Archivos Mensuales: junio 2011

El pan nuestro de cada día… Nos lo roban hoy…

No sabía de qué manera comenzar este post, ya lo tenía mentalizado días atrás, pero tristemente debo decir que una noticia publicada en un diario costarricense me hizo dar el siguiente paso:

“Dos menores de 16 y 17 años condenados a pena máxima por matar a niño en La Carpio (La Nación, Costa Rica, 31 de Mayo de 2011)”

En mayo del 2010 se anunciaba con bombos, platillos, comparsa y cimarronas un plan contra la delincuencia, el mismo que fue presentado y que no satisface las necesidades de nuestro país que se ha visto flagelado una y otra vez por criminales que hacen de las suyas, que han creado sus propias zonas de acción, sus codigos de conducta y sus propios sistemas legales.

Basta con darse una vuelta por la avenida 7ma en San José para ver un sector que continúa tomado por delincuentes dominicanos que habitan cuarterías, que se reúnen en bares, cafés, y en las esquinas, a vista y paciencia de nuestras autoridades criollas.

Se puede luego dar un “tour” por Ciudadela La Carpio o por “Tierra Santa” (En los barrios del Sur de San José) para descubrir que ciertamente no vivimos en paz.

Y no solamente en las partes marginales de nuestro país se vive en inseguridad constante, porque muchos de los planes en contra de la ciudadanía se realiza entre altos empresarios del “lado oscuro” que han encontrado en el delito su sustento, y en dar las migas a las marionetas que realizan el trabajo sucio.

Que ya lo han dicho? Probablemente, pero esta vez es mi turno de repetirlo insistente, nos están destrozando el país, nos secuestraron nacionalmente los delincuentes. Y no me refiero a delincuentes extranjeros solamente, esos son solamente parte de la calaña que se ha auto denominado dueño de nuestra Nación.

Me refiero a todos, criminales nacionales, extranjeros, armados, de cuello blanco, todos los que han convertido a este país en la “puta” de t0dos los que quieren hacer lo que les da la gana con los ciudadanos de Costa Rica.

¿Y en qué hemos colaborado nosotros?

  • Exportando telenovelas de narcos.
  • Presentando como moda vestirse como mareros o como pandilleros.
  • Con policías que se prestan a realizar extorsiones.
  • Jueces que colaboracionistas con la delincuencia.
  • Legislaturas que no protegen al ciudadano sino a los delincuentes.
  • Políticos que han utilizado el tema de la seguridad en su carta de promesas falsas.
  • Ciudadanos que no reportan los delitos.
  • Enseñanza en los hogares carente de valores morales y preocupado por otros valores materiales.

Sí hemos caído bajo, sí nos hemos resignado a convertir este país en una porqueriza, y lo peor, no nos gusta la comida de cerdos, pero abrimos bien la boca cuando nos la dan en cucharadas.

Hemos regalado este país a los delincuentes, ni siquiera hay un plan serio y listo en contra de la violencia que nos aqueja.

Pasará otro gobierno y todo seguirá en picada, seguirán creyendo que el asunto de seguridad es solamente judicial o penal, y no coordinarán con los otros ministerios e instituciones que deberían ayudar a prevenir la delincuencia; educación pública, defensoría de los habitantes, instituciones contra la drogadicción, etc.

“Vivan siempre el trabajo y la paz” es la frase que algún día al ritmo que llevamos, será la que adorne la lápida de un país que estamos dejando que se pierda.

Esto si no se toman acciones reales y se sigue con promesas idílicas que solamente tienen efecto sobre acomodados polítiqueros que creen que el asunto es de soplar y hacer botellas.

Anuncios