Archivos Mensuales: julio 2013

El desgastado discurso europeo…

Asentamientos judíos generan roces entre Israel y la UE

Asentamientos judíos generan roces entre Israel y la UE

La idea de las autoridades europeas de bloquear cualquier intento de financiamiento en los territorios de Judea y Samaria como lo informó el 16 de julio el diario israelí “Haaretz”, más que favorecer al dialogo de paz bilateral; como debe solucionarse este conflicto; distancia a las partes e impide poder llegar a un acuerdo. Por el contrario, la actitud del bloque de la UE de querer imponer unilateralmente el trazado definitivo de fronteras entre israelíes y palestinos alarga la espera del establecimiento definitivo del Estado para estos últimos.

Cabe destacar que la Unión Europea es uno de los involucrados directos en las conversaciones de paz en la región, y conoce con exactitud que cualquier decisión de modificar la hoja de ruta podría provocar un desgaste entre las partes, el fortalecimiento de las posiciones más extremas y el debilitamiento de las relaciones entre los Israelíes y los palestinos de Cisjordania, así como un nuevo aire para las agrupaciones radicales contrarias al dialogo.  También se deja de lado iniciativas como Oslo, la Hoja de Ruta y hasta las propuestas de diferentes actores involucrados directamente en el conflicto.

Adicional a lo anterior, resulta peligrosa la posición de la UE de imponer la medida, decidiendo sobre el estatus final de territorios que se encuentran en disputa, cuando aún las propuestas de paz realizadas al desaparecido Yasser Arafat por parte de los ex primeros ministros israelíes Ehud Barak y Ehud Olmert, con la asistencia del “Cuarteto para Oriente Medio” han llegado a la conclusión que finalmente algunos de los territorios disputados deberán ser canjeados por su equivalente territorial, esto debido a la modificación demográfica que ha experimentado algunas zonas, así como la eventual absorción de ciudadanos palestinos  que habitan ciudades administradas por Israel y los refugiados palestinos que vivan en otros países.

Los esfuerzos de John Kerry de relanzar el proceso de paz en la región se pueden ver minados con la decisión de Europa de dar otra bofetada moral a los intereses israelíes y generar no solo un estancamiento sino un retroceso. La decisión, aparte de haber sido esporádica e inesperada, es irrespetuosa, y marcada por la hipocresía de un bloque cuyos países con liderazgo militar patrocinan parte de la masacre de ciudadanos sirios en su guerra civil. También declaran las Malvinas como territorio inglés de manera unilateral y sin que se tome en cuenta ningún reclamo mundial, mucho menos el argentino. Han tenido presencia militar en Afganistán, Iraq, fueron parte elemental de la invasión a Libia y mantienen un silencio cómplica ante la violación de derechos humanos en China, a quienes no les han amenazado con suspender la compra de productos o de financiar proyectos por sus políticas hacia los tibetanos. Por supuesto es entendible que las medidas contra Israel tienen más publicidad para hacer creer a los demás que “están haciendo algo a favor de los palestinos”, cuando la realidad es que la acción europea lanza de nuevo a un laberinto cualquier iniciativa de paz.

¿Quiénes son los más afectados por este accionar? Claramente los grupos sociales que dependen del actuar de sus gobiernos, y qué luz de esperanza puede generar que sean los “consejeros” en medio del problema los que establezcan nuevos puntos de disputa, los que en vez de generar un proyecto factible y paulatino favorable al entendimiento, impongan basados en simples criterios de novatos diplomáticos barreras que entorpezcan la resolución a un conflicto que genera pasiones de un sector y del otro. Así que de este modo los grandes ganadores serán los que prefieren el “estatus quo” del conflicto, en donde como un juego al gato y el ratón continuarán adoctrinando haciendo ver en el otro al enemigo eterno, con quien no hay diálogo que valga, solo violencia por temporadas; obteniendo así nos nuevas estaciones del año: Primavera, verano, otoño, invierno, guerra y tregua.  Siendo así todos los años y quizás por los siglos de los siglos…

Anuncios