Ortega un presidente No Alineado

El diario La Nación de Costa Rica el 22 de febrero del año en curso publicó una parte del discurso que el presidente nicaragüense Daniel Ortega expresó como parte de su solidaridad al líder Libio en la revolución interna que vive:

“Le trasmití la solidaridad del pueblo nicaragüense, a todo el pueblo libio, a él, la solidaridad de los sandinistas nicaragüenses, a él, al pueblo libio, y que teníamos la confianza de que se pueda resolver ese problema (…) que es una situación dura, difícil y Dios quiera que allí esa situación se pueda resolver, se pueda superar…”

El gobierno de los revolucionarios sandinistas a diferencia de muchos otros países del mundo, se han colocado una flor en el ojal apoyando las acciones que el autocráta y eterno líder libio ha realizado en contra de su propio pueblo, manteniendo una postura propia de las épocas de la Guerra Fría, donde la relación Ortega – Gadafi se vio estrechada según palabras de <span>Carlos Guadamuz, ex amigo personal de Daniel Ortega en una entrevista que le realizaron en mayo del 2001 en el diario La Prensa de Nicaragua, y donde este indica que parte de las estrechas relaciones entre el régimen libio de finales de los años 70’s y los sandinistas, cuando eran parte de los países  No Alineados y además que eran una parte importante del poderío ruso como hegemon de la época (http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2001/mayo/27/nacionales/nacionales-20010527-09.html)

Tanto libios como nicaragüenses se entrenaban en campos militares de la Organización para la Liberación de Palestina que a finales de los 70’s funcionaban dentro de territorio jordano, y hubo un aprovechamiento de la alianza de los soviéticos con los árabes, para que también se hilaran las relaciones con otros países aliados al régimen soviético, y que además veían en la revolución centroamericana una excelente ocasión para hacerse posicionar en alguno de los países del “patio trasero estadounidense” y desde acá intentar distraer cualquier acción contra los movimientos de sus enemigos en otras zonas del orbe.

Desde entonces el matrimonio Gadafi – Ortega ha gozado de altibajos, cuando los sandinistas perdieron las elecciones, tuvieron que pasar en un perfil más bajo que el mediático acostumbrado.

Cuando la Unión soviética se disolvió, prácticamente la relación estaba más distante, y parecía ser que el Ortega de este gobierno, era uno recargado de nuevos bríos, dejando atrás los viejos fantasmas de la época de la Cortina de Hierro y comenzando a formar un exitoso gobierno democrático, responsable que sacara a Nicaragua del bache económico y social que ha vivido durante años (muchos de los cuales en manos de los sandinistas).

Pero cuando emergen nuevos socialismos en América Latina, algo le hace tener un retroceso mental en sus posiciones políticas y le envalentonan en tomar decisiones que le remonta a sus viejas andanzas con los No Alineados, atacando al “Imperio”, haciendo alianzas económicas estratégicas para no depender de los terribles Yanquis (ALBA) y refrescando las relaciones con sus viejos amigos en Cuba, así como teniendo nuevos amores de verano en Venezuela, Bolivia, Ecuador y últimamente Irán.

Además que dichos envalentonamientos políticos le han permitido copiar modelos de revolución, y tomar el ejemplo Bolivariano de Venezuela, para buscar una modificación en la carta magna y perpetuarse en el poder, como también utilizar a sus vecinos en amenazas militares por territorios para exacerbar el alma nacionalista del nica y mostrarse a ellos como el Redentor casi al lado de la misma “Purísima”.

Es por esto que ell apoyo de Ortega al dictador libio, no nos debe sorprender demasiado, muchos menos cuando tienen un respaldo del presidente venezolano quien ha hablado maravillas del “Coronel Gadafi” y esto ha motivado a que Ortega sienta aquellos viejos sentimientos que le hacía suspirar el ser amigo de un sanguinario como Muammar al Gaddafi (que la historia se encargue de borrar su nombre).

Bryan Acuña.

Anuncios

Acerca de Bryan Acuña

Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de las Américas, especializado en la temática de Oriente Medio. Escritor de varios artículos de opinión para diferentes medios de prensa escrita nacional e internacional; entre ellos están el diario La Prensa Libre, El Mundo CR, El País CR, Cambio Político, La Nación (Costa Rica), Radio Jai (Argentina), Aurora Digital (Israel), Hatzad Hasheni (Israel), Por Israel (Israel), Diario El Exterior (España), además de tener una columna en Radio Sefarad (España)

Publicado el marzo 4, 2011 en Nicaragua, Terrorismo y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: