Movimientos de honor…

El camino que llevaron algunos hitos históricos en la política internacional costarricense, consigo cargaban el sello Arias marca registrada, ya que los mismos habrían sido planeados con intenciones de crear imagen internacional al país de peso, así como al mandatario Oscar Arias Sánchez, premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en la pacificación de Centroamérica en la era de los 80’s.

Cuando se encaminaba a entablarse relaciones con la China continental, el camino se vio lleno de desamores, engaños y falsas esperanzas, hacia nuestro anterior socio; Taiwán.

El 17 mayo de 2007 Costa Rica votó en contra de la posibilidad de incorporar a los taiwaneses al foro de la Organización Mundial de la Salud, aún así la cancillería indicó unos días después que dicha acción no pretendía modificar las relaciones que el país y Taiwán poseían desde hacía seis décadas.

Pero era casi profético lo que se veía venir; lo que se sospechaba y que posteriormente, sucedió, el 7 de junio de 2007, Costa Rica rompe relaciones diplomáticas con Taiwán y decide establecer un vínculo con la China Continental:

“Con esta decisión nos sumamos a los 168 estados miembros de las Naciones Unidas que han reconocido el principio de una sola China y que han reconocido diplomáticamente a la República Popular China” (BBC, Jueves, 7 de junio de 2007)

Movimiento político que buscaba tener un nuevo socio comercial, opción alterna a las relaciones existentes con nuestro principal aliado comercial; Estados Unidos.

De este modo, Costa Rica buscaba el protagonismo económico necesario para llevar adelante una política comercial expansiva, misma que hoy; cuatro años después va teniendo frutos, aunque colocando sobre la palestra moral un señalamiento. Costa Rica decide romper relaciones con Taiwán para ponerse en norma internacional con el reconocimiento de una sola China oficial, pero al mismo tiempo al entablar relaciones con el país continental muestra una ambigüedad de criterio, por la clara defensa de los derechos humanos que muestra siempre el país centroamericano en los foros internacionales, y donde China está entre los principales agresores a todo lo que encierran los derechos fundamentales del ser humano.

Este señalamiento que apareció en los cables internacionales extraídos por la agrupación Wikileaks, da a conocer como hasta cierto punto, las relaciones económicas mejorarían a partir de este movimiento, pero moralmente dejaban mal parado a Costa Rica y al Premio Nobel de la Paz, al ofrecer la imagen de Nación pro derechos humanos al mejor postor económicamente hablando.

Pero la crítica no se quedará solamente entre las Chinas, ya que otro movimiento político anterior quería que aseguraran a Costa Rica ante uno de los más importantes foros internacionales de Naciones Unidas; el Consejo de Seguridad, como miembro no permanente, plataforma política para decirle al mundo que las palabras de Costa Rica son tan importantes como las de las potencias y que en algún momento el país podría convertirse en una potencia emergente del continente americano.

Pero, ¿cómo lograr épica hazaña?

El 17 de agosto del año 2006 Costa Rica anuncia que realizaría el traslado de su embajada de la ciudad de Jerusalén en Israel, hacia Tel Aviv, argumentando el ex mandatario Arias:

“…enmendar un error histórico y estar acorde con las resoluciones de Naciones Unidas…” (GMT, 17 de junio de 2006)

De esta forma se comenzaba a realizar los movimientos necesarios para obtener la tan ansiada silla, se necesitaba tener simpatía de un pueblo que hace rato resentía las políticas costarricenses con respecto a Medio Oriente; los árabes, pero la gran movida del Nobel, le otorgó un estatus de privilegio ante los países árabes y musulmanes del mundo. El beneplácito chino lo obtuvieron con el acercamiento post Taiwán por lo que el 16 de octubre de 2007 en una votación aplastante y de trámite según la página de la ONU, Costa Rica reemplazaría a Perú en el Consejo durante dos años a partir de enero del 2008.

El jaque mate político internacional del gobierno de Oscar Arias Sánchez, lo dieron en febrero de 2008 cuando Costa Rica mostró su reconocimiento al Estado Palestino, lo que le ha otorgado mayores simpatías de los países árabes y “estatus de honor” al Estado costarricense, siguiendo la línea de “…donde va Vicente va la gente…”

Pero todo juega en el ambiente de la política exterior, para Costa Rica y Oscar Arias, jugó favorable, se obtuvieron nuevos socios comerciales de inmediato (China) y a posteriori (algunos países árabes), además de un acomodo político en foros internacionales importantes para obtener mayor protagonismo internacional.

Tristemente cabe destacar que pareciera que para Costa Rica ha quedado en segundo lugar el plano de los derechos humanos en China, porque sus relaciones con ellos son comerciales, y hasta un TLC están a punto de ratificar, por lo que la crítica tiene mucho peso, porque repercute hasta nuestros días.

En el caso de los árabes, Costa Rica sobrevive en la actualidad, a base de pura pose política que no muestra mayores avances ni a colaborar con el proceso de paz entre israelíes y palestinos donde más bien este se estanca por ratos y cae en un letargo peligroso.

Ni tampoco se muestra claramente posicionado de manera objetiva por el proceso revolucionario que viven naciones árabes en estos momentos; entre ellas Egipto que es su socio comercial, sino que las expresiones al respecto carecen de continuidad, viviendo de la renta de la imagen que quiso posicionar el ex presidente Arias en su afán de ser protagonista directo de temas delicados de política internacional, aunque no haya mucha pasta para aportar, sino solamente discursos.

Bryan Acuña Obando.

Relaciones Internacionales.

Anuncios

Acerca de Bryan Acuña

Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de las Américas, especializado en la temática de Oriente Medio. Escritor de varios artículos de opinión para diferentes medios de prensa escrita nacional e internacional; entre ellos están el diario La Prensa Libre, El Mundo CR, El País CR, Cambio Político, La Nación (Costa Rica), Radio Jai (Argentina), Aurora Digital (Israel), Hatzad Hasheni (Israel), Por Israel (Israel), Diario El Exterior (España), además de tener una columna en Radio Sefarad (España)

Publicado el marzo 5, 2011 en China, Costa Rica, DDHH, Derechos Humanos, Israel, Política Exterior, TLC y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: