Costa Rica debe madurar…

Al analizar los últimos eventos en la no siempre amada “Asamblea Legislativa”; el parlamento nacional; es bueno colocar sobre la mesa nuevamente un tema que puede resultar de grandes modificaciones a nuestra forma de hacer política.

Esto es la posibilidad que Costa Rica acceda a una profunda reforma constitucional que de como resultado la implementación de un sistema parlamentario nacional.

Nuestro desgastado sistema presidencialista ha demostrado una falta de liderazgo real en un solo “estadista” que enrumbe por el camino del desarrollo real y concreto al país, y además de sufrir con gobiernos de dos años de trabajo “verdadero”, porque los otros dos años los utilizan en campaña política de cara a los siguientes comicios, demostrando así nuevamente su insistente gobierno para el partido y  no tanto para los electores.

Ya Costa Rica debería enfocarse en tener un desarrollo integral de su sistema político, dejar atrás las imagenes unipersonales y crear conciencia colectiva más allá del gobernar por colores políticos y concentrarse más en un sistema de gobierno con partidos que presenten soluciones basados en sus bases ideológicas y principios, y que sepa que en su período debe hacer las cosas lo mejor posible sino se quiere exponer a un período acortado y posteriores castigos políticos que pueden llevar hasta eventuales desapariciones partidarias de la palestra política de la Nación.

Las últimas coaliciones parlamentarias que se han podido observar en el parlamento nacional:

  • “La alianza de la aceituna” o movimiento “Li-Li”, Liberación Nacional – Movimiento Libertario.
  • Alianza por Costa Rica, conformada por la oposición al oficialismo.

Demuestran que con mayorías políticas que busquen objetivos en común se puede trabajar mejor las agendas gubernamentales de cara a oficializar leyes.

Estas coaliciones que en los últimos meses han trabajado de la mano, han podido sacar adelante proyectos o por lo menos realizar avances significativos en los  mismos, porque al contar con porcentajes altos de aceptación facilita y agiliza la conformación de nuevas leyes y crear comisiones encargadas de que estas se ejecuten en un tiempo determinado, así como les enseña a negociar con sus contrapartes.

Por supuesto que para que un sistema parlamentario en Costa Rica funcione, se debe acostumbrar al costarricense al esquema político de no 57 diputados sino de muchos más diputados elegidos por listas en elecciones populares, divididos porcentualmente basados en un esquema establecido por las reformas constitucionales, que podrían ser por ejemplo regiones nacionales, zonas geográficas, provincias o cantones, lo que podría duplicar y hasta triplicar el número de diputados y de curules legislativas negociando para mejorar el país.

Además y sin menospreciar su excelente trabajo, se podría decir que la imagen presentada en este primer año electoral por parte de la presidenta Laura Chinchilla, ayuda a reconocer que se puede convertir al presidente en un elemento representativo del gobierno nacional ante otros países del mundo, como jefe de Estado, con funciones limitadas y específicas.

Así como otorgar a los ministros del ejecutivo funciones prácticas dentro del esquema de trabajo de su labor de ejecutor de las leyes aprobadas por el parlamento, encabezados por el Jefe de Gobierno; es decir el Primer Ministro, que dicho sea de paso es una figura de liderazgo, pero no “omnipotente” sino que debe conocer que se debe abocar a lo que sus funciones y limitaciones establecen so pena de ser movido de su puesto por una decisión parlamentaria.

El poder judicial actuaría normalmente con independencia política, asegurando de este modo que las leyes emitidas vayan acordes a la “Carta Magna” nacional y las normas legales establecidas o modificadas en el sistema político nacional. Estableciendo un esquema de blindaje a normas “delicadas” y uno para las normas más flexibles.

El Tribunal Supremo de Elecciones con su ya acostumbrada labor de fiscalizador de los procesos electorales, actuaría con la independencia que se le conoce, a favor de preservar el derecho de libre elección de los ciudadanos y además con una ardua labor constante por los llamados del parlamento a comicios, ya sea por referendos, elecciones de medios períodos o anticipadas dependiendo de una eventual estructura de control político incluido dentro de las modificaciones constitucionales.

Aunque pareciera un panorama díficil de dislumbrar en el corto período, no es descartable la posibilidad que ante tantos bloqueos políticos por parte de agrupaciones en la ya “Multipolar” Asamblea Legislativa, un nuevo sistema político le de un giro a estas acciones por parte de los partidos y se le pueda sacar un provecho real, esperando que de este modo las leyes sean:

  • Mejor estructuradas.
  • Presentadas con presupuestos más “realistas”.
  • Votadas en menor tiempo.

Lo que derivaría en avances más sustanciales en el tiempo que duren los gobiernos y sabiendo el partido que un gobierno con una imagen positiva, o una oposición con acciones objetivas y no tan de color político, significará mayores votos en el siguiente proceso electoral, esto quiere decir, más presencia parlamentaria para tener sumados respaldos ante leyes propias que se puedan ejecutar con amplia facilidad.

Esto solamente puede pasar si Costa Rica se decide a dar el paso tan necesaro para dejar atrás los temores a abandonar los vicios de la burocracia excesiva y a formalizar un esquema firme hacia el avance y la madurez que se merece este país.

Anuncios

Acerca de Bryan Acuña

Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de las Américas, especializado en la temática de Oriente Medio. Escritor de varios artículos de opinión para diferentes medios de prensa escrita nacional e internacional; entre ellos están el diario La Prensa Libre, El Mundo CR, El País CR, Cambio Político, La Nación (Costa Rica), Radio Jai (Argentina), Aurora Digital (Israel), Hatzad Hasheni (Israel), Por Israel (Israel), Diario El Exterior (España), además de tener una columna en Radio Sefarad (España)

Publicado el mayo 3, 2011 en Asamblea Legislativa, Comicios, Costa Rica, Democracia, Parlamento, Política Exterior, Presidenta, Sistema Político y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: