Archivos Mensuales: abril 2012

La lección reprobada por Europa…

La Europa “Occidentalizada” vive bajo la sombra de un pasado atroz cargado de persecuciones, de odio y de políticas contra minorías de forma terrible, que conllevaron segregaciones, discriminaciones y masacres imborrables para la memoria histórica.

La política de los fascistas y de los nazis hirieron la historia europea y costó levantar nuevamente la moral de un continente que ante los actos de barbarie perpetrados por los seguidores de ·”Il Duce” italiano y “Der Führer” alemán, pareciera hoy que no aprenden las lecciones sobre la convivencia, el trato a las minorías y la contención de grupos que promueven sus versiones bizarras de odio.

Primero que nada se ha visto un incremento de confianza de los ciudadanos a los partidos con posiciones de “extrema derecha”, como lo expresa el artículo del diario “El Mundo” de España del 21 de setiembre de 2010 “La extrema derecha se hace hueco en Europa”, y se explica como se incrementa la cuota de poder otorgada a estos partidos que tienen fuertes políticas anti migratorias (disimulando de alguna forma los tintes racistas), pretendiendo culpar de las crisis económicas y sociales a las minorías que provienen de otros territorios o que han “echado raíces” en dichas naciones. Algunos ejemplos de esto Suecia, Hungría, Noruega, Francia, España, los Países Bajos, Italia, Alemania, Francia y la lista continúa.

Y esto con respecto a las altas élites de la política europea, no mencionando a los “soldados rasos” de las agrupaciones neo nazis o racistas que se agarran de los discursos patrioteros, chauvinistas y pseudo nacionalistas para agredir a estas minorías. Basta con escuchar discursos como el de Wilders contra los musulmanes, o de la ultra derecha francesa como el clan “Le Pen” para comprender de dónde se inspiran sujetos como el noruego Anders Behring Breivik para cometer sus delitos; en el caso de Breivik trascendental por la cantidad de muertos, pero son constantes las noticias de ataques contra gitanos, musulmanes, judíos y latinoamericanos en Europa, así como minorías sexuales.

Es acá donde Europa ha cometido otro error. Algunos países en su afán de “mejorar” su imagen, han permitido el ingreso de considerables cantidades de inmigrantes, muchos provenientes de países musulmanes en el donde se aplica como norma moral la “Sharia” islámica. Esto causa que dentro de los países europeos se desarrolle un mundo paralelo donde parte de su población se rija bajo otros preceptos legales aunque sea de manera clandestina y cometa actos contrarios a la propia legislación del territorio donde se encuentran desarrollándose.

Ejemplo de lo anterior asesinatos de “honor” cometidos por hombres musulmanes contra mujeres de sus propias familias por considerarlas muy “occidentalizadas” e “inmorales”. La aceptación de este tipo de acciones ha llevado a que en Inglaterra por ejemplo se haya solicitado que se pueda permitir la aplicación de la “Sharia” como una ley paralela aplicada a los musulmanes del territorio Británico. Esto ha causado revuelo obviamente por lo que conllevaría acceder a este tipo de “permisos”.

El desarrollo de los musulmanes en las tierras europeas les ha permitido encontrarse con un mundo abierto que les deja establecer y practicar su religión con libertad, al mismo tiempo que construir templos, minaretes y acercar nuevos adeptos a la fe de Mahoma por parecerles “exótica”.

Pero la otra cara de la moneda es cuando choca el mundo de los musulmanes con el mundo de la derecha fascista visceral europea, y esto provoca que se quieran promover leyes que impidan la práctica del Islam con libertad, el uso de signos externos religiosos, la construcción de mezquitas o minaretes. A esto hay que sumarle la profanación de lugares de culto islámicos, profanación de cementerios o agresiones contra musulmanes.

Y es en lo anterior que las agrupaciones más extremas del Islam entran al juego político. Los líderes religiosos que promueven el islamismo como un movimiento proselitista y expansivo basado en el argumento de someter la “Casa de la Guerra” (países no musulmanes) a la ley islámica a través de la violencia encuentran el nido donde colocar sus huevos de odio. Es la reacción ante los hechos discriminatorios de los “chauvinistas” europeos, lo que impulsa a un sin número de musulmanes en el “Viejo Continente” a engrosar las filas de los grupos que buscan poner a Europa de rodillas ante su versión extrema del Islam.

Hace unos días fue detenido el islamista jordano Abu Qatada, considerado el “Bin Laden” de Europa, y que se cree tiene fuertes vínculos con la red terrorista “Al Qaeda” y ha intentado cometer actos de terror contra objetivos estadounidenses, así como de buscar nuevos adeptos para su “guerra santa”.

En Alemania, los islamistas han comenzado una campaña para distribuir 25 millones de copias del Corán por todo el país procurando de este modo expandir su religión. Liderados por un salafista palestino ha comenzado a ser investigado por los videos de sus predicas llamando a la violencia contra los no musulmanes, la instauración de la Sharia islámica y expandiendo la idea que quienes siguen la “Biblia” o la “Torá” arderán en el fuego del infierno.

Estas dos posiciones de odio que aumentan la lista de adeptos ya sea de los pensamientos “nacionalistas” anti migratorios o de los musulmanes islamistas lo que ha llevado a Europa a vivir una nueva guerra de dimensiones inimaginables. Están viviendo una nueva Cruzada, en donde las posiciones moderadas se van quedando rezagadas y el espíritu de las ideas extremas condenan al continente a generar alianzas políticas para intentar mantener un equilibrio político y religioso tradicional.

Vemos entonces como países de larga data democrática como Francia debe echar mano de alianzas con partidos de Ultra Derecha por su discurso de conservar la esencia de un país con valores “cristianos” presentes. Y para mantener la estabilidad del país, intentar minimizar el impacto de las exposiciones incendiarias contra los musulmanes para evitar crisis y choques con estas poblaciones fuertemente persuadidas a enfrentar con la cabeza en alto la sagrada lucha por su religión; la única y verdadera.

El panorama en Europa es turbio, no hay agrupaciones que intenten promover un equilibrio, y los extremos están en una puja de matices violentos. Esto es una bomba de tiempo, ya han estallado algunas pequeñas escaramuzas en algunos países, pero esto pareciera estar destinado a desatar un conflicto de proporciones mayores y con resultados terribles, ante un continente cuya preocupación principal es la de ser la “Metrópoli económica” del mundo y no revivir una vez más el pasado de la guerra y de la devastación que vivió en los conflictos mundiales.

Deberán a caso los europeos aprender a vivir con esta fragilidad, viéndose como la aleación del hierro y el barro, siendo fuertes en la economía pero inestables en la política. Lo cierto del caso es que Europa una vez más demuestra que del pasado, no ha aprendido lo suficiente.

NO LO VOY A OLVIDAR

Policía neonazi (fuente El infierno en Costa Rica)

Policía neonazi tomado de la página del Blog: "Infierno en Costa Rica"

Aunque de la forma más particular y “jocosa” se ha tomado en Costa Rica el tema de un joven ex policía que defiende su derecho a pensar y creer a favor de la ideología Nacional Socialista, el caso es que no es risible el daño que dicho pensamiento (el nazismo) le ha causado a la memoria de la humanidad, durante la vida de Hitler (que su memoria sea borrada) y en la actualidad (uno de los casos más recientes en Chile).

Sin importar si el joven “neonazi” conoce la diferencia entre ser nacionalista y ser nacionalsocialista, no puedo como él mismo dijo, olvidarme de las matanzas por parte de las sanguinarias fuerzas militares hitlerianas contra millones de personas, y en particular los seis millones de judíos exterminados por ser considerados la causa de todos los males del mundo.

No olvido que el odio gratuito de los nazis acabó con la vida de seres humanos cuyo único delito era ser judíos. No puedo olvidar que arrancó de la faz de la tierra a niños inocentes muchos de los cuales todavía no comprendían ni lo que significaba el odio. Tampoco puedo olvidar los ancianos masacrados, las mujeres violadas, las personas marcadas como ganado y cuyos números eran la lotería de sus vidas, ni los inocentes con alguna discapacidad. Y por supuesto que no puedo olvidar que todo esto era parte de una “solución final” para los problemas del mundo; qué solución más bizarra.

No, no y no, simplemente no puedo olvidar, porque no quiero ver a esta humanidad vivir esa época atroz, porque no puedo aceptar borrar de la memoria lo sanguinario que el ser humano puede resultar en su sed de sangre, de odio y desamor. Esa memoria está atada a mi alma, ese recuerdo impregnado en mi ser, lo revivo cada día que veo una injusticia en el mundo, porque la afrenta de la Shoa fue contra los judíos, pero también fue contra el sentido común y el carácter racional de cualquier ser humano.

Lo siento, pero no lo olvido, no lo perdono, no lo acepto ni tampoco callaré ante la idea retrograda de querer permitir el criminal movimiento nazi con alguna clase de poder en Costa Rica, ni que se diga con acceso a armas. Debe quedar claro el nazismo (así sea criollo y discriminado por otros nazis) hace apología al delito, es parte de su esencia fundamental exterminar otros grupos, es ajeno y prohibitivo a nuestro Estado de derecho.

Yo soy nacionalista, trabajo a diario por mi país desde la empresa privada, pero tengo claro que el nacionalsocialismo no es compatible con mi idea de trabajar por esta Nación. No es el exterminio de los “débiles” una solución, no es a través del “Darwinismo Social” ni de la “Higiene Social” que este país debe surgir. Es con trabajo y educación que este país sale adelante.

Señores neonazis, nosotros no olvidamos, y no solamente no olvidamos, sino que tampoco perdonamos; no, no perdonamos el daño a la humanidad y es tan fresco el recuerdo, que no permitiremos que una vez más ustedes tengan gota de poder en nuestra sociedad, la oscuridad es el lugar de su ideología, y el recuerdo lo que mantendrá viva la memoria de todos los seres humanos arrancados vilmente de la tierra por la expansión de su sistema basado en el odio.

Bryan Acuña Obando.

Analista Internacional.