Archivo del sitio

La impotencia del omnipotente…

El título de este artículo puede sonar lo políticamente incorrecto o blasfemo que cualquiera podría creer, pero los hechos de las últimas semanas deben preocuparnos, no podemos simplemente ver hacia otro lado y pensar que el mundo marcha viento en popa. En el undécimo aniversario de los atentados contra el “World Trade Center” inició una cacería de brujas por un video que circula desde meses anteriores, me refiero a “La inocencia de los musulmanes” del director egipcio – estadounidense Sam Bacile y que ha traído brotes de violencia en países árabes por lo que ellos denominan un insulto al “profeta Mahoma” y a “Allah”, y al grito de “Allahu Akbar” (Allah es grande) hordas de musulmanes enaltecidos por agrupaciones islamistas la han emprendido contra sedes diplomáticas occidentales en sus países.

Los resultados de estos ataques han sido nefastos, el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens muere en el asalto de estas bandas de agresivos islamistas quienes incendiaron la sede diplomática, muriendo Stevens a causa de la asfixia, y ocasionando la muerte de otros miembros del cuerpo diplomático. La embajada alemana en Jartum (Sudán) fue atacada también, lo mismo que la embajada estadounidense en Túnez que fue incendiada, mientras en otros países; algunos de ellos de la denominada “Primavera Árabe”; se llama a una “guerra santa” contra objetivos estadounidenses e israelíes. Ha sucedido lo que tanto se temía; que la “Primavera” se tratara de un simple “Veranillo” que daría paso al cruento “Invierno de los Islamistas”.

La violencia por asuntos religiosos se han convertido en elementos comunes de los islamistas; de hecho los mayores actos agresivos han estado ligados a actos que los musulmanes radicales han considerado afrentas contra su religión:

  • Caricatura de Mahoma. El diario danés de derecha Jyllands – Posten publicó una caricatura del profeta del Islam con un turbante muy similar a una bomba.
  • Pastor cristiano estadounidense Terry Jones quema ejemplares del Corán con motivo de un aniversario más del 11 de setiembre de 2010.
  • El caso de Salman Rushdie. “Los versos satánicos” 1988 Libro sugería que algunos versos del Corán no provenían de Dios sino de Satanás, por esto, el ayatolá Jomeini proclamó un ‘fatwa’ contra Rushdie, ofreció 3 millones de dólares por su cabeza.
  • Libros de la periodista italiana Oriana Fallaci (“La Rabia y el Orgullo” y “La fuerza de la razón”). Fallaci sostenía que se tenía varios años de nazismo islámico, de guerra contra occidente y de un culto a la muerte lo que trae un suicidio a los europeos convirtiéndose en “Eurabia”.
  • Mahoma en South Park y en los Simpsons, que al final no se pudieron presentar por amenazas en caso de que hicieran públicas estas imágenes en sus respectivas caricaturas.

Pero el Islam no ha sido el único objetivo de burla o mofa por parte de Occidente en cuanto a religión, otras producciones, caricaturas y hasta referencia han hecho lo mismo contra otras religiones, sin ocasionar el revuelo que el islamismo ha generado por las supuestas blasfemias contra su religión. Los programas Saturday Night Live de USA, Los Simpsons, Southpark, entre otros, hacen burlas, referencias en son de mofa hacia personajes del judaísmo, cristianismo, hinduismo, budismo, etc. sin que nada de esto acarree la violencia incontrolable que cualquier referencia al Islam haya ocasionado. Algunos ejemplos de esto:

  • La última tentación del Cristo de Nikos Kazantzakis, donde se hace referencias sexuales a la imagen de Jesús.
  • La Pasión del Cristo de Mel Gibson, acusada por las comunidades judías de traer altas referencias antisemitas en su producción; además de que Gibson es un antisemita confeso.
  • Película Paradise: Faith de Ulrich Seidl contiene una escena en la cual una mujer se masturba con un crucifijo.
  • El libro “El Código Da Vinci” de Dan Brown enciende la mecha acerca de un Jesús muy humano, casado y con una descendencia mesiánica a través de una hija; “el Santo Grial”.

Hay una realidad a la que debemos despertar, las deidades no necesitan que las defendamos, salvo que no confiemos en sus “omnipotencias”, ningún “ser supremo”, necesita de los mortales que peleen por sus causas, que marquen sus territorios o que maten en sus nombres. Y lamento decirlo pero si la mayoría de las religiones basan sus enseñanzas en el amor, la pacificación, la igualdad entre los hombres, y la restauración de todas las cosas, el proselitismo por la espada es el absurdo del egoísmo humano, o tienen los dioses religión realmente? O será más bien que los dioses fabricados sí la tienen y los verdaderos son inalcanzables en su perfección y pensamiento sin esas características humanizadas que se les atribuyen?

Cuando vemos estas acciones de los radicales de cualquier religión se me viene a la cabeza la frase de Friedrich Wilhelm Nietzsche:

“El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.”

Fortaleciendo la idea de que las deidades no tienen religión sino que están alejadas de todas las facciones y comportamientos antropológicos que les brindamos.

Y aún así hemos visto en la historia de la humanidad enormes injusticias que se hacen en nombre de la religión, en los últimos siglos en que el mundo occidental ha generado sus bases de creencia en los principios “judeocristianos”, se ha ido dejando atrás los oscurantismos y épocas de mordazas que aplicaban las monarquías y los liderazgos religiosos  medievales, manteniendo a la gente en la ignorancia so pena de ser condenadas al fuego eterno del infierno.

El mundo occidental se ha convertido en una mayoría “laica”, la promoción de los DDHH se fundamentan en principios de legalidad entre seres humanos dejando de lado los conceptos religiosos y los principales organismos internacionales se acogen a estas bases para promover la democracia y la convivencia entre Estados. Pero no contaban con que detrás venían países donde sus principios religiosos no son occidentales; la base es similar, pero su proceso de madurez está en una crisis entre la mentalidad del medioevo oscurantista que se aprovecha de los altos índices de analfabetismo de las zonas donde su religión ha tenido auge y han educado sus principios espirituales de forma radical, y todo aquello que sea contrario a la enseñanza de sus líderes debe arrepentirse o ser arrancado de raíz, he aquí el “choque de civilizaciones” que predicaba Huntington.

Pero lo más delicado de esas agrupaciones radicales; que son una minoría en el mundo islámico; es que han adquirido poder a través del temor en sus respectivos países y forman parte de las organizaciones creadas por el occidente “judeocristiano”, funcionando como plataformas democráticas de promoción de sus posiciones radicales y formando bandos que polarizan el mundo y lo cargan además de temores e ideas de confrontación si no se hace lo que ellos piden. Esto se puede ejemplificar con la solicitud del jeque Yusuf Dais, jefe de los tribunales de la Sharia (ley islámica) en los territorios bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que instó a la ONU para que formule una ley internacional que castigue la incitación contra símbolos religiosos, pero sabiendo que en muchos países islámicos la sola conversión de musulmanes voluntariamente al cristianismo por ejemplo puede ser causal de pena de muerte, irrespetando la decisión de cada quien de creer en lo que mejor le parezca o no creer en nada o en la libertad de expresión.

Lo que pasa hoy y lo que suceda en los próximos días simplemente son el fruto de la obtención del poder de los radicales frente a los moderados que han sido amedrentados con la violencia o han sufrido bajas por no tener posiciones extremas. Claro ejemplo, los sufíes, quienes son una rama del Islam moderado y conciliador. Ellos han experimentado el ataque de grupos salafistas o wahabistas y quieren someter a todos a sus corrientes promotoras del proselitismo por las buenas o por la espada, destinando en sus palabras que todos debemos o afiliarnos a “Dar Al Islam” o sujetarnos a nuestra condición de dhimmis (no musulmanes sujetos a la normativa islámica).

El video fue un chivo expiatorio, los ataques estaban planeados, solamente buscaban una excusa, y la han encontrado, lastimosamente siempre tienen un grupo de gente que son el caldo de cultivo de sus ideas extremas y que son quienes le realizarán el trabajo sucio a los promotores del odio y de la violencia religiosa, porque ellos mientras tanto realizarán su labor desde el púlpito donde realizan el lavado cerebral para quienes empuñarán las armas en el nombre de dios.

Anuncios

INVADIR IRAN, SUICIDIO TACTICO

 

Ejercito de Irán

En las últimas semanas han surgido una serie de teorías cuasi conspirativas que hacen indicar que USA con la ayuda de otros ejércitos occidentales; entre ellos Israel estarían planeando invadir Irán.

La realidad es que la acción militar que se quiera emprender contra los iraníes en caso de que continuaran su proceso de enriquecimiento de uranio al 20%, tendría que ser un ataque hacia objetivos claros, las plantas nucleares y los sistemas de defensa iraníes, ya que, en otras palabras, intentar en el proceso de ataque invadir Irán podría ser catalogado como un suicidio sin precedentes y un pésimo movimiento estratégico de quien planteara dicha acción militar.

En el año 2007, Israel demostró que el bombardeo preventivo puede ser más efectivo que una ocupación, cuando el ejército hebreo bombardeó zonas sirias donde según las fuentes de seguridad el gobierno de Al Assad construía plantas nucleares patrocinadas por Corea del Norte, quienes recuerdan dicho suceso, la crítica internacional no tuvo un fuerte impacto, ni siquiera por parte de Siria, lo que comprobó la efectividad de la acción militar.

No se puede obviar que Irán no es Irak. Cuando el régimen de Sadam Hussein fue derrocado, el armamento que poseían era obsoleto y no tenía ni un ápice de posibilidades de generar mayores problemas para la coalición occidental y los inconvenientes reales los generó la lucha informal.

Irán por su parte, sí ha demostrado al mundo su poder militar; este país con tres veces más territorio que Irak, cuenta con un basto equipo militar de producción propia y otro de origen ruso, también la preparación técnica militar, así como un numeroso ejército, además de haber desarrollado misiles de largo alcance como los Sahab que ya poseen un radio de acción de más de 300 kilómetros, y el propio presidente iraní en abril del año 2010 argumentó que tienen un ejército demasiado poderoso para ser atacado.

A lo anterior hay que sumarle el control político y militar que ejerce todavía Irán sobre dos territorios con miles de guerreros dispuestos a migrar hacia el territorio persa a luchar en una guerra de guerrillas sin precedentes; me refiero a Hezbollah en el Líbano y a Hamas en la Franja de Gaza, esto pone en aviso que invadir Irán simplemente no será como ir a “Disneyland” y que si el panorama en Afganistán fue duro, en Irán será un legítimo calvario.

La experiencia en Irak y en Afganistán ha sido tan terrible para occidente, que se han tenido que retirar “honorablemente”, ante la masacre que sus fuerzas armadas han sufrido en la guerra informal, por lo que una nueva invasión en la zona categóricamente es una opción inviable e irresponsable.

Para lograr neutralizar el desarrollo nuclear persa, el trabajo de las fuerzas de inteligencia serán determinantes para poder marcar los puntos clave que eventualmente deberían de ser atacados para eliminar la amenaza nuclear.
Los embargos muestran inefectividad contra Irán porque no es un acto generalizado de las potencias, sino solamente de una parte, rechazado categóricamente por China y Rusia, así también la experiencia de Corea del Norte, demuestra que un país puede sobrevivir con un solo socio comercial de peso, y continuar desarrollando el armamento que desee.

Quién dará el primer paso, es lo que preocupa actualmente, lo cierto es que no será avisado como lo han intentado hacer creer los medios de comunicación norteamericanos y europeos. Aunque en la actualidad los tambores de guerra suenen fuertemente, y los careos sean constantes, lo cierto es que al igual que en los 80’s con Irak, Occidente estará esperando que sea otro quien haga su trabajo sucio; y aunque para Israel las amenazas iraníes son tomadas muy en serio, tienen claro que ellos menos que nadie desean optar por una guerra abierta contra el régimen persa, para no accionar la volatilidad de la región y si actuaran será de conformidad con destruir las capacidades nucleares y de respuesta inmediata iraníes.

Si bien el petróleo puede verse como una motivación para invadir Irán, pero ni la codicia más desmedida de los neoliberales consumistas de la actualidad, hará que se cometa la locura de liberar una batalla sanguinaria de magnitudes apocalípticas que pueda encaminarnos a una nueva guerra global que tiene la capacidad a diferencia de las dos anteriores de llegar hasta regiones que en el pasado vieron la batalla de “lejitos”, porque las condiciones militares y hasta ideológicas de hoy son muy diferentes y hasta cercanas al choque de civilizaciones que en su momento planteó Samuel Huntington.