Chiniticos por comerciar

Comerciando con china

COMERCIO CHINO

Muy a pesar que la principal política nacional en materia de comercio internacional sea ratificar y generar nuevos tratados comerciales con países de todo el mundo, las relaciones costarricenses con China han estado marcadas con el sello de la imposibilidad de comercializar como iguales.

Contra un país donde los regionalismos, los diferentes idiomas y hasta las distancias nos hace estar compitiendo casi contra varios países al mismo tiempo; contemplando los cerca de 5 dialectos diferentes oficiales que se hablan en el país continental; mandarín, wu, min, yue y hakka.

Costa Rica es un país de 4 millones, que se iguala talvez con Taiyuan capital de la provincia de Shanxi, está intentando negociar con una súper potencia que ha sabido mezclar el tradicionalismo y severidad de la ideología socialista proveniente de la revolución china de los años 50, con la capacidad de apertura económica y negociación propia de los países capitalistas más neoliberales que puedan existir. En una diferencia marcada no solo por el aspecto cultural y geográfico, sino además por un tema de legalidad, manteniéndose China al margen de formar parte dela OMC, a diferencia de Costa Rica que es miembro desde su fundación. Pero también se enmarca una diferencia económica y productiva muy diferente; estamos hablando de un pequeño país agrícola en su mayoría tratando de negociar con la segunda economía más poderosa del mundo (convertida muchas veces en la primera opción comercial del mundo ante las crisis en USA).

En el pasado, cuando Costa Rica mantenía relaciones con Taiwán, había diferencias importantes entre ambas naciones, pero manejables relativamente. A pesar de los $29.500 millones de dólares de PIB que tenía la nación Asiática en el 2006 (un año antes de la ruptura de relaciones con Costa Rica), en Costa Rica no se sentía la amenaza de “morir aplastados” ante el poderío innegable del “dragón despierto de Oriente”.

No podemos tapar el sol con un dedo pretendiendo pensar que este es el mayor logro que podríamos alcanzar comercialmente, ni que las puertas están abiertas de par en par al intercambio de mercadería. Sabemos de la cantidad de barreras arancelarias y no arancelarias (salud por ejemplo) que conlleva comerciar con los chinos.

Reconocer nuestras propias restricciones legales de cara a la firma de los acuerdos que hemos firmado con la organización mundial del comercio y nuestras propias limitaciones para el consumo masivo o la producción masiva de los productos que eventualmente podamos comercializar con el mercado chino.

Es casi un hecho que no son los grandes productores de materiales de consumo los ganadores de este tratado, sino solamente algunas empresas que logren colocar productos que sean del interés chino y que además les parezca una novedad. Al mismo tiempo no será cualquier producto el que se pueda traer masivamente a Costa Rica, porque muchas son falsificaciones o imitaciones de productos que violentaría los derechos de “propiedad intelectual” suscrito conla OMC, o productos de consumo que no cumplen ni con el mínimo de los estándares solicitados porla OMSo el Ministerio de Salud nacional.

Quizás pueda quedar el mercado chino como la opción nacional en el caso que haya una emergencia económica, de esas que requieran volver el alma, la vida y el corazón hacia el mercado chino, pero mientras tanto, es más una asociación por temas de política internacional que de comercio lo que genera la relación con los chinos, potencia mundial hoy por hoy en todos los campos de competencia mundial; como en las áreas económicas y militares.

Pero en todo caso, confiamos de esta relación conla República Popular China porque en cierto modo todavía seguimos creyendo que nos deben el favor por haber comenzado las relaciones con ellos despreciando a nuestro viejo socio taiwanés.

Anuncios

Acerca de Bryan Acuña

Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de las Américas, especializado en la temática de Oriente Medio. Escritor de varios artículos de opinión para diferentes medios de prensa escrita nacional e internacional; entre ellos están el diario La Prensa Libre, El Mundo CR, El País CR, Cambio Político, La Nación (Costa Rica), Radio Jai (Argentina), Aurora Digital (Israel), Hatzad Hasheni (Israel), Por Israel (Israel), Diario El Exterior (España), además de tener una columna en Radio Sefarad (España)

Publicado el diciembre 8, 2011 en Capitalismo, China, Comercio Internacional, Derechos Humanos, Impuestos, Laura Chinchilla, Libre Comercio, Neoliberalismo, OMC, TLC y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: