Archivos Mensuales: diciembre 2012

NO SE ACABÓ EL MUNDO, DEBEMOS FORJAR UN MEJOR MAÑANA

MAÑANA

El esperado fin del mundo para el 2012 (malinterpretado obviamente), no se dio, a pesar de los suicidios de personas que quisieron adelantarse a tal hecho, el mundo ha continuado como lo esperábamos en su rumbo. Ni chamanes, ni profetas, ni teorías conspiranoicas se hicieron realidad, simplemente el año ha llegado a cumplir sus ya conocidos 365 días según el calendario gregoriano que rige al mundo.

Y es que como decía un cartel que circulaba por redes sociales durante meses; no debería preocuparnos que el mundo se acabe, sino que siga igual al siguiente día. Y pensando en esto es que decidí escribir estas líneas, como una llamada de atención personal primeramente, pero como una exhortación a todos los que se han tomado la molestia de leer este artículo, para que mañana forjemos un futuro mejor.

Que no se pierda como una frase cliché, que no acabe con las “pintas de enero”, sino que sea el cambio de actitud que necesitamos emprender para poder forjar un mundo mejor, nuestro mundo primeramente y el de quienes nos rodea, como una especie de “cadena de favores”, al forjarnos nosotros una mentalidad positiva y de lucha por un mundo mejor, contagiaremos a los demás de dicha motivación para intentar que el 2013 sea más próspero y venturoso que lo que fue el 2012.

Para el 2013, tengo muchas metas profesionales, familiares y personales, espero poder lograrlas todas, y sino deseo fervientemente que esto no me frustre, sino que me mantenga hasta el final de mis días enfocado en buscar siempre alcanzar una nueva meta y mejorar más cada segundo que pasa.

El año que se acaba trajo momentos buenos, así como momentos difíciles, algunos de los cuales todavía acarreamos, ya que nuestra vida es como una escalera, donde vamos escalando hasta alcanzar nuestro ocaso, no es algo lineal, no existen los borrones y cuentas nuevas, sino que con cada hecho viene la madurez respectiva, para no tropezar con la misma piedra tantas veces o al menos para hacerlo con mejor estilo la siguiente oportunidad.

Agradezco a Dios por este año que acaba, por todas las personas que agregó durante estos 12 meses, y por la que de una u otra razón no está cerca. Por mi familia; especialmente mi esposa, mis hijos, mis padres, mis hermanos y mi abuela, ellos siempre son el núcleo de mis acciones y por quien mi vida siempre busca mejorar.

Finalmente; y para no perder la típica “pose política”, espero que en el 2013 tengamos un cambio de actitud, para mejorar nuestro país, del cual somos responsables todos, capacidad existe, recursos y medios tenemos, pero falta cambiar de mentalidad, dejar de ser tan “vale verguistas” y pensar que realmente nuestros actos generan el típico “efecto mariposa”, lo que hagamos repercute positiva o negativamente dependiendo de nuestras acciones, por lo que deseo que realmente el cambio de actitud positiva contagie a toda la población para hacer de esta Nación, algo mejor y que a su vez esto se propague a otros países hermanos, buscando que mañana sea por nuestras manos y con la ayuda de lo divino, mucho mejor que lo que es hoy. Cierro con una frase de la sabiduría judía que encontré y que veo como una máxima a seguir:

”El único que tiene el poder de cambiar tu destino, sos vos mismo, por medio de tus propios actos de bien”.

Anuncios