Archivo del sitio

Un colono llamado Jesús…

JESUS COLONO

Estas fechas de altas fiestas para la cristiandad no se escapan los aspectos políticos respecto al conflicto entre israelíes y palestinos, basta la menor escaramuza para que se reactiven las ideas de genocidios, masacres y otras yerbas por parte del ejército de Israel contra los “desprotegidos palestinos”, que solamente cuentan con sus piedras, sus misiles, y millones de dólares en ayuda humanitaria de la UE, USA y los países árabes.

De esas pintorescas imágenes que circulan por las redes en referencia al “apartheid”, “genocidio” y masacre palestina, no queda por fuera el caso de Jesús de Nazaret, pero en una supuesta versión actual. Comenzando con una de María (la madre de Jesús) embarazada montada sobre un burro junto a José, y ambos siendo detenidos en un “checkpoint” del Ejército de Defensa de Israel (IDF), antes de ingresar a la ciudad de Belén, donde según la tradición nacería Jesús.

La realidad de dicha fotografía es que si se aplicara a la actualidad, nada tendría que ir a hacer una pareja de judíos a Belén, salvo que quieran apersonarse a la Tumba de la Matriarca Rajel, algo que coordinarían directamente con el ejército israelí, quienes a su vez coordinarían con el gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), para no poner en riesgo sus vidas. Por supuesto no lo harían por cuenta propia, porque según los antecedentes violentos de la zona, cualquier medio de transporte con judíos que ingrese en ese sector corre el riesgo de ser apedreado, por lo que el burro sería lapidado sin misericordia, lo mismo que José y María, sin que medie siquiera la pregunta de si la mujer está o no embarazada.

Mucho menos María y José irían a Belén a tener a su hijo, ya que en Israel cuentan con hospitales de primera categoría donde el pequeño Jesús nacería bajo excelentes cuidados pediátricos y sin ningún tipo de discriminación. Y además, de no poder llegar a un hospital, muy seguro que las propias IDF tengan la capacidad de ayudarle en el parto, sin preguntarles si son israelíes, palestinos, beduinos, drusos o cristianos, primando salvar una vida, o dos en el caso de la parturienta.

Además en Belén no podría haber nacido, ya que Abu Mazen indicó que quería una Palestina “Jüdenrein” (Limpio de judíos), por lo que la presencia de judíos viviendo o naciendo en sus territorios no sería factible, salvo que les acusen de invasores y ladrones de tierras palestinas o de querer “judaizar” Belén, por lo que estarían arriesgando sus vidas al encontrarse en ese territorio, donde hasta el porcentaje de cristianos ha mermado por políticas de los gobiernos palestinos.

En el caso de Jesús como tal, por su ciudad natal y su educación, es muy probable que por ser de Nazaret sea acusado de colono, el negocio de su padre como carpintero estaría siendo boicoteado por “intelectuales” extranjeros, porque dicen que su presencia en su ciudad es una bofetada a las pretensiones palestinas de tener un Estado libre sin agentes sionistas dentro.

Muy probablemente Jesús sería parte de algún kibutz religioso del Norte de Israel y sionista, la escuela donde pasó sus estudios rabínicos sería catalogada de ilegal por estar dentro de la ocupación y aunque sus ideologías sean favorables a solucionar conflictos, sería acusado reiteradamente por Organismos Internacionales, tachándole de ser un invasor, y por tener políticas religiosas peligrosas al realizar sus enseñanzas “redentoristas” entre el populacho hebreo, validando la ocupación al llevar sus doctrinas a Jerusalem Antigua, subiendo a la hoy explanada de las Mezquitas para profetizar desde el santuario de la roca (la cúpula dorada). El mensaje mesiánico encerrado en los evangelios, probablemente sería tachado de imperialista y a los romanos los señalarían como manipulados por el Sanedrín para hacerse con el control de todas las zonas aledañas para sus amos los judíos.

Si Jesús fuera un personaje contemporáneo es muy probable que seguiría siendo lo mismo que hace más de dos mil años, un judío, educado como judío, viviendo en una tierra que otros reclamarían como suya pero que históricamente la tuvo su pueblo, y aún y cuando propusiera compartirla para evitar más derramamiento de sangre inocente, el egoísmo de sus rivales le continuaría acusando de no tener ningún derecho de propiedad argumentando ocupaciones posteriores, conversiones forzadas de sus ciudadanos iniciales, expulsiones de sus habitantes o simplemente un proceso de colonización imperial de quienes nunca proclamaron un Estado o un reino en la región, sino simplemente una especie de “derecho de llave” temporal, mientras otra fuerza ocupante la tomara como su colonia o territorio conquistado.

Anuncios

El desgastado discurso europeo…

Asentamientos judíos generan roces entre Israel y la UE

Asentamientos judíos generan roces entre Israel y la UE

La idea de las autoridades europeas de bloquear cualquier intento de financiamiento en los territorios de Judea y Samaria como lo informó el 16 de julio el diario israelí “Haaretz”, más que favorecer al dialogo de paz bilateral; como debe solucionarse este conflicto; distancia a las partes e impide poder llegar a un acuerdo. Por el contrario, la actitud del bloque de la UE de querer imponer unilateralmente el trazado definitivo de fronteras entre israelíes y palestinos alarga la espera del establecimiento definitivo del Estado para estos últimos.

Cabe destacar que la Unión Europea es uno de los involucrados directos en las conversaciones de paz en la región, y conoce con exactitud que cualquier decisión de modificar la hoja de ruta podría provocar un desgaste entre las partes, el fortalecimiento de las posiciones más extremas y el debilitamiento de las relaciones entre los Israelíes y los palestinos de Cisjordania, así como un nuevo aire para las agrupaciones radicales contrarias al dialogo.  También se deja de lado iniciativas como Oslo, la Hoja de Ruta y hasta las propuestas de diferentes actores involucrados directamente en el conflicto.

Adicional a lo anterior, resulta peligrosa la posición de la UE de imponer la medida, decidiendo sobre el estatus final de territorios que se encuentran en disputa, cuando aún las propuestas de paz realizadas al desaparecido Yasser Arafat por parte de los ex primeros ministros israelíes Ehud Barak y Ehud Olmert, con la asistencia del “Cuarteto para Oriente Medio” han llegado a la conclusión que finalmente algunos de los territorios disputados deberán ser canjeados por su equivalente territorial, esto debido a la modificación demográfica que ha experimentado algunas zonas, así como la eventual absorción de ciudadanos palestinos  que habitan ciudades administradas por Israel y los refugiados palestinos que vivan en otros países.

Los esfuerzos de John Kerry de relanzar el proceso de paz en la región se pueden ver minados con la decisión de Europa de dar otra bofetada moral a los intereses israelíes y generar no solo un estancamiento sino un retroceso. La decisión, aparte de haber sido esporádica e inesperada, es irrespetuosa, y marcada por la hipocresía de un bloque cuyos países con liderazgo militar patrocinan parte de la masacre de ciudadanos sirios en su guerra civil. También declaran las Malvinas como territorio inglés de manera unilateral y sin que se tome en cuenta ningún reclamo mundial, mucho menos el argentino. Han tenido presencia militar en Afganistán, Iraq, fueron parte elemental de la invasión a Libia y mantienen un silencio cómplica ante la violación de derechos humanos en China, a quienes no les han amenazado con suspender la compra de productos o de financiar proyectos por sus políticas hacia los tibetanos. Por supuesto es entendible que las medidas contra Israel tienen más publicidad para hacer creer a los demás que “están haciendo algo a favor de los palestinos”, cuando la realidad es que la acción europea lanza de nuevo a un laberinto cualquier iniciativa de paz.

¿Quiénes son los más afectados por este accionar? Claramente los grupos sociales que dependen del actuar de sus gobiernos, y qué luz de esperanza puede generar que sean los “consejeros” en medio del problema los que establezcan nuevos puntos de disputa, los que en vez de generar un proyecto factible y paulatino favorable al entendimiento, impongan basados en simples criterios de novatos diplomáticos barreras que entorpezcan la resolución a un conflicto que genera pasiones de un sector y del otro. Así que de este modo los grandes ganadores serán los que prefieren el “estatus quo” del conflicto, en donde como un juego al gato y el ratón continuarán adoctrinando haciendo ver en el otro al enemigo eterno, con quien no hay diálogo que valga, solo violencia por temporadas; obteniendo así nos nuevas estaciones del año: Primavera, verano, otoño, invierno, guerra y tregua.  Siendo así todos los años y quizás por los siglos de los siglos…

La huelga de cerebros mezquinos…

Buycott Israel

Según el Banco Mundial, el Estado de Israel realiza un gasto superior al 4% del PIB en investigación y desarrollo según datos hasta el 2010 y un promedio de 7,7% en educación de su población a nivel general, llevándoles a convertirse en el segundo país más culto del mundo superado solamente por Canadá. Sumado a lo anterior, hay que resaltar que Israel es el país que produce más publicaciones científicas per capita; aproximadamente 109 por cada 10.000 habitantes y el desarrollo en los campos de la agricultura (2% del PIB y 3,5% de las exportaciones) donde se han transformado en pioneros de la agroindustria por medio de biotecnología, en medicina (8% del PIB) donde se promueven proyectos a favor de la salud, la bioingeniería, y el tratamiento de enfermedades degenerativas.

También posee una inversión nacional basada en las PYMES y el emprendedurismo de sus compañías “Startup”; poseyendo la ciudad de Tel Aviv cerca de 63 compañías listada en la bolsa electrónica NASDAQ; por encima de países europeos, Japón, Corea, la India y China combinados, que lo convierte en un país cuyo desarrollo y crecimiento económico colabora en la atracción de inversión extranjera y en el fortalecimiento de la competitividad mundial.

Los pequeños datos mostrados anteriormente; que se podrían hacer todavía más amplios si se tomaran en cuenta otros indicadores propiamente del aporte intelectual que le realiza Israel a diferentes campos de desarrollo mundial; son una crítica al absurdo boicot intelectual que efectúan ciertos “genios” mundiales, acusando al Estado Hebreo de tener políticas racistas, colonizadoras, de apartheid y otras yerbas en contra de los palestinos. O acusándole de estar causando un genocidio contra esta población; argumento que si bien es repetido como mantra por los progresistas Pro palestinos no tiene base sólida cuando se analizan los índices de crecimiento demográfico de ambos territorios palestinos (Cisjordania y Gaza) y leves decrecimientos producto de los conflictos contra Israel.

Pero a pesar del mezquino comportamiento de estos “intelectuales”, Israel no deja de realizar investigaciones que favorezcan a la humanidad completa y no dejará de hacerlo por el simple ego inflado y mal intencionado de personas que con sus aportes a la humanidad deberían contribuir a un mundo de paz y la resolución de conflictos; claro en el mundo idílico porque la realidad dista de esto. También vale la pena indicar que hasta el propio presidente de la Universidad Al Quds Sari Nusseibeh salió criticando el denominado “Boicot intelectual” en contra de Israel, añadiendo que “…si se quiere castigar algún sector, este sería el último de los objetivos…” (refiriéndose al área educativa e intelectual).

Es extraño el comportamiento contra el desarrollo israelí a favor del mundo, en especial porque son los ciudadanos los que realizan la mayoría de las investigaciones y dista de los problemas políticos que Israel pueda estar viviendo, tanto así que en el desarrollo se involucran actores árabes y palestinos que ven más allá de lo negativo de las relaciones que entre gobiernos pueda estar existiendo y juntos van hacia un objetivo común. Aunado a lo dicho anteriormente, también resulta de un perfil de doble moral el boicot en contra de Israel, especialmente cuando la crítica de quienes señalan el comportamiento del Estado Judío no se escucha con la misma vehemencia cuando de otros países se trata. Es por esto que no se escuchan a los “intelectuales” manifestarse con este rigor de las vejaciones a los derechos humanos en Siria, Irán, Arabia Saudita, China, Rusia, Pakistán, Sudán, Somalia, Nicaragua, Venezuela y otra larga lista de países donde a través de políticas de Estado se realizan actos contrarios al respeto y a la aplicación del respeto del individuo y sus libertades individuales.

Hilando todavía más delgado, ni siquiera hay una manifestación o intentos de enviar “Flotillas de Libertad”, a estos países donde se llevan a cabo persecuciones contra distintos grupos sociales, étnicos o religiosos, para hacer una clara protesta contra el maltrato y hasta el asesinato de estos colectivos. Sobre lo anterior podemos citar la persecución y condena a muerte de iraníes que abandonan el Islam y deciden convertirse al cristianismo, la limpieza étnica de China en contra de los tibetanos, las persecuciones políticas del gobierno venezolano contra la oposición o el irrespeto a las divisiones del poder que realiza el ejecutivo nicaragüense al mando de Daniel Ortega, por citar solamente algunos breves ejemplos.

Resulta claro que Israel como Estado, tiene sus defectos puesto que su país está conformado por seres humanos, pero resulta ofensivo a la inteligencia, que personajes o instituciones que se pavonean bajo el título de “intelectuales” tengan un comportamiento “panfletario”, adoctrinado y sesgado o sumergidos en el mar de “bilis” de odio expresado por los malos liderazgos palestinos que achacan en Israel todas sus carencias y falta de voluntad desde 1948 para proclamar un Estado independiente y desarrollar las bases del mismo, desperdiciando durante décadas millones de dólares en ayuda “humanitaria” conformando una maquinaria de propaganda anti israelí, educando con odio a sus hijos y obteniendo armamentos para perpetuar una lucha armada con fuertes matices emocionales que desfavorecen a Israel desde muchas áreas de la opinión pública, aunque el discurso palestino se ha visto variado en los últimos años con la desaparición de Arafat y la clara división entre los detentores del poder palestino, que les ha llevado a modificar la retórica y moderar sus posiciones respecto a Israel.

También resulta evidente que a diferencia de los intelectuales que buscan el reconocimiento por sus investigaciones científicas, la vanagloria y que un séquito de “fans” les hinchen el ego. La investigación científica de israelíes, que se realizan a nombre de universidades, centros de estudio y lejos de cualquier bandera politiquera, busca como objetivo final el bienestar general de las personas, el mejoramiento de la calidad de vida y especialmente poder cambiar lo que por muchos años las malas decisiones humanas han generado en contra del medio ambiente; qué mayor ejemplo el israelí que una vez establecidos en su tierra, la cultivaron, la desarrollaron, hicieron reverdecer el desierto y convirtieron en ventaja aquello que era un obstáculo, utilizando correctamente la herramienta de sus capacidades intelectuales y el poder de sus manos para construir, aunque también muchas veces deban usar su ingenio para la defensa y existencia, ya que rodeado de enemigos no podría darse el lujo de perder una guerra sin poner riesgo la existencia de su Estado o la naturaleza judía del mismo.

El suicidio binacional…

La comisión Peel vio necesaria plantear una división basada en la premisa “Dos Estados para dos pueblos”

Aunque no todas las posiciones israelíes estén de acuerdo con las soluciones que planteen la necesidad de ceder territorios, suspensión de expansiones coloniales o al menos una hoja de ruta cumplida que evidencie la falta de voluntad política de los palestinos a negociar. Lo cierto del caso es que la nueva realidad está empujando a un destino todavía mucho más turbio para que la existencia de Israel como Estado Judío se conserve en este “status quo”.

La realidad es que en estos momentos la nueva estrategia para intentar destruir la naturaleza judía de Israel no es a través del reconocimiento como Estado No Miembro de ONU por parte de la Autoridad Palestina; algo que no deja de ser más que una victoria política sin mayor gloria para las intenciones palestinas. La verdadera técnica que está implementando la inteligencia palestina es la promoción del establecimiento de un “Estado Binacional”. En otras palabras que se termine anexando Israel los territorios de Cisjordania y Gaza, con toda su población (además de los refugiados según la resolución 194 de ONU).

En una encuesta realizada por la “Jerusalem Media and Communications Centre (JMCC)” al menos un 22% de la población palestina considera viable esta posición y puede ser una opción nada descartable si ven que el proceso de paz continúa estando en el “impasse” que vive en la actualidad. El ex jefe del Shabak (servicio secreto), Yaakov Peri, advirtió sobre esta posición que puede llevar a Israel a condenar al país a su extinción como fue fundado en 1948. Esto por cuanto el crecimiento demográfico palestino es superior al de los israelíes promedio (exceptuando los grupos religiosos). Según la ONG “Por Palestina”, solamente en Cisjordania tienen una tasa de crecimiento de 5,4 y hasta el 2008 se realizaron estudios que el crecimiento demográfico de dichos territorios eran de al menos el 30% en la última década.

Pueden pensar que el análisis está un poco fantasioso al exponer la necesidad de generar un Estado Palestino en los territorios de Cisjordania y Gaza, pero lo cierto del caso es que una actitud intransigente ante dicha solución basada en el principio de “Dos Estados para dos pueblos” por parte de Israel los puede lanzar innecesariamente a un planteamiento de la envergadura que tendría hacer de millones de palestinos, ciudadanos israelíes, con el riesgo civil, social, económico y militar que esto implicaría. Esto desviaría las características actuales del conflicto “internacional” y lo transformarían en una guerra civil de características insostenibles y desequilibrantes; pasaría a ser una especie de “Primavera Israelí”.

Si bien algunos pueden plantear la afirmación que Jordania es un Estado de ciudadanos palestinos (la naturaleza de su Estado territorialmente es proveniente de la Palestina Británica), no será sencillo explicarlo al mundo y mucho menos hacer que lo acepten como una solución viable para los hoy miles de “refugiados palestinos” alrededor del mundo o para que Jordania quien renunció desde los 80’s a Cisjordania quiera anexarse a sus hermanos dándoles lo que los conflictos y el abandono de sus hermanos les ha generado; además del propio conflicto contra Israel. es por esto que un Estado para los palestinos (o la negociación concreta de este), es el camino mejor aceptado para la continuidad de Israel con su naturaleza como lo dictó la resolución de 1947.

Bajo ninguna circunstancia puede Israel mantener una imagen de falta de negociación con los palestinos, ni tampoco realizar actos públicos que condenen al país seguir siendo visto como una “fuerza ocupante” colonialista; por lo tanto, anuncios de nuevos asentamientos solo minan la credibilidad del gobierno de turno con respecto a las negociaciones de paz y aún la extensión de los existentes entorpecen la “publicidad” del Estado frente a los entes internacionales y hasta de cara a sus propios aliados alrededor del mundo. Aunque es bien conocido que aún el gobierno más “ultra derechista” de Israel estará acorde en negociar  una solución que conlleve a la paz bajo la premisa de dos Estados, ya que hasta los más derechistas en el Estado Judío han logrado firmar la paz con sus enemigos de turno.

No se puede cansar el gobierno israelí de mostrarle al mundo que ellos proponen ideas para llegar a establecer las bases fronterizas similares a las anteriores al conflicto de 1967, con planes como el de Ehud Barak, Ehud Olmert, y hasta la aceptación de acuerdos previos internacionales. No así el caso de los liderazgos palestinos que han interrumpido las “treguas”, se han retirado de las negociaciones, no han hecho contra propuestas a los planteado por Israel y peor aún han optado por reactivar la violencia y en los últimos años tomaron el camino “diplomático” de acudir unilateralmente frente a las entidades internacionales que les fortalezcan sus planteamientos.

La intención de los líderes palestinos y sus patrocinadores árabes e islamistas es la misma, acabar con Israel ya sea por medio de la lucha armada como lo marca la carta fundamental de Hamás o de Hezbollah, buscando un Estado islamista que se extiende desde el Río Jordán hasta el Mar Mediterráneo, “Jüdenfrei” (libre de judíos).

También intentan acabarlo a través de las vías diplomáticas, demográficas, económicas y legales como lo plantean quienes promueven la idea del “boycott económico” contra productos israelíes o como lo expone esta misiva, a través de la promoción de la unificación de todos los territorios divididos en el 47 para generar lo que la comisión Peel planteó como irrealizable y por lo que se hizo el partimiento “salomónico”. La idea de un Estado Binacional es absurda por la incompatibilidad de ambos pueblos que expone desde hace más de 60 años la necesidad de “dos Estados para dos pueblos”.

Para los islamistas el “fin justifica los medios”, siempre y cuando puedan acabar con el Estado no Musulmán levantado en el corazón del Islam, destruir Israel se logra de dos modos, o sometiéndolos por la lucha armada generando un nuevo genocidio judío; que en la realidad actual es poco probable. Y la otra es a través del “Caballo de Troya” demográfico, inundando el país con los palestinos y de este modo transformar poco a poco su naturaleza. Finalmente la intención es tener un nuevo Estado islámico en Israel. Y la forma pasiva lo logrará si la fórmula de dos Estados no es acelerada cuanto antes.

LOS ASENTAMIENTOS Y LA PAZ