Archivo de la categoría: Sistema Político

¿Quién se supone que es Emmanuel Macron?

Para conocer quién es el nuevo presidente francés, no solo basta con ingresar en la biografía y leer lo que se ha escrito al respecto, sino que es necesario también analizar, lo que dicen los grupos políticos sobre él.

En términos generales de elección popular

Para poco más de 11,5 millones de personas; equivalentes al 24,5% de abstención que hubo según el sondeo del padrón electoral; el nuevo líder galo no representa un cambio real en la política del Estado, mientras que para 4,2 millones de personas (9% del padrón) que votaron en blanco o nulo, su voto protesta demuestra que ningún grupo político les representa como debe de ser. Esto presenta una antipatía política total de poco más de 15 millones de electores.

Por otra parte, si bien cerca de un 66% de los votantes se decidieron por el ex asesor del presidente Hollande, hubo un 34% favorable a una visión de ala dura proveniente de la candidata Marine Le Pen, que no es un número nada despreciable en cuanto a la cantidad de personas con una posición ultra nacionalista y de principios que rayan en el racismo y la discriminación. Aunque también, hay parte de esos casi 11 millones de electores que creen realmente que hay temas nacionales que Macron no puede asumir en beneficio de lo que ellos llaman “los verdaderos franceses”.

Macron es sinónimo de conspiración

Para algunos, el que un presidente se llame Emmanuel quizás le obligaría automáticamente el haber nacido en un pesebre, dentro de una familia humilde y haberse partido la espalda trabajando para ser un verdadero éxito y ejemplo para todos. Sin embargo, Macron nace en una familia burguesa, y además, entre sus muchos trabajos, por su formación financiera y económica, laboró en el Banco Rothschild, lo que ha valido que se le señale de ser parte de varias teorías conspirativas.

Se le acusa de estar bajo el dominio de la poderosa banca de la cual se han creado muchos mitos y leyendas sobre dominio mundial a través de los años, así como de tener afiliaciones oscuras con lo que algunos “conspiranoicos” han denominado la “estrategia sionista internacional”. En palabras de un sitio que expande este tipo de acusaciones que rayan entre el ridículo y las teorías judeófobas de los siglos XIX y XX:

“…Para este sujeto Francia es un peón más al servicio de la estrategia sionista internacional, la Unión Europea el elemento fundamental para acabar con la verdadera Europa y la inmigración masiva, especialmente la islámica, una herramienta para reducir a escombros la identidad europea…”

Es pues Macron, para los que atienden a estas teorías, un peón más del tablero de dominio mundial, donde él (Emmanuel) cumple el rol de ser la cara visible, pero por detrás hay un gobierno de la sombra que viene por el dominio total.

Y este tipo de ideas conspirativas las abrazan con el mismo entusiasmo tanto los seguidores de lo que anteriormente llamábamos la “derecha” como la “izquierda” política, con tal de no aceptar el resultado francés, las teorías de dominio de un grupo que trabaja a las sombras hacen eco en la era de la tecnología.

El temor frente al islamismo.

A lo anterior se suma otra idea entre los grupos que no estaban convencidos de la elección de Macron; aparte claro está de la línea dura de Le Pen. Existen aquellos que temen por el futuro de las migraciones principalmente de musulmanes a Francia, y el crecimiento de células islamistas en barrios de la periferia donde abundan las mezquitas wahabistas y se aplica la sharia como norma para controlar los destinos de los miembros de dichas zonas, al margen por supuesto de la Ley de la República.

El abordaje que el presidente electo ha realizado acerca de esta problemática es pobre, y algunos le acusan de mantener una línea laxa al respecto y no proponer ningún elemento que pueda eventualmente confrontar una crisis tanto con el tema de los refugiados como el fortalecimiento islamista en regiones importantes de Francia.

Entre las teorías conspirativas, y aquellos que se aprovechan de las concesiones que brindan algunos grupos políticos para no parecer “radicales”, la realidad es que el país cae en la encrucijada de un futuro turbio donde los extremistas de un sector y el otro se terminan encontrando y generando desastres.

El respiro para los europeístas

Lejos de los aspectos complejos citados arriba. Es un hecho que para aquellos grupos que defienden el modelo de la Unión Europea (UE), Emmanuel Macron representa un respiro después de ver movimientos que ponían en riesgo a la integración regional, como el BREXIT, la elección del presidente Donald Trump que abogaba por proyectos más nacionalistas, así como un llamado a debilitar las bases de la OTAN con amenazar en disminuir la contribución económica norteamericana a ese organismo multilateral y el crecimiento de grupos euro escépticos que abogan por la autodeterminación nacional como respuesta a lo que denominan el fracaso integracionista.

Para los defensores de la Unión Europea Francia junto con Alemania son los países que mantienen a flote el sistema, por lo que auguraban que de haber ganado la candidata Marine Le Pen, el terremoto en las bases de la integración habría sido de magnitudes catastróficas, y desde el propio lunes posterior a las elecciones habría sido necesario comenzar a recoger los despojos restantes de un sistema condenado a su extinción. Sería pues, crónica de una muerte anunciada.

La moneda en el aire para Macron.

La frase idealista sigue siendo el gran reto para una Nación que procura seguir siendo líder mundial. ¿Libertad, fraternidad e igualdad, pero hasta qué punto es así hoy?

Los principales temas que debe abordar Macron una vez que llegue al Palacio Eliseo tiene que ver con los siguientes aspectos, según dictaminan los principales analistas de la situación francesa:

  • Económico: desde la posición de los “parados” (desempleados), reformas laborales, reforma de pensiones.
  • Crisis migratoria: tema que debe ser abordado desde la posición de los derechos humanos, pero también de la seguridad nacional.
  • El espíritu anti europeo: el euro escepticismo sigue ganando terreno, y los partidos de ala dura lo promueven con más fuerza en una lucha sin tregua.

La resaca política en Francia no se hará esperar, y las próximas embestidas contra la elección de Macron serán fuertes y la ruta para gobernar los destinos franceses en los próximos años serán complicados marcados por la duda y teorías oscuras sobre él.

Anuncios

La propuesta populista de Trump

Trump

La convención del Partido Conservador estadounidense decidió escoger finalmente al Candidato Donald Trump como su propuesta nacional de cara a las elecciones y competir directamente contra Hillary Clinton, quien será ratificada la próxima semana por el blioque Demócrata. La división interna de la agrupación republicana se notó con mayor fuerza ante la negativa del exprecandidato Ted Cruz de apoyar la nominación y pedir a los militantes conservadores que voten en noviembre a “conciencia”, lo que significó que al final de su participación fuera abucheado.

Esta convención, tuvo grandes ausentes entre los liderazgos fuertes del partido como lo fueron los excandidatos Mitt Romney y John McCain, así como los últimos dos expresidentes de dicha agrupación George W. Bush y su padre del mismo nombre, a esto se suma la posición dura del ex precandidato Jeb Bush donde indicó que Trump no representa el futuro del partido conservador.

A pesar de todo, la decisión apunta a que el trabajo proselitista se enfocará a la propuesta del magnate neoyorquino cuyas ideas no se alejan de verse como populistas que pueden mover pasiones, pero cuyo fondo evoca el olvido que los proyectos necesitan el apoyo del Congreso y no es una labor sencilla. Sin embargo, se puede mencionar las 7 grandes propuestas “Trumpistas” y analizar el impacto que las mismas pueden tener a lo interno o externo del país.

  • Impuestos: La primera que se puede nombrar, es una reforma a los impuestos donde la carga tributaria sea mayor para los grandes generadores de recursos y menores entre quienes tengan ingresos bajos. Es una propuesta con enormes apoyos de las personas más necesitadas del país, y las clases que se sienten mayormente castigadas por los porcentajes que se pagan en este rubro, sin embargo, no es una idea sencilla de imponer por los poderes del Congreso en esta materia y además porque no será popular en la práctica para aquellos que están siendo mayormente productivos en la economía estadounidense.
  • Reforma de salud: Trump ha propuesto una reforma al sistema actual de salud, desmantelando la Ley de Cuidados de la Salud Adsequibles (Affordable Care Act) conocida como “Obamacare” desde el primer de gobierno, adicional convertir el actual Medicaid (Sistema de Seguros de Salud para gente necesitada) en un programa de subvenciones donde además se pueda garantizar una apertura en el tema de seguros que pueda funcionar más para los grupos sociales de mayor necesidad. Sin embargo, esta propuesta con una gran ambición no cuenta con el “cómo hacerlo” que garantice que no se privará de servicios de salud básico a los sectores pobres de la economía.
  • Ley de veteranos: Con esta ley se procura garantizar el derecho a salud de todos los veteranos de guerra solamente con la presentación del carné que lo acredite como tal y ampliar además los recursos para aquellos veteranos que han sufrido algún trastorno de estrés. Al igual que el anterior, es una medida bastante popular, pero el fondo de la propuesta deja profundas dudas.
  • Control de armas: La propuesta de una licencia de armas válida para todos los estados con la presentación de un análisis previo psicológico y de antecedentes del candidato a comprar armamentos. La resistencia con la cual puede contar esta medida es en cuanto a la enmienda constitucional que permite la tenencia de armas, sin embargo, podría ser mejor manejada que otras por los avances que a nivel de sociedad se han dado forzados por la situación de violencia interna.
  • Inmigración: Una de las cartas de presentación de Trump en esta campaña ha sido la lucha contra la inmigración ilegal, los medios se han encargado de demonizar las palabras del hoy candidato republicano y tacharlo como una persecución generalizada contra todos los inmigrantes del país, principalmente los hispanos, lo que puede desatar eventualmente en manifestaciones masivas y violencia en el territorio estadounidense, así como un verdadero endurecimiento de la política migratoria total.
  • El muro: Ligado al tema migratorio, Trump prometió levantar un muro con la frontera mexicana para evitar que criminales y violadores llegaran desde ese país hacia los Estados Unidos, un muro cuyo costo elevado lo hace poco realista y además genera la misma o más anticuerpos que el tema migratorio en general que ha expresado. Generar problemas con las poblaciones fronterizas y con los migrantes hispanos que representan la minoría étnica mayoritaria del país, se puede transformar en una bomba de tiempo que puede ser aprovechado por agentes externos e internos para desestabilizar aún más el país principalmente en crisis sociales.
  • China: Otro tema de la agenda internacional general es el comportamiento de Trump respecto a la relación de su país con China, quienes dicho sea de paso tienen grandes porcentajes de la deuda estadounidense en sus manos, lo que genera una serie de desconfianzas de lo que pueda pasar en adelante. La política nacionalista de Trump va desde una posición económica para recuperar un poco de la hegemonía en la materia que han perdido, hasta el fortalecimiento de las fuerzas armadas que están en zonas cercanas al país asiático en un careo y muestra de poder lo que va a tensar la ya de por sí deteriorada imagen estadounidense.

Las propuestas básicas de Trump son como cajas de regalo rellenas de papeles, o como un lindo globo lleno de aire, por fuera parecen atractivas y la panacea a la desgastada política estadounidense, pero por otro lado se nota que en el ejercicio del músculo político no cuenta con suficiente fuerza para que esto aterrice de adornadas ideas al plano del realismo actual.

¿Arias vs Figueres, de verdad se necesita tanto desgaste interno?

Figueres-Oscar-Arias-MARIO-ROJAS_LNCIMA20150523_0022_1-620x264

Fotografia Mario Rojas/La Nacion 07 Feb 2015

El diario digital “CR HOY” titulaba el 19 de mayo Figueres reta a Arias a “meterse en precampaña”; Arias “me comprometen a volver”, los opositores políticos se frotan las manos de pensar en que esto sea posible.

Ver un enfrentamiento entre las dos fuerzas políticas predominantes del Partido Liberación Nacional (PLN) ciertamente vendría a cumplir aquella máxima de “divide et impera” (divide y vencerás), ya que una vez se de una lucha de esta envergadura, la ruptura a lo interno será inminente.

Para que el PLN se vea vivo y presente en la vida de los costarricenses no necesita de un circo romano interno. La candidatura presidencial no es una competencia de egos ni de cuál grupo tiene mayores adeptos, no se trata tampoco de ejecutar una especie de “eutanasia política”. Ciertamente si el partido se quiere ver vivo debe reinventarse no convertir la política partidaria en una “gallera”.

El partido cuenta con los elementos suficientes para seguir siendo una parte fundamental de la historia de este país, el cual en las últimas décadas ha sobrevivido a crisis económicas mundiales, aunque también recibido el embate de problemas sociales importantes: desempleo, crisis de vivienda, pobres programas sociales, crisis fiscal, etc.

Reinventarse para empoderarse

Lo último que he mencionado de hacer un reinventado Liberación Nacional se trata de ajustar el partido a la realidad política nacional y mundial. Abrir verdaderos espacios en puestos de trascendencia a los políticos de las Generaciones “X” y “Y”, que se están abriendo paso y tratando de honrar a las generaciones anteriores de grandes intelectuales, hombres y mujeres sumamente preparados que todavía tienen mucho que aportar en cuanto a su experiencia, pero que deben también allanar el camino para que esta nueva generación también haga camino. Por supuesto que no se trata de hacer a un lado a las grandes figuras partidarias, sino que estos asuman un rol de formadores de nuevos liderazgos para el futuro tanto del PLN como del país en general.

No es mi intención hacer por medio de estas líneas una especie de lobby a favor de ninguna de las otras fuerzas emergentes que han aparecido en los últimos meses con interés de involucrarse en eventuales candidaturas a puestos importantes a nivel nacional, pero sí es un hecho que de conservar el estatus actual con la repetición de los mismos personajes buscando puestos políticos y sin ver una importante renovación o acompañamiento de nuevos líderes, se podrán ganar algunas elecciones, pero esto no asegura un futuro promisorio para ninguna agrupación política y mucho menos para el país.

El descontento social y político es evidente en grandes porcentajes de la población, y con la aparición de grupos políticos alternativos está consumiendo este país en una orfandad de liderazgos desastrosa que nos dirige hacia un inminente caos.

Los llamados a enrumbar el PLN

Lejos de querer ver un enfrentamiento “titánico” a lo interno de Liberación Nacional en una especie de guerra civil. Dos pensamientos quizás algo disímiles pero con mucha experiencia como lo son el Dr. Óscar Arias Sánchez y el Ing. Jose María Figueres Olsen, cuyos nombres ya están plasmados en la imborrable historia de la Segunda República de Costa Rica, deberían ser los llamados a llevar la batuta por el cambio, la reinvención y el empoderamiento generacional que necesita el PLN.

Debemos dejar de ver la política en este país con el mismo lente que se ven los programas sin contenido con que nos están bombardeando ahora constantemente en la televisión nacional, ni de alimentar a los carroñeros actuales de la opinión pública y asumir el rol de buscar mejorar el bien común, labor idealista de la filosofía política.

Como bien diría el siempre de bendita memoria, Don Pepe Figueres en su discurso de victoria en abril de 1945, respecto al camino para ser arquitectos de un mejor país:

Debe haber en primer término una filosofía que sea la que ilumine el camino. Luego deben venir todos los planes técnicos en todas las ramas de la administración guiados todos por una idea central y por el más noble espíritu que le podemos arrancar a nuestros corazones(…). Todos sabemos que las estrellas no se alcanzan con la mano pero todos debemos convenir que los hombres, las asociaciones, y las naciones, necesitan saber con exactitud a cuál estrella llevar enganchado su carro para poder discernir en las encrucijadas del camino, cuáles sendas conducen adelante y cuales son simplemente desviaciones, y cuáles los conducirán hacia atrás. El nombre de la estrella que nos guíe debe ser, costarricense, el bienestar para el mayor número.”

Por lo tanto, si se quiere que el partido continúe siendo parte de la historia, se necesita menos circo y más trabajo.

Los invisibles de la encuesta

encuestas

En mi artículo anterior sobre la “Primavera costarricense“, especificaba como se ha ideologizado la campaña electoral de cara a los comicios de febrero 2014. Basta con escuchar los discursos políticos y ver la manera en la cual han utilizado las encuestas para hacer creer al público en general que en la contienda solamente hay tres opciones reales. En la mayoría de las consultas populares el Partido Acción Ciudadana, el Partido Unidad Socialcristiana y el Partido Patria Nueva se han visto minimizados al punto de la invisibilización participativa, se les ha dado por muertos y enterrados para poder culminar con el establecimiento mediático de una lucha de tres tendencias, las cuales entre sí son antítesis, no comparten mucho o del todo se consideran extremos en sus planteamientos.

De lo anterior, la explicación más evidente sería que al tratarse de dos “extremos políticos” y solamente uno con tendencia “centrista”, en caso de haber una segunda ronda la tendencia de los votos serían hacia el más centrista de todos, ya que nadie querría votar por una izquierda acusada de tener fuertes tendencias hacia las posiciones del socialismo “latinoamericanista” (estilo ALBA) , estatista y anti comercio exterior. Y por otra parte, nadie quiere tampoco a la extrema derecha, neoliberal con apertura comercial sin intervención del Estado, que privatiza y tira por el piso las luchas sociales logradas a mitad del siglo anterior. Mientras tanto el “paladín” del centro del espectro, quedaría el Partido Liberación Nacional, que sería el exponente de los equilibrios entre la apertura comercial y la protección de las garantías sociales, o al menos en la teoría de los “Tres competidores” de la campaña quedaría plasmado de ese modo.

Como nota adicional a lo anterior, cabe destacar que acá los planteamientos ideológicos se rigen más por el tema económico, más que por las ideas socio – militares, por lo que acá la izquierda es de la protección a la producción nacional, anti libre comercio y pro ampliación del aparato estatal y la derecha pro libre comercio sin barreras, privatización y concesión de obra pública sin mayores trabas burocráticas, etc. Obviamente el centro es un equilibrio de ambas partes.

En este panorama, resulta claro que ante los porcentajes expresados por la última encuesta de UNIMER para la Nación del 1 de diciembre, muestran que no hay un solo candidato que alcance el porcentaje mágico del 40% para poder ser presidente de la República, también esto es señal de que habrá una segunda ronda, la cual probablemente enfrente a uno de los supuestos “extremos ideológicos” versus el partido del centro. Por lo cual, en esa segunda ronda, ni los empresarios, o muchos de los empleados de las transnacionales votarían por el partido de la izquierda, ni tampoco las agrupaciones sindicales ni muchos empleados del sector público o protectores del sistema social lo harían por la derecha. La única opción válida que les quedaría sería optar porque gane el centro, aunque sea uno de sus principales enemigos, al que llaman el “continuismo” o el “reinado nefasto del PLN”.

De lo planteado anteriormente se desprende que hay un beneficiado claro en que se mantengan las ideas de que tanto el Partido Frente Amplio como el Movimiento Libertario pertenecen a los extremos del espectro, también resulta interesante que ambos partidos se quieran desmarcar de las tendencias hacia donde los etiquetan y se autodenominen como representantes ellos del “Centro político”, ya sea de centro izquierda o centro derecha para no quedar mal con sus copartidarios del “voto duro”. También es evidente que sacar del juego a los otros tres partidos con posibilidades de confrontar de mejor manera a las posibilidades de un tercer mandato del PLN, es una estrategia que le viene a bien al partido del “Balcón Verde”, ya algunos analistas lo han dicho, en una confrontación entre el PLN y el PAC o el PUSC y yo agregaría el PN, es muy probable que los partidos de los extremos movilicen a su gente a votar por el contrincante directo de Liberación Nacional, no así volcarían su apoyo a favor el uno del otro, aunque en política todo es posible, pero por principios ideológicos difícilmente se dé una alianza de esa magnitud.

Dice la máxima “Divide et impera” (Divide y vencerás) y mientras los propios partidos opositores se enfrasquen en vencerse entre sí, y le den mayor fortaleza a los discursos de los “extremos ideológicos”, es más probable que el fin de terminar con la gestión del PLN en el poder ejecutivo se deba esperar cuatro años más, para que lo vuelvan a intentar en el 2018. La oposición no ha logrado mostrar cohesión política, ni para unirse en un grupo de alianza nacional para derrotar a su “enemigo común”, mucho menos lo están logrando por separado, donde creen que por sacar a Liberación Nacional, los indecisos votarían por cualquier candidato sin importar la tendencia que tenga. Lo cierto es que en un país donde priman las posiciones moderadas, que no modifiquen mucho el estado de confort del ciudadano promedio, las ideas sobre cargadas de tendencias generan anticuerpos y el repudio de las masas, por lo que si quieren acabar con el continuismo en el poder ejecutivo y de la mayoría parlamentaria, el camino que llevan es el equivocado. 

El flautista de Teherán…

El flautista de Hamelin

El flautista de Hamelin

Cuando se leen las opiniones respecto a las modificaciones en la forma de dirigirse a Occidente por parte del presidente iraní Hasán Rohani, muchos ven esperanzadoras posibilidades de que este hombre sea un revolucionario de la política de su país, su presencia en Naciones Unidas despierta la atención de todos los medios de comunicación y estos quieren conocer sus opiniones respecto a temas diversos, al mantener una postura menos chocante que la de su predecesor Mahmoud Ahmadinejad, endulza con su postura “bonachona” en el momento de dirigirse al público y expresarse. Se había mal acostumbrado a la manera tan incorrecta de Ahmadinejad que ahora se ve una posición tan confusa que no es sencilla de descifrar. Es por esto que con respecto al discurso, expresaría en su momento el filósofo Michel Foucault:

“Poder y saber se articulan por cierto en el discurso. Y por esa misma razón, es preciso concebir el discurso como una serie de fragmentos discontinuos cuya función táctica no es uniforme ni estable. Más precisamente, no hay que imaginar un universo del discurso dividido entre el discurso aceptado y el discurso excluido o entre el discurso dominante y el discurso dominado, sino como una multiplicidad de elementos discursivos que pueden actuar en estrategias diferentes.” (Énfasis añadido)

No se puede caer en la ingenuidad de aceptación del discurso de Rouhani, no porque no parezcan sus palabras sinceras, ni porque sus intenciones no suenen “cordiales” y buscando mejorar la imagen de Irán en el mundo, sino porque simplemente no depende de él, las políticas del país deben pasar por el filtro del líder supremo; el Ayatola Jamenei y el Consejo de Guardianes, el aparato político se fundamenta en esas fuerzas y todos los poderes de la República dependen de la posición de estos poderes que están por encima de cualquier buena intención.

Pensar que de la noche a la mañana Irán modificará sus posiciones ideológicas, ni sus discursos, mucho menos que estos traen consigo un carácter religioso islamista, de corte nacionalista y que claramente se ha esparcido como germen durante décadas, producto de ello el patrocinio a dos agrupaciones que realizan ataques terroristas en el mundo y reclutan para la “guerra santa”; Hezbollah y Hamas. El 16 de agosto de 2012 el Líder Supremo, el Ayatola Alí Jamenei expresaba que “El Estado de Israel “será borrado de la geografía mundial” y su territorio “devuelto a la nación palestina”. Es la posición del Ayatola, el hombre cuyo conocimiento esencial proviene de los cielos, por lo tanto no hay un cambio radical en las posiciones y metas del régimen de Teherán.

Haciendo un repaso de las expresiones y movimientos de Rohani en estos días, especialmente ligados a la Asamblea General de las Naciones Unidas, podríamos entender por qué la opinión pública se sorprende, sin embargo se debe hacer la aclaración que muchas de las sorpresas han sido por malas traducciones de los medios de comunicación, agregados a lo dicho por el presidente iraní o inventos de los medios:

En un comienzo parecería que el nuevo presidente iraní se desmarcaría de la posición revisionista sobre el holocausto de su antecesor, sin embargo, lo único que ha optado es bajar el tono de la discordia, dejando claro que no niegan que los nazis cometieron crímenes durante la Segunda Guerra Mundial, pero sin involucrarse en un tema del cual durante años, la opinión pública y líderes religiosos en Irán lo han puesto como un “mito” o una “superstición” de los occidentales para favorecer a los judíos. De lo anterior se puede mencionar las palabras del gran ayatolá Naser Makarem Shirazi, opinión recogida por el medio de comuniación INFOBAE el 4 de setiembre de 2010: El gran ayatolá iraní afirma que el Holocausto es “superstición” creada por los occidentales

El mito del saludo de Rohani a los judíos por su año nuevo:

  • Con motivos del año nuevo judío, informaba el diario israelí Aurora que El presidente de Irán felicita a los judíos por el Año Nuevo  (04 set. 2013) supuestamente emitió el saludo por medio de la red social Twitter.
  • El medio de comunicación iraní HispanTv informa que Presidente de Irán no tiene cuenta en Twitter (05 de set. 2013) desmintiendo de este modo que el nuevo presidente iraní hiciera el histórico saludo que no querría decir tampoco un acercamiento a Israel, sino una cordialidad hacia la comunidad judía, la cual tiene un gran número de adeptos hasta dentro del Estado Persa.

Pero la forma en la cual el presidente Rohani se ha dirigido ante la opinión pública mundial, tiene que mantener la mirada de que el discurso se puede moderar pero las acciones e ideas se conservan, el 2 de agosto de 2013 en la marcha del Día Mundial de Al Quds (Jerusalén) abogaba por la destrucción de Israel “El régimen sionista es una herida que desde hace años está en el cuerpo del mundo islámico y debe ser eliminada”, hace menos de dos meses, o sea que la transformación política de Irán evidentemente no se ha dado. Pero el dato curioso es que en el discurso frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas, Rohani, muy apegado a su nuevo sistema discursivo, evitó referirse a Israel, por cuanto su objetivo no estaba ahí, pero no dejó de mencionar indirectamente el tema, hablando de la “Ocupación Palestina”, sin adentrarse lo suficiente para no desentonar lo conciliador de su exposición.

A pesar de lo anterior en su discurso, el presidente Rohani ha expresado que “La mayor amenaza para la región sería que los extremistas se apoderaran de las armas de destrucción masiva”, ha condenado el uso de armas químicas en Siria y ha llamado al presidente Obama a no permitir que no se deje llevar por las posiciones belicistas y denominando a su país un ancla de estabilidad en medio de las revueltas que rodean a la región, gracias a sus esquemas políticos y democracia religiosa.

En la conversación telefónica, histórica, que mantuvieron los presidentes Obama y Rohani, este último indicaba que el propio Ayatola emitió una fatwa (pronunciamiento legal) que prohíbe la producción de armamento nuclear, presentándolo como un cheque de garantía que realmente está Irán interesado en aplicar la diplomacia para comenzar con un plan de desarme nuclear en la región. Llamó también al Estado de Israel a firmar el Tratado de No Proliferación, elemento al cual Israel no ha accedido como medida de persuasión por cuanto nunca ha confirmado ni negado la posesión de armas de este tipo, a pesar de que algunos especulan que la carrera nuclear israelí se detuvo hasta el año 2004 y mantiene en “stock” cerca de 80 ojivas nucleares, algo que no deja de ser una simple especulación que le ha dado a Israel cierta “estabilidad” frente al temor que ocasiona en sus enemigos pensar atacarle, de poseer realmente este tipo de materal.

Sin embargo, en el caso del discurso “cordial” del presidente Rohani, 34 años de dudas no se pueden dejar atrás de la noche a la mañana, y el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu no cree en las palabras del presidente Rohani, lo ha llamado un discurso hipócrita y ha indicado que “Israel daría la bienvenida a una genuina solución diplomática que verdaderamente desmantele las capacidades de Irán de desarrollar armas nucleares”. Para esto, el gobierno de Israel propuso que el camino para frenar el programa nuclear de Irán exige cuatro condiciones:

  1. El cese del enriquecimiento de todo el uranio.
  2. La extracción del uranio enriquecido.
  3. El cierre de la planta de Qum
  4. El cese de la vía de plutonio

Y además de las propuestas de Benjamín Netanyahu, se podría plantear la posibilidad de que Irán deje de patrocinar agrupaciones como Hezbollah y Hamas tanto con dinero como con armamento, para también ver esto como un acto de verdadera buena intención en su propuesta a dejar de ser parte del “Eje del Mal”.

“…en toda sociedad la producción del discurso está a la vez controlada, seleccionada, y redistribuida por un cierto número de procedimientos que tienen por objeto conjurar los poderes y peligros, dominar el acontecimiento aleatorio y esquivar su pesada y temible materialidad.” Michel Foucault.

Si bien las propuestas que expresan con su discurso el presidente Rohani tiene muy buenas intenciones, dejarse “endulzar” sin previsiones, podría ser un peligro por si mismo. Por cuanto en este caso específico, se deben exponer acciones concretas y no desviar la atención ni adornarlas con frases que las potencias quieren escuchar, cual melodía del “Flautista de Hamelin” que adormezca a la comunidad internacional de vigilar correctamente que el régimen iraní cumpla con acciones concretas que dejen ver que realmente están interesados en acercarse a negociar con Occidente y no distraer para seguir su desarrollo pasivo de armas nucleares que desestabilicen una región donde no solamente Israel se ve amenazada por Irán, sino además países que ven en el Estado Persa su competidor de hegemón de la región, como Arabia Saudita, Turquía y en cierta manera, Egipto. Si por las palabras de Rohani se dejan llevar, cuando despierten del letargo que estas producen podría ser muy tarde, si no caminan con cuidado, estando atentos de todos los movimientos que Irán realice, no solo de la boca sino en orden de las medidas solicitadas por la comunidad internacional para no desequilibrar las fuerzas de la región.