Archivos Mensuales: mayo 2013

Libelo de sangre

Santo Niño Al Durrah

En el año 1491, en Toledo, España, 5 judíos son condenados a muerte por la Inquisición, por el delito de un supuesto “crimen ritual” en el que se decía que estos dieron muerte a un niño para con su sangre consagrar el pan ácimo (matzá) que se come durante toda la Pascua hebrea. Una acusación sin fundamento, sin cadáver y sin prueba real, sino simplemente generada por el odio visceral y las intenciones del populacho de destruir a los “enemigos de Cristo”; los judíos.

Unos siglos después; en setiembre del año 2000, cuando se comenzaba a gestar la denominada Segunda Intifada (levantamiento palestino), en Gaza; un enclave palestino controlado por Israel, se libraba una batalla entre soldados del ejército israelí y milicianos palestinos, en medio del conflicto aparecen dos figuras que posteriormente se convertirían en figuras emblemáticas del conflicto; Jamal al – Durrah y su hijo Muhammad al – Durrah, quienes de una extraña manera quedan en medio del fuego cruzado, suceso que llama la atención de un solo camarógrafo llamado Talal Abu Rahma quien se desempeñaba en labores propias para el Canal 2 de TV francesa y que logró ser el único en captar y grabar el momento en que posterior a una ráfaga de balas y un repentino corte, se logra ver a Jamal al – Durrah herido y su hijo postrado sobre sus piernas, aparentemente muerto; según la voz en off de Charles Enderlin quien utilizó su voz para narrar lo que la cámara de Rahma había logrado captar en un minuto.

La imagen de los al – Durrah dieron la vuelta al mundo y se transformaron en el símbolo de la revuelta palestina, pero además de ser un video de corta duración, con cortes repentinos, llamó poderosamente la atención que cuando supuestamente el niño había muerto, en los diez segundos últimos del video que fueron cortados en la edición del canal francés, se ve como Muhammad mueve sus brazos y además en las tomas no se distinguen rastros de sangre lo que genera todavía más dudas para los expertos.

En la acusación de 1491 contra los judíos, algunos como Yuce Franco, confesaron bajo amenaza y tortura haber generado la muerte al hoy “Santo Niño de la Guardia” crucificándole entre cuatro maderos. La historia posterior y su correspondiente revisión, determinó que todo fue un montaje para continuar con las persecuciones contra judíos y “nuevos cristianos” por medio de la “Santa Inquisición” y su sed de sangre hebrea.

Cuando Muhammad al – Durrah fue declarado muerto, y se transformó en emblema de los mártires de la segunda revuelta palestina, las fuerzas armadas israelíes se atribuyeron la culpa, hasta que investigaciones posteriores han puesto en duda la veracidad de la muerte del niño en manos de balas israelíes, y hasta se ha puesto en interrogante, que dicho muchacho haya siquiera muerto, ya que el video de un minuto grabado por Talal Abu Rahma no muestra más que el “spot publicitario” que lo convirtió en estrella de las guerras de Arafat. El camarógrafo indicó que el niño yació durante 17 minutos en el suelo, pero esto tampoco lo registra ninguna cámara, ni siquiera la suya que era la más interesada en guardar el momento.

En la actualidad el cuestionamiento contra la veracidad del asesinato israelí del niño Muhammad al – Durrah, genera controversia por haber sido el niño de la Intifada, pero al igual que el “Santo Niño de la Guardia”, aunque se demuestre con pruebas que la acusación fue falsa, muchos seguirán creyéndola como verdadera, porque les ayuda a alimentar su odio visceral contra Israel y la idea de una supuesta ocupación de la cual sus paladines de Hamás, Yihád Islámica, Hezbollah y otras organizaciones, al estilo de la Inquisición podrán lograr exterminar a sus enemigos para librarlos para siempre. Por lo tanto, la utilización del Libelo de Sangre solamente fue trasladado de la era oscurantista del cristianismo, a la actual época del oscurantismo islamista con un alcance mediático mayor y aprovechado de gran forma para generar los anticuerpos necesarios para que aún y aquellos que no conocen realmente y sin adoctrinamientos previos la realidad de los territorios en disputa en esa zona del planeta, opinen con una propiedad otorgada por la idea de que si es Israel o los Judíos, claramente debe haber algo turbio en el aire que lo hace tóxico para la sociedad.

Anuncios

La huelga de cerebros mezquinos…

Buycott Israel

Según el Banco Mundial, el Estado de Israel realiza un gasto superior al 4% del PIB en investigación y desarrollo según datos hasta el 2010 y un promedio de 7,7% en educación de su población a nivel general, llevándoles a convertirse en el segundo país más culto del mundo superado solamente por Canadá. Sumado a lo anterior, hay que resaltar que Israel es el país que produce más publicaciones científicas per capita; aproximadamente 109 por cada 10.000 habitantes y el desarrollo en los campos de la agricultura (2% del PIB y 3,5% de las exportaciones) donde se han transformado en pioneros de la agroindustria por medio de biotecnología, en medicina (8% del PIB) donde se promueven proyectos a favor de la salud, la bioingeniería, y el tratamiento de enfermedades degenerativas.

También posee una inversión nacional basada en las PYMES y el emprendedurismo de sus compañías “Startup”; poseyendo la ciudad de Tel Aviv cerca de 63 compañías listada en la bolsa electrónica NASDAQ; por encima de países europeos, Japón, Corea, la India y China combinados, que lo convierte en un país cuyo desarrollo y crecimiento económico colabora en la atracción de inversión extranjera y en el fortalecimiento de la competitividad mundial.

Los pequeños datos mostrados anteriormente; que se podrían hacer todavía más amplios si se tomaran en cuenta otros indicadores propiamente del aporte intelectual que le realiza Israel a diferentes campos de desarrollo mundial; son una crítica al absurdo boicot intelectual que efectúan ciertos “genios” mundiales, acusando al Estado Hebreo de tener políticas racistas, colonizadoras, de apartheid y otras yerbas en contra de los palestinos. O acusándole de estar causando un genocidio contra esta población; argumento que si bien es repetido como mantra por los progresistas Pro palestinos no tiene base sólida cuando se analizan los índices de crecimiento demográfico de ambos territorios palestinos (Cisjordania y Gaza) y leves decrecimientos producto de los conflictos contra Israel.

Pero a pesar del mezquino comportamiento de estos “intelectuales”, Israel no deja de realizar investigaciones que favorezcan a la humanidad completa y no dejará de hacerlo por el simple ego inflado y mal intencionado de personas que con sus aportes a la humanidad deberían contribuir a un mundo de paz y la resolución de conflictos; claro en el mundo idílico porque la realidad dista de esto. También vale la pena indicar que hasta el propio presidente de la Universidad Al Quds Sari Nusseibeh salió criticando el denominado “Boicot intelectual” en contra de Israel, añadiendo que “…si se quiere castigar algún sector, este sería el último de los objetivos…” (refiriéndose al área educativa e intelectual).

Es extraño el comportamiento contra el desarrollo israelí a favor del mundo, en especial porque son los ciudadanos los que realizan la mayoría de las investigaciones y dista de los problemas políticos que Israel pueda estar viviendo, tanto así que en el desarrollo se involucran actores árabes y palestinos que ven más allá de lo negativo de las relaciones que entre gobiernos pueda estar existiendo y juntos van hacia un objetivo común. Aunado a lo dicho anteriormente, también resulta de un perfil de doble moral el boicot en contra de Israel, especialmente cuando la crítica de quienes señalan el comportamiento del Estado Judío no se escucha con la misma vehemencia cuando de otros países se trata. Es por esto que no se escuchan a los “intelectuales” manifestarse con este rigor de las vejaciones a los derechos humanos en Siria, Irán, Arabia Saudita, China, Rusia, Pakistán, Sudán, Somalia, Nicaragua, Venezuela y otra larga lista de países donde a través de políticas de Estado se realizan actos contrarios al respeto y a la aplicación del respeto del individuo y sus libertades individuales.

Hilando todavía más delgado, ni siquiera hay una manifestación o intentos de enviar “Flotillas de Libertad”, a estos países donde se llevan a cabo persecuciones contra distintos grupos sociales, étnicos o religiosos, para hacer una clara protesta contra el maltrato y hasta el asesinato de estos colectivos. Sobre lo anterior podemos citar la persecución y condena a muerte de iraníes que abandonan el Islam y deciden convertirse al cristianismo, la limpieza étnica de China en contra de los tibetanos, las persecuciones políticas del gobierno venezolano contra la oposición o el irrespeto a las divisiones del poder que realiza el ejecutivo nicaragüense al mando de Daniel Ortega, por citar solamente algunos breves ejemplos.

Resulta claro que Israel como Estado, tiene sus defectos puesto que su país está conformado por seres humanos, pero resulta ofensivo a la inteligencia, que personajes o instituciones que se pavonean bajo el título de “intelectuales” tengan un comportamiento “panfletario”, adoctrinado y sesgado o sumergidos en el mar de “bilis” de odio expresado por los malos liderazgos palestinos que achacan en Israel todas sus carencias y falta de voluntad desde 1948 para proclamar un Estado independiente y desarrollar las bases del mismo, desperdiciando durante décadas millones de dólares en ayuda “humanitaria” conformando una maquinaria de propaganda anti israelí, educando con odio a sus hijos y obteniendo armamentos para perpetuar una lucha armada con fuertes matices emocionales que desfavorecen a Israel desde muchas áreas de la opinión pública, aunque el discurso palestino se ha visto variado en los últimos años con la desaparición de Arafat y la clara división entre los detentores del poder palestino, que les ha llevado a modificar la retórica y moderar sus posiciones respecto a Israel.

También resulta evidente que a diferencia de los intelectuales que buscan el reconocimiento por sus investigaciones científicas, la vanagloria y que un séquito de “fans” les hinchen el ego. La investigación científica de israelíes, que se realizan a nombre de universidades, centros de estudio y lejos de cualquier bandera politiquera, busca como objetivo final el bienestar general de las personas, el mejoramiento de la calidad de vida y especialmente poder cambiar lo que por muchos años las malas decisiones humanas han generado en contra del medio ambiente; qué mayor ejemplo el israelí que una vez establecidos en su tierra, la cultivaron, la desarrollaron, hicieron reverdecer el desierto y convirtieron en ventaja aquello que era un obstáculo, utilizando correctamente la herramienta de sus capacidades intelectuales y el poder de sus manos para construir, aunque también muchas veces deban usar su ingenio para la defensa y existencia, ya que rodeado de enemigos no podría darse el lujo de perder una guerra sin poner riesgo la existencia de su Estado o la naturaleza judía del mismo.