Perspectivas confesionales en las Relaciones Internacionales

IMG_0455Palabras expresadas en el Foro Legislativo “Perspectivas Confesionales sobre el cambio social” realizado el pasado 7 de setiembre:

Señor Gonzalo Ramírez Zamora, Presidente de la Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica, Sr. Jack Fallow, Director de Globis Mediation Ltd. y The Renaissance Forum, Sr. Álvaro Dastugue, Diputado del Parlamento de la República Oriental de Uruguay, Sr. Álcides Fuentes, Sr. Dennis Petri, Director de la Plataforma para la Política Cristiana, asesores parlamentarios, invitados todos, un gusto estar con ustedes.

Qué complejo expresar alguna idea después de escuchar las disertaciones anteriores y para mi suerte me corresponde antes que exponga mi amigo Dennis, de caso contrario, quizás ya no tendría más qué agregar.

Hoy me tomo el atrevimiento de ser algo que actualmente es complejo; ser idealista, no porque no vivamos de los sueños de los ideales, sino porque necesitamos del equilibrio basado en la realidad en que nos desarrollamos, como diríamos en el campo de las Relaciones Internacionales; la Real Politik.

En los últimos años, hemos perdido el Norte para forjar el camino hacia una sociedad que se pueda desarrollar y generar una calidad de vida adecuada para todos los ciudadanos en cada uno de nuestros países; Costa Rica no es la excepción. Está claro que en esta época, necesitamos una sociedad sostenida por los valores, principalmente los de convivencia y respeto por todos, sin distinción de ningún tipo, una sociedad que sea inclusiva, lejos de las etiquetas y guetos sociales donde confinamos a cada grupo de ciudadanos.

Es necesario construir un futuro promisorio basado en el trabajo coordinado entre sociedad civil; incluyendo la academia, los distintos credos religiosos y las comunidades en general. También por supuesto, es esencial tomar en cuenta a la empresa privada para construir las bases de esta sociedad inclusiva, porque sin duda son parte de nuestro ecosistema social y también, se deben incorporar a las distintas instituciones del Estado como el encargado de brindar las herramientas necesarias para llevar adelante este ideal.

Se debe romper con los paradigmas políticos que generan apatías y adoptar una posición realmente activa para involucrarnos y cambiar el panorama político en todas las áreas sociales.

Hemos sido gobernados desde hace tiempo por individuos cuyos valores tienen precio mercantil, cuyos principios son demasiado laxos frente a la corrupción y la desidia, cambian de rumbo cual velero sin guía y se acercan literalmente al árbol que le dé más sombra.

Hay dos conceptos que he aprendido de la cosmovisión judía que considero esenciales y complementarios entre sí.

El primero se refiere al concepto de Tikum Olam, que literalmente significa “reparar el mundo”. Cada individuo tiene la obligación de hacer de su entorno un mejor lugar para sí mismo y para los demás. Esa obligación concibe que transformando el mundo se podrá alcanzar la era de la redención final, con paz y bienestar para toda la creación.

El otro aspecto que creo, es también, un concepto compartido por varias cosmovisiones, es el de ser “luz para el mundo”, en otras palabras, un ejemplo para el resto de la sociedad que copien este patrón positivo en aras que cada vez más personas se sumen al llamado del primer concepto abordado, el de reparar el mundo.

Ambos conceptos son idealistas sin ninguna duda, pero son posibles si a estos dos elementos pudiéramos agregarle aquel razonamiento determinante que dijo en algún momento de la historia el sabio Rabí Akiva como fundamento a favor de la paz, no hagas a otros lo que no quieres para vos.

Si bien lo expresado, son palabras de un creyente, el mensaje busca ser universal, ya que no se necesita ser religioso para ser una buena persona, aunque sí me obliga a asumir con más responsabilidad el llamado a ser luz para los demás.

No está en mis intenciones que se estandaricen las ideas o las cosmovisiones, y considero que este sería un aspecto que por el contrario enriquece más ese desarrollo constructivo; basado en la diversidad de criterios.

También apegado a la cosmovisión judía, en el rezo de las mañanas se acostumbra a vestir con las filacterias que se coloca una en medio de los ojos representando el intelecto, y otra en el brazo más débil a la altura del corazón, representando las acciones del hombre. El detalle de estas dos cajitas que posee las filacterias y dentro de las cuales se guardan pasajes bíblicos que son la base de la filosofía central del judaísmo es que, la que se coloca frente a los ojos posee unas pequeñas ranuras, mientras que la que se coloca sobre el brazo es completamente lisa, la explicación más inmediata dice que si bien puede haber una diversidad en el criterio, las acciones siempre deberían ser iguales, conformes al corazón de Dios.

Nuevamente, gracias por el espacio y continuemos forjando las bases para hacer de este mundo un lugar mejor para todos, siendo un ejemplo para otros y convertirnos en luz para las Naciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s