 22% de la población palestina considera viable esta posición y puede ser una opción nada descartable si ven que el proceso de paz continúa estando en el “impasse” que vive en la actualidad. El ex jefe del Shabak (servicio secreto), Yaakov Peri, advirtió sobre esta posición que puede llevar a Israel a condenar al país a su extinción como fue fundado en 1948. Esto por cuanto el crecimiento demográfico palestino es superior al de los israelíes promedio (exceptuando los grupos religiosos). Según la ONG “Por Palestina”, solamente en Cisjordania tienen una tasa de crecimiento de 5,4 y hasta el 2008 se realizaron estudios que el crecimiento demográfico de dichos territorios eran de al menos el 30% en la última década.

Pueden pensar que el análisis está un poco fantasioso al exponer la necesidad de generar un Estado Palestino en los territorios de Cisjordania y Gaza, pero lo cierto del caso es que una actitud intransigente ante dicha solución basada en el principio de “Dos Estados para dos pueblos” por parte de Israel los puede lanzar innecesariamente a un planteamiento de la envergadura que tendría hacer de millones de palestinos, ciudadanos israelíes, con el riesgo civil, social, económico y militar que esto implicaría. Esto desviaría las características actuales del conflicto “internacional” y lo transformarían en una guerra civil de características insostenibles y desequilibrantes; pasaría a ser una especie de “Primavera Israelí”.

Si bien algunos pueden plantear la afirmación que Jordania es un Estado de ciudadanos palestinos (la naturaleza de su Estado territorialmente es proveniente de la Palestina Británica), no será sencillo explicarlo al mundo y mucho menos hacer que lo acepten como una solución viable para los hoy miles de “refugiados palestinos” alrededor del mundo o para que Jordania quien renunció desde los 80’s a Cisjordania quiera anexarse a sus hermanos dándoles lo que los conflictos y el abandono de sus hermanos les ha generado; además del propio conflicto contra Israel. es por esto que un Estado para los palestinos (o la negociación concreta de este), es el camino mejor aceptado para la continuidad de Israel con su naturaleza como lo dictó la resolución de 1947.

Bajo ninguna circunstancia puede Israel mantener una imagen de falta de negociación con los palestinos, ni tampoco realizar actos públicos que condenen al país seguir siendo visto como una “fuerza ocupante” colonialista; por lo tanto, anuncios de nuevos asentamientos solo minan la credibilidad del gobierno de turno con respecto a las negociaciones de paz y aún la extensión de los existentes entorpecen la “publicidad” del Estado frente a los entes internacionales y hasta de cara a sus propios aliados alrededor del mundo. Aunque es bien conocido que aún el gobierno más “ultra derechista” de Israel estará acorde en negociar  una solución que conlleve a la paz bajo la premisa de dos Estados, ya que hasta los más derechistas en el Estado Judío han logrado firmar la paz con sus enemigos de turno.

No se puede cansar el gobierno israelí de mostrarle al mundo que ellos proponen ideas para llegar a establecer las bases fronterizas similares a las anteriores al conflicto de 1967, con planes como el de Ehud Barak, Ehud Olmert, y hasta la aceptación de acuerdos previos internacionales. No así el caso de los liderazgos palestinos que han interrumpido las “treguas”, se han retirado de las negociaciones, no han hecho contra propuestas a los planteado por Israel y peor aún han optado por reactivar la violencia y en los últimos años tomaron el camino “diplomático” de acudir unilateralmente frente a las entidades internacionales que les fortalezcan sus planteamientos.

La intención de los líderes palestinos y sus patrocinadores árabes e islamistas es la misma, acabar con Israel ya sea por medio de la lucha armada como lo marca la carta fundamental de Hamás o de Hezbollah, buscando un Estado islamista que se extiende desde el Río Jordán hasta el Mar Mediterráneo, “Jüdenfrei” (libre de judíos).

También intentan acabarlo a través de las vías diplomáticas, demográficas, económicas y legales como lo plantean quienes promueven la idea del “boycott económico” contra productos israelíes o como lo expone esta misiva, a través de la promoción de la unificación de todos los territorios divididos en el 47 para generar lo que la comisión Peel planteó como irrealizable y por lo que se hizo el partimiento “salomónico”. La idea de un Estado Binacional es absurda por la incompatibilidad de ambos pueblos que expone desde hace más de 60 años la necesidad de “dos Estados para dos pueblos”.

Para los islamistas el “fin justifica los medios”, siempre y cuando puedan acabar con el Estado no Musulmán levantado en el corazón del Islam, destruir Israel se logra de dos modos, o sometiéndolos por la lucha armada generando un nuevo genocidio judío; que en la realidad actual es poco probable. Y la otra es a través del “Caballo de Troya” demográfico, inundando el país con los palestinos y de este modo transformar poco a poco su naturaleza. Finalmente la intención es tener un nuevo Estado islámico en Israel. Y la forma pasiva lo logrará si la fórmula de dos Estados no es acelerada cuanto antes.

Cohetes y silencio…

THE SHELTER BOMB IN GAZA

La noche del viernes amanecer sábado 10 de marzo de 2012, fueron lanzados desde la Franja de Gaza cerca de ochenta misiles contra el Sur de Israel, esto ha sido el detonante de anteriores respuestas de TZAHA”L (Ejército de defensa de Israel) contra objetivos puntuales en el enclave palestino. Según Aurora Digital, solamente en el 2011 se reportó la caída de cerca de 600 misiles desde el territorio controlado por los islamistas de Hamas.

Anterior a esto y tras recordar la polémica y mediática operación “Plomo Fundido”, los antecedentes de agresión contra territorio israelí no fueron considerados por los eternos críticos del Estado Judío. De octubre a diciembre de 2005 (después de la retirada unilateral de Israel del territorio palestino), lanzaron contra el Estado de Israel cerca de 145 misiles y morteros, en el 2006 más de 900 misiles lanzados, y se mantiene la constante de ataques y agresiones con breves períodos de “falsa tregua” donde no faltaron los esporádicos disparos de grupos menores al Hamas que les hacía el “trabajo sucio”.

En el propio 2008  en diciembre (mes de la acción militar), tras 6 meses de “tregua”, Mashal líder de la agrupación islamista indica que la misma no será renovada, en los cinco días posteriores lanzaron 223 cohetes y 139 proyectiles de mortero. El Premiere israelí del momento; Ehud Olmert; instó a los palestinos a detener las agresiones so pena de una respuesta enérgica si persistía la agresión, la respuesta de Hamas sería lanzar más misiles, hasta que a finales de diciembre de ese año, comenzaría la operación con nefastos resultados para la población gazací, castigada totalmente por las decisiones irresponsables de los líderes islamistas.

En la actualidad, gracias al sistema de defensa “Cúpula de Hierro” (de alto costo operativo), Israel ha logrado interceptar misiles disparados por islamistas desde Gaza y evitar así tener que realizar ingresos de sus fuerzas de seguridad al territorio hostil, para intentar colaborar con su propia imagen a nivel internacional, en la guerra mediática de desinformación, pero eventualmente Israel podría estar considerando realizar otra operación contra objetivos institucionales de Hamas, que da muestras de haberse rearmado fuertemente desde el 2008 (lo que no significa que los disparos se hayan detenido desde entonces).

Conclusiones:

  • La insistencia de Hamas de atacar a Israel responde a decisiones irresponsables “jugando” con la paciencia del gobierno israelí, que eventualmente tendrá que pensar en una acción militar similar a “Plomo Fundido”, destruyendo la estructura ministerial del grupo islamista.
  • Se denota la falta de respeto por la integridad de su propia población en las acciones del grupo islamista de la Franja de Gaza manteniendo posiciones de hostilidad y realizando ataques en medio de poblaciones civiles palestinas, reconociendo que la respuesta de las fuerzas de defensa israelíes que generen bajas podrán ser manipuladas como hasta la fecha lo han realizado con otros enfrentamientos armados.
  • Hamas ha logrado rearmarse y continuará generando un impasse en el Estado Hebreo, intentando causar daño a cuantas estructuras civiles y ciudadanos pueda, finalmente si no les interesa su población, mucho menos les importará la de su “enemigo mortal”.
  • El mundo guarda silencio porque la causa palestina les funciona solo cuando pueden atacar a Israel, pero no en este caso en el cual es Israel quien constantemente ve alterada su vida y la de sus ciudadanos.

Fuentes consultadas:

  • Aurora Digital.
  • Revista M.O.