Archivos Mensuales: marzo 2011

En la esquina Rusa, de nuevo el fantasma soviético

La Unión Soviética y la Alemania Nazi firmaron el 23 de agosto de 1939 un pacto de “no agresión entre ellos”, el denominado acuerdo “Ribentropp-Molotov”, con el cual se repartirían zonas de Polonia y de Europa del Este, tratado que como sabemos con el paso de los días se quebrantó por una agresión alemana. Esto impidió que el matrimonio “nazi–soviético” fructificara.
Pero no es la primera vez que los gobernantes rusos se unen a totalitarismos para obtener su cuota de poder, durante el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, en lo que se denominó “Guerra Fría” los soviéticos eran famosos por el patrocinio de gobiernos totalitarios como el cubano, el nicaragüense, algunos países musulmanes, entre otros.

 
A pesar de ser quienes con mayor fuerza realizaron la propuesta para la partición del resto de la “Palestina Británica”, en las guerras entre árabes y judíos dieron apoyo militar a las agrupaciones islamistas y panarabistas que se enfrentaron a los hebreos. En estos recordemos el apoyo a los egipcios de Nasser, además de los liderazgos sirios, y jordanos de la época.

 
En la actualidad y luego de la crisis económica profunda que vivieron hasta finales de los años 80’s, y su integridad de potencia un poco desinflada, al retornar al camino del poder Rusia vuelve a sonreírle a los líderes despóticos, con un supuestos vínculo económicos, primeramente sus relaciones con el eterno líder venezolano Hugo Chávez Frías y su venta de armamento, además de la oferta de desarrollo nuclear en Venezuela con fines “pacíficos”.

 
Y es que el vínculo Moscú – Caracas se ha dado claramente por el descuido estadounidense en sus vínculos con los liderazgos de nuestro continente. Esto le ha abierto las puertas a otros socios chavistas; Ecuador, Cuba, Bolivia y Nicaragua, algunos ya viejos conocidos por los líderes rusos.
Hay que sumarle a esta relación la reconciliación de Rusia con países musulmanes como el caso de Siria e Irán con quienes comparten vínculos económicos y cierto apoyo en foros internacionales.

 
Rusia se ofreció como el portavoz de Europa en su crisis con Irán por los gaseoductos que han sido utilizados como medida de presión por parte de los persas ante la crítica europea por el desarrollo nuclear iraní.

 
También la oferta de equipo militar al liderazgo palestino en Cisjordania ha sido un tema de los socios rusos en el mundo.

 
Siria, Irán y Venezuela comparten relaciones de amistad y económicas, se declaran “enemigos del Imperio” y trasladan ciudadanos de Asia a América y viceversa a través de los aeropuertos de Damasco y de Caracas. Los tres son aliados de Rusia, que ha logrado seducir de mejor forma a estos países por la desazón causada por algunas actitudes estadounidenses alrededor del orbe.

 
Hoy Irán muestra al mundo su primer reactor de enriquecimiento de Uranio, pese a la presión internacional y con esto, da pasos agigantados hacia el desarrollo de armamento nuclear, que de seguir siendo tan fiel aliado ruso, podría devolverle a estos últimos un poder tan grande como el que ostentaban durante la Guerra Fría, nuevamente con las alianzas por conveniencia que siempre han desarrollado, sin importar que sus “compadres” sean Estados democráticos, con libertades plenas o despóticos.

 
Su título como uno de los cinco países más poderosos del mundo lo envalentonan aún más en esas aspiraciones de poder global.

Anuncios

Desayunando odio…

Los movimientos islamistas en Europa, en ciertas zonas de Estados Unidos, han aprovechado los eventos que se han desarrollado en los últimos tiempos de rechazo al Islam como religión.

Para los islamistas es más sencillo convertir cualquier ataque hacia sus acciones en un ataque contra el Islam. Se sirven obviamente de las derechas fundamentalistas europeas que con sus incendiarios discursos de odio, han convertido las migraciones de ciudadanos de religión musulmana en su nuevo temor; la Islamofobia es una realidad cuando esta se aplica salvajemente por parte de los racistas de siempre en contra de minorías musulmanas que creen les está despedazando el país con sus nuevas costumbres y religión.

A este elemento hay que sumarle la cantidad de fundamentalistas; oscurantistas y extremistas que desarrolla el pensamiento islámico de un modo torcido y lo enseñan a masas poco educadas que creen ciegamente en lo que los liderazgos islamistas les imparten.

La demografía musulmana en países europeos crece, lo demuestra la cantidad de mezquitas, de minaretes y de gente con vestimentas al estilo magrebí o árabe caminando por las calles principales de las metropolis europeas, y esto nuevamente ocasiona temores entre los pseudo nacionalistas de un continente cuya población se envejece y se ve refrescada por las migraciones de países con costumbres diferentes a las suyas, entre estas musulmanes.

Los actos que realizan los islamistas presentes en Europa; entre los que podemos nombrar llamado al establecimiento de la Sharia como norma en los países en que se establecen, asesinatos de honor contra mujeres, marchas a favor de guerras santas en los países que se encuentran, no involucramiento de sus comunidades con el resto de la sociedad y barreras idiomáticas (ejemplo algunos turcos en Alemania). Ha inyectado el odio de los extremistas pseudo nacionalistas europeos que se enardecen y atacan al Islam como un todo, y esto alimenta la posición islamista a favor de su causa, generando nuevos adeptos entre los musulmanes que vivieron hasta ese momento al margen de cualquier acto de violencia o de “islamización” de los lugares que les dieron acogida, o bien, donde han nacido, bajo una constitución occidental, pero motivados a aceptar solamente los dogmas fundamentalistas del Islam.

Tierra fértil son los musulmanes nacidos en Europa, motivados por las enseñanzas de los islamistas, son el caballo de Troya perfecto en el caso de una cruzada Islámica interna, con la excusa de los ataques contra su religión; que como ya dije en algunos casos se da.

Atraerán a muchos nuevos adeptos a la causa islamista para destruir el control “racista” occidental que les impone no construir minaretes, no utilizar el velo en instituciones públicas, declarar sin lugar la inclusión de la sharia en la normativa legal nacional, etc.

Sura 9:73. ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas, sé duro con ellos! Su refugio será la gehena. ¡Qué mal fin…!

Los que desean mantener un estatus de “armonía” en los países occidentales deben luchar en dos frentes, en el de los islamistas que reclutan nuevos soldados en su guerra para “dios” y el de los fundamentalistas y racistas que atacan a la religión de Mahoma y ayudan a alimentar el odio que los islamistas contagian en los musulmanes que por desconocimiento o defensa, se alían a este sistema que se nutre del odio de un lado y del otro, y que finalmente convierte las acciones en cruzadas modernas.

Movimientos de honor…

El camino que llevaron algunos hitos históricos en la política internacional costarricense, consigo cargaban el sello Arias marca registrada, ya que los mismos habrían sido planeados con intenciones de crear imagen internacional al país de peso, así como al mandatario Oscar Arias Sánchez, premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en la pacificación de Centroamérica en la era de los 80’s.

Cuando se encaminaba a entablarse relaciones con la China continental, el camino se vio lleno de desamores, engaños y falsas esperanzas, hacia nuestro anterior socio; Taiwán.

El 17 mayo de 2007 Costa Rica votó en contra de la posibilidad de incorporar a los taiwaneses al foro de la Organización Mundial de la Salud, aún así la cancillería indicó unos días después que dicha acción no pretendía modificar las relaciones que el país y Taiwán poseían desde hacía seis décadas.

Pero era casi profético lo que se veía venir; lo que se sospechaba y que posteriormente, sucedió, el 7 de junio de 2007, Costa Rica rompe relaciones diplomáticas con Taiwán y decide establecer un vínculo con la China Continental:

“Con esta decisión nos sumamos a los 168 estados miembros de las Naciones Unidas que han reconocido el principio de una sola China y que han reconocido diplomáticamente a la República Popular China” (BBC, Jueves, 7 de junio de 2007)

Movimiento político que buscaba tener un nuevo socio comercial, opción alterna a las relaciones existentes con nuestro principal aliado comercial; Estados Unidos.

De este modo, Costa Rica buscaba el protagonismo económico necesario para llevar adelante una política comercial expansiva, misma que hoy; cuatro años después va teniendo frutos, aunque colocando sobre la palestra moral un señalamiento. Costa Rica decide romper relaciones con Taiwán para ponerse en norma internacional con el reconocimiento de una sola China oficial, pero al mismo tiempo al entablar relaciones con el país continental muestra una ambigüedad de criterio, por la clara defensa de los derechos humanos que muestra siempre el país centroamericano en los foros internacionales, y donde China está entre los principales agresores a todo lo que encierran los derechos fundamentales del ser humano.

Este señalamiento que apareció en los cables internacionales extraídos por la agrupación Wikileaks, da a conocer como hasta cierto punto, las relaciones económicas mejorarían a partir de este movimiento, pero moralmente dejaban mal parado a Costa Rica y al Premio Nobel de la Paz, al ofrecer la imagen de Nación pro derechos humanos al mejor postor económicamente hablando.

Pero la crítica no se quedará solamente entre las Chinas, ya que otro movimiento político anterior quería que aseguraran a Costa Rica ante uno de los más importantes foros internacionales de Naciones Unidas; el Consejo de Seguridad, como miembro no permanente, plataforma política para decirle al mundo que las palabras de Costa Rica son tan importantes como las de las potencias y que en algún momento el país podría convertirse en una potencia emergente del continente americano.

Pero, ¿cómo lograr épica hazaña?

El 17 de agosto del año 2006 Costa Rica anuncia que realizaría el traslado de su embajada de la ciudad de Jerusalén en Israel, hacia Tel Aviv, argumentando el ex mandatario Arias:

“…enmendar un error histórico y estar acorde con las resoluciones de Naciones Unidas…” (GMT, 17 de junio de 2006)

De esta forma se comenzaba a realizar los movimientos necesarios para obtener la tan ansiada silla, se necesitaba tener simpatía de un pueblo que hace rato resentía las políticas costarricenses con respecto a Medio Oriente; los árabes, pero la gran movida del Nobel, le otorgó un estatus de privilegio ante los países árabes y musulmanes del mundo. El beneplácito chino lo obtuvieron con el acercamiento post Taiwán por lo que el 16 de octubre de 2007 en una votación aplastante y de trámite según la página de la ONU, Costa Rica reemplazaría a Perú en el Consejo durante dos años a partir de enero del 2008.

El jaque mate político internacional del gobierno de Oscar Arias Sánchez, lo dieron en febrero de 2008 cuando Costa Rica mostró su reconocimiento al Estado Palestino, lo que le ha otorgado mayores simpatías de los países árabes y “estatus de honor” al Estado costarricense, siguiendo la línea de “…donde va Vicente va la gente…”

Pero todo juega en el ambiente de la política exterior, para Costa Rica y Oscar Arias, jugó favorable, se obtuvieron nuevos socios comerciales de inmediato (China) y a posteriori (algunos países árabes), además de un acomodo político en foros internacionales importantes para obtener mayor protagonismo internacional.

Tristemente cabe destacar que pareciera que para Costa Rica ha quedado en segundo lugar el plano de los derechos humanos en China, porque sus relaciones con ellos son comerciales, y hasta un TLC están a punto de ratificar, por lo que la crítica tiene mucho peso, porque repercute hasta nuestros días.

En el caso de los árabes, Costa Rica sobrevive en la actualidad, a base de pura pose política que no muestra mayores avances ni a colaborar con el proceso de paz entre israelíes y palestinos donde más bien este se estanca por ratos y cae en un letargo peligroso.

Ni tampoco se muestra claramente posicionado de manera objetiva por el proceso revolucionario que viven naciones árabes en estos momentos; entre ellas Egipto que es su socio comercial, sino que las expresiones al respecto carecen de continuidad, viviendo de la renta de la imagen que quiso posicionar el ex presidente Arias en su afán de ser protagonista directo de temas delicados de política internacional, aunque no haya mucha pasta para aportar, sino solamente discursos.

Bryan Acuña Obando.

Relaciones Internacionales.

Ortega un presidente No Alineado

El diario La Nación de Costa Rica el 22 de febrero del año en curso publicó una parte del discurso que el presidente nicaragüense Daniel Ortega expresó como parte de su solidaridad al líder Libio en la revolución interna que vive:

“Le trasmití la solidaridad del pueblo nicaragüense, a todo el pueblo libio, a él, la solidaridad de los sandinistas nicaragüenses, a él, al pueblo libio, y que teníamos la confianza de que se pueda resolver ese problema (…) que es una situación dura, difícil y Dios quiera que allí esa situación se pueda resolver, se pueda superar…”

El gobierno de los revolucionarios sandinistas a diferencia de muchos otros países del mundo, se han colocado una flor en el ojal apoyando las acciones que el autocráta y eterno líder libio ha realizado en contra de su propio pueblo, manteniendo una postura propia de las épocas de la Guerra Fría, donde la relación Ortega – Gadafi se vio estrechada según palabras de <span>Carlos Guadamuz, ex amigo personal de Daniel Ortega en una entrevista que le realizaron en mayo del 2001 en el diario La Prensa de Nicaragua, y donde este indica que parte de las estrechas relaciones entre el régimen libio de finales de los años 70’s y los sandinistas, cuando eran parte de los países  No Alineados y además que eran una parte importante del poderío ruso como hegemon de la época (http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2001/mayo/27/nacionales/nacionales-20010527-09.html)

Tanto libios como nicaragüenses se entrenaban en campos militares de la Organización para la Liberación de Palestina que a finales de los 70’s funcionaban dentro de territorio jordano, y hubo un aprovechamiento de la alianza de los soviéticos con los árabes, para que también se hilaran las relaciones con otros países aliados al régimen soviético, y que además veían en la revolución centroamericana una excelente ocasión para hacerse posicionar en alguno de los países del “patio trasero estadounidense” y desde acá intentar distraer cualquier acción contra los movimientos de sus enemigos en otras zonas del orbe.

Desde entonces el matrimonio Gadafi – Ortega ha gozado de altibajos, cuando los sandinistas perdieron las elecciones, tuvieron que pasar en un perfil más bajo que el mediático acostumbrado.

Cuando la Unión soviética se disolvió, prácticamente la relación estaba más distante, y parecía ser que el Ortega de este gobierno, era uno recargado de nuevos bríos, dejando atrás los viejos fantasmas de la época de la Cortina de Hierro y comenzando a formar un exitoso gobierno democrático, responsable que sacara a Nicaragua del bache económico y social que ha vivido durante años (muchos de los cuales en manos de los sandinistas).

Pero cuando emergen nuevos socialismos en América Latina, algo le hace tener un retroceso mental en sus posiciones políticas y le envalentonan en tomar decisiones que le remonta a sus viejas andanzas con los No Alineados, atacando al “Imperio”, haciendo alianzas económicas estratégicas para no depender de los terribles Yanquis (ALBA) y refrescando las relaciones con sus viejos amigos en Cuba, así como teniendo nuevos amores de verano en Venezuela, Bolivia, Ecuador y últimamente Irán.

Además que dichos envalentonamientos políticos le han permitido copiar modelos de revolución, y tomar el ejemplo Bolivariano de Venezuela, para buscar una modificación en la carta magna y perpetuarse en el poder, como también utilizar a sus vecinos en amenazas militares por territorios para exacerbar el alma nacionalista del nica y mostrarse a ellos como el Redentor casi al lado de la misma “Purísima”.

Es por esto que ell apoyo de Ortega al dictador libio, no nos debe sorprender demasiado, muchos menos cuando tienen un respaldo del presidente venezolano quien ha hablado maravillas del “Coronel Gadafi” y esto ha motivado a que Ortega sienta aquellos viejos sentimientos que le hacía suspirar el ser amigo de un sanguinario como Muammar al Gaddafi (que la historia se encargue de borrar su nombre).

Bryan Acuña.

La verdad os hará libres??

En su nuevo libro “Jesús de Nazareth”, el actual Papa Benedicto XVI indica:

“¿Cómo habría podido todo el pueblo (judío) estar presente en ese momento para pedir la muerte de Jesús?”

Continuando con la línea de pensamiento de Juan Pablo II (aunque talvez menos carismático), Joseph Ratzinger mantiene la posición de desvincular a la totalidad del pueblo judío de la acusación salvaje de haber sido los culpables del asesinato de dios; juicio por el cual durante siglos se justificaron pogroms, expulsiones y genocidios en contra del pueblo judío. Y el concepto de deicidio es tan aberrante que le restaría la Omnipotencia a Dios dando a pensar que ciertamente alguien puede asesinarle, un concepto del todo ajeno a los conceptos monoteístas y más cercano a los pensamientos politeístas acerca de la concepción y naturaleza de los seres divinos.

El mensaje redentorista de “Jesús Hijo de José (Yeshúa Ben Yosef)” poseía dentro de sí un destino de sacrificio, acreditándolo como el Cordero de Dios enviado a quitar la transgresión del mundo, desde la interpretación teológica realizada por sus seguidores (contemporáneos y póstumos), dando el mismo valor de su sangre a la que fue vertida sobre los dinteles de las casas del pueblo hebreo la noche anterior a su salida de Egipto y que evitó el genocidio de sus primogénitos, cuando el Ángel de Dios pasó en Egipto aplicando el juicio divino. Hasta acá la referencia religiosa.

La tergiversada creencia de los judíos acabando con la vida de dios mismo, resta el poder que Roma poseía sobre las tierras administradas en el siglo I de la Era Común, y además le quita peso a la posición de los creyentes que el sacrificio voluntario para redención era necesario, queriendo señalar que talvez habría existido otra posibilidad lejana a la de un siervo sufriente, algo un poco improvisado para alguien cuyo plan estaba marcado desde la caída en el Jardín del Edén.

“…Aunque las autoridades de los judíos con sus seguidores reclamaron la muerte de Cristo, sin embargo, lo que en su Pasión se hizo, no puede ser imputado ni indistintamente a todos los judíos que entonces vivían, ni a los judíos de hoy…” (Declaración Nostra Aetate, Año 1965).

Las palabras de hoy de Benedicto XVI hacen eco de las palabras contenidas en la declaratoria papal de Nostra Aetate donde también se indica que el judaismo actual no podría ser acusado de haber asesinado al hijo de Dios, ni siquiera al judaísmo de la época, por lo tanto no se les puede declarar malditos o reprobados delante del Creador. No considero que el judaísmo actual se desvele mucho pensando en que la cristiandad les ha “absuelto” de la culpa de haber asesinado al “Cristo”, lo que sí es sumamente delicado es la justificación terrible que esto significó para que el judío fuera tachado de escoria humana, para que en los rezos del viernes santo se pida por las almas de los “pérfidos” judíos, y para que esta población fuera confinada a ghettos en muchos lugares de Europa y también para ser parte de una lista de acusaciones que motivaran la “Solución Final” durante la II Guerra Mundial. Pero la teología del repudio hacia el pueblo judío no solamente fue práctica de la iglesia católica romana.

Los protestantes tuvieron su parte, entre los cuales podemos destacar la figura del judeofóbo Martín Lutero que incitaba a sus seguidores a quemar las sinagogas y destruir copias del Talmud, en una actitud lejos del amor que enseña el cristianismo de la actualidad. Pareciera un chiste de mal gusto a estas alturas de la historia, se crea que es un gran acto de justicia a favor de los judíos el anular la sentencia que pesó sobre ellos durante siglos, lo que solamente enfriará la posición judeofóbica doctrinal de la iglesia, o podría también distanciar posiciones entre protestantes y católicos, sosteniendo que Ratzinger no es autoridad en el protestantismo, y que la condena continúa en pie porque es un “juicio divino”. La otra opción potencial es que quienes se han alejado de la iglesia y se han acercado al “ateísmo”, se sientan mayormente motivados a justificar esta “inestabilidad” doctrinal y se conviertan en judeofóbos ateos; de los cuales ahora se cuentan por miles. En cualquiera de los casos, la verdad intenta hacernos libres, pero cuánto tiempo vivieron los judíos en ghettos físicos y morales por la interpretación de esta verdad.