Archivos Mensuales: abril 2013

LA CIENCIA DEL CRIMEN

Higiene Racial

En el período correspondiente al final del siglo XIX y principios del siglo XX, se desarrolló en muchos lugares de Europa y los Estados Unidos el concepto de “Darwinismo Social”, que planteaba directamente la existencia de seres humanos mayormente evolucionados a otros; es decir personas que genéticamente eran superiores. La sobrevivencia del más fuerte.

De la mano de esta creencia darwiniana muy en boga en esos años, aparecieron doctrinas de “Higiene racial” de la mano de Alfred Ploetz quien planteaba la idea que fenómenos como el alcoholismo, homosexualismo, la criminalidad y las enfermedades venéreas por ejemplo, eran hereditarios genéticamente, por lo que propone que este tipo de personas deben ser erradicados, esterilizados o exterminados del todo. También se realizaba experimentos y estudios para comprobar la desigualdad entre razas; entre las prácticas científicas tenemos la frenología que consistía en el estudio de los cráneos para comprobar la evolución entre seres superiores y otros de menor categoría en avance genético. Estos mismos conceptos de “Higiene racial” fueron parte de la motivación de los nazis para comenzar con sus prácticas de limpieza dentro de la Nación Alemana “Aria y Perfeccionista”.

Algunos de los principios de la “Higiene racial” alemanes incluían:

  • Cuidado médico de los débiles (discapacitados) destruye el sistema.
  • Los inferiores y los pobres se multiplican por lo que hay que controlar su nivel de natalidad.
  • La raza es un problema de salud que compete al Estado.

Comienzan entonces a realizar propagandas que justifiquen cómo los seres “inferiores” y las personas discapacitadas incurrían en ser gastos innecesarios para el nuevo “Reich” (Imperio), así como a culpar los fracasos de la Nación Alemana en chivos expiatorios (judíos, gitanos, homosexuales, testigos de Jehová, comunistas). De esta manera, en 1930 inician su campaña de esterilizaciones forzadas; las primeras víctimas de la esterilización fueron niños mulatos (padres congoleses y madres alemanas) en la frontera con Francia. Después aplicaron la misma fórmula a discapacitados que eran recluidos en clínicas del régimen o en campos de exterminio, sin que su familia supiera a ciencia cierta (o ignoraran forzadamente) que estos serían aniquilados.

En 1938 basados en una carta firmada por Hitler para autorizar la eutanasia de un niño discapacitado (Carta T4), solicitada por su padre, el régimen toma vía libre para practicar la eutanasia con todos los que sufrieran de alguna discapacidad o fueran de un genotipo relegado o incapaz de sobrevivir, primero la aplicaron en adultos, y en 1939 era más común sobre niños, aunque en los años 20 la práctica de la eutanasia era voluntaria.

El ideal nacional socialista con esta práctica en ese momento fue la de comenzar un blanqueo genético en toda la “Nación aria” que debía estar por encima de las demás, ya que creían en la lucha de razas al mejor estilo del Conde Boulanvilliers del año 1727 y en una segura victoria de su raza de “Súper Hombres” (tergiversando esta filosofía de Nietzsche).

Anuncios